Total: 9425

0178:1 Mambrú (á)            (ficha nº: 1)

Versión de Navafría (ay. Navafría, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Aurora Torres Cervel (88a). Recogida por Koldo Biguri, Beatriz Mariscal, José Ramón Prieto, Mª José Querejeta y Teresa Yagüe, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.7-7.1/A-12 y 13). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 262.  016 hemist.  Música registrada.

     Mambrú se fue a la guerra,    no sé cuando vendrá,
  2   si vendrá para la Pascua    o para la Trinidad.
     Mambrú se fue a la guerra,    qué noticias traerá.
  4   Las noticias que trae    son de hacer llorar:
     Fernando ya se ha mué-,    le llevan a enterrar,
  6   con capa `e tercipé-,    con caja de cristal.
     En medio de la tum-    un pajarito va
  8   cantando el pío pi-,    cantando el pío pa.

Notas: Los dos primeros versos los dice al final. Se repite cada verso y después se canta el estribillo. A cabalgar, a cabalgar, / a curé, curé, curé, / a curesita sin apetito, / a curé, a curé, a curé, / a curesita así no pue ser.

Go Back
0178:2 Mambrú (á)            (ficha nº: 2)

Versión de Santa Marta del Cerro (ay. Santa Marta del Cerro, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Mauricia Burgos (79a). Recogida por Koldo Biguri, Olimpia Martínez, Sandra Robertson y Ana Valenciano, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 3.4-7.2/A-08). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  006 hemist.  Música registrada.

     Mambrú se fue a la guerra,
     Mire usted, mire usted, qué guerra    no sé cuándo vendrá,
  2   si vendrá pa la Pascua
     mire usted, mire usted, qué pasa    o pa la Trinidad.
     La Trinidad se pasa,    Mambrú no viene ya.

Nota: Los hemistiquios impares se repiten, intercalando el estribillo que rima con ellos. Los pares también se repiten intercalando el estribillo fijo: do-re-mi, do-re-fa.

Go Back
0178:3 Mambrú (á)            (ficha nº: 3)

Versión de Otero de Herreros (ay. Otero de Herreros, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Agapita Calle (62a). Recogida por Raquel Calvo, Javier Ormazábal, Dolores Sanz, Blanca Urgell y Ana Valenciano, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.7-7.1/B-05). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 263.  014 hemist.  Música registrada.

     Mambrul se fue a la guerra,
     mire usted, mire usted, qué pena    no sé cuándo vendrá.
  2   Si vendrá pa la Pascua
     mire usted, mire usted, qué lata    o pa la Trinidad.
     La Trinidad se acaba
     mire usted, mire usted, qué lata    y Mambrul no viene ya.
  4   Me he subido a la torre
     mire usted, mire usted, qué corre    por ver si viene ya;
     se ve venir un paje,
     mire usted, mire usted, qué traje    ¿qué noticias traerá?
  6   Que Mambrul ya se ha muerto,
     mire usted, mire usted, qué tuerto,    le llevan a enterrar,
     con cuatro monaguillos,
     mire usted, mire usted, qué pillos    el cura y el sacristán.

Notas: Los hemistiquios impares se repiten intercalando el estribillo que rima con ellos. Los hemistiquios pares también se repiten intercalando el estribillo fijo: do-re-mi, do-re-fa.

Go Back
0178:4 Mambrú (á)            (ficha nº: 4)

Versión de Sigueruelo (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Sigueruelo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Sagrario Martín Mayoral (62a). Recogida por José Antonio Blanco, Mª José Querejeta, Dolores Sanz y Ana Valenciano, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.3-7.2/A-18). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 261.  006 hemist.  Música registrada.

     Mambrú se fue a la guerra,    no sé cuando vendrá,
  2   si vendrá para la Pascua    o para la Trinidad.
     La Trinidad se pasa    y Mambrú no viene ya.

Nota: Tiene estribillo: b) carabirurí, carabirurá.

Go Back
0178:5 Mambrú (á)            (ficha nº: 5)

Versión de Anaya (ay. Anaya, p.j. Segovia, ant. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Filomena Alonso (67a). Recogida por Pilar Aragón, Raquel Calvo, Mª Teresa Cillanueva y Dolores Sanz, 06/04/1983 (Archivo: ASOR; Colec.: Anexo SEGOVIA 83; cinta: Seg.6-4.1/A-12). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 264.  004 hemist.  Música registrada.

     Mambrú se fue a la guerra,
     ¡Viva el amor!,    no sé cuando vendrá.
     ¡Viva la rosa en su rosal!
  2   Si vendrá pa la Pascua,
     ¡Viva el amor!,    vendrá pa Navidad.
     ¡Viva la rosa en su rosal!
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Nota de la informante: Es una canción de corro y en los estribillos había que aplaudir y dar una vuelta.Tiene estribillo: a) viva el amor; b) viva la rosa en su rosal.

Go Back
0178:6 Mambrú (á)            (ficha nº: 6)

Versión de Laguna de Contreras (ay. Laguna de Contreras, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Gregoria Pérez (65a). Recogida por Olimpia Martínez, José Ramón Prieto, Sandra Robertson y Flor Salazar, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 3.3-7.1/B-07). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 261-262.  025 hemist.  Música registrada.

     Mambrú se fue a la guerra,
     mire usted, mire usted qué guerra    no sé cuándo vendrá,
  2   si vendrá pa la Pascua,
     mire usted, mire usted qué pasa    o pa la Trinidad.
     La Trinidad se pasa,    Mambrú no viene ya.
  4   Por allí viene un paje,
     mire usted, mire usted qué traje    ¿qué noticias traerá?
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    Le fueron a preguntar.
  6   --Mambrú ya se ha muerto,
     mire usted, mire usted qué muerto    le llevan a enterrar.
     La caja ere de pino,
     mire usted, mire usted qué pino    la tapa es de cristal,
  8   y en medio de las dos tapas,
     mire usted, mire usted qué tapa    tres tortolitas van
     cantando el pío, pío,    cantando el pío, pío,
  10   cantando el pío, pío,    cantando el pío, pa.

Nota: Los hemistiquios impares se repiten intercalando el estribillo que rima con ellos. Los hemistiquios pares también se repiten, intercalando el estribillo fijo: To-re-mi, to-re-ma.

Go Back
0178:7 Mambrú (á)            (ficha nº: 7)

Versión de San Ildefonso o La Granja (ay. San Ildefonso o La Granja, ant. San Ildefonso, p.j. Segovia, ant. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Teodora Bareno Lledo (81a). Recogida por Juana Agüero, Diego Catalán, Jon Juaristi, Beatriz Mariscal, Francisco Mendoza Díaz-Maroto y Ana Valenciano, 05/07/1980 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta NORTE 80; cinta: 1,2.5-7.1/A-11). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 262-263.  012 hemist.  Música registrada.

     Mambrú se fue a la guerra,
     Mire usted, mire usted, qué pena    no sé cuándo vendrá;
  2   que venga pa la Pascua,
     Mire usted, mire usted, qué guasa    o pa la Trinidad.
     Por allí viene un paje,
     Mire usted, mire usted, qué traje    ¿qué noticias traerá?
  4   --Las noticias que traigo:
     Mire usted, mire usted, qué caigo    Mambrú se ha muerto ya.
     Encima de la caja
     Mire usted, mire usted, qué guasa    tres pajaritos van
  6   cantando el pío, pío,    cantando el pío, pan.

Nota: Los hemistiquios se repiten intercalando el estribillo que rima con ellos. Los hemistiquios pares también se repiten intercalando el estribillo fijo: Do, re, mi, do re, fa.

Go Back
0173:1 Santa Irene (8+8 á-a)            (ficha nº: 8)

Versión de Carrascal del Río (ay. Carrascal del Río, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por María del Carmen (59a). Recogida por Diego Catalán, 12/08/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Anexo SEGOVIA 82; cinta: Diego.12-8.1/B-05). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 88-89.  049 hemist.  Música registrada.

     En casa del rey mi(s) padre(s)    un traidor pidió posada
  2   mis padres, como eran nobles,    al momento se la daban.
     --De las tres hijas que tiene,    me ha de dar la más salada.
  4   --Eso sí que no, señor,    mi hija no es para casada.--
     El traidor, que ha oído esto,    ha tratado de sacarla;
  6   no la ha sacado por puerta    ni tampoco por ventana,
     la ha sacado po`l balcón    ayudá de la criada.
  8   Han andando siete [ocho] leguas,    el traidor la ha preguntaba:
     --Dime, niña querida,    dime, niña del alma,
  10                                     ¿cómo en casa de tus padres te llaman?
     --En casa de mis padres    Elenita me llamaban,
  12   y ahora, aquí, por estos montes,    Elena la desgraciada.--
     El traidor, que ha oído esto,
  14   la ha agarrado la cabeza,    de altas peñas la tiraba.
     De su cuerpo hizo una ermita    tan linda y tan dibujada,
  16   y de sus cabellos rubios    tejas para retejarla.
     A eso de los ocho años    el traidor por allí pasaba.
  18   --Pastorcita, pastorcita,    que tu rebaño te guardas,
     ¿de quién es esa ermita    tan linda y tan dibujada?
  20   --La ermita es de Santa Elena,    que en el monte fue estrozada.
     --Pues si es de Santa Elena,    entraré yo a visitarla.
  22   --Perdonadme, Santa Elena,    que yo fui vuestro traidor.
     --No te perdonamos, no,    que Dios del cielo lo sabe,
  24   que te tendrás que poner    en el altar de candelero.
     Mi palabra ya está dicha    y el candelero luciendo.

Nota: El colector anota en apuntes de campo que esta recitadora inventa mucho.

Go Back
0173:2 Santa Irene (8+8 á-a)            (ficha nº: 9)

Versión de Chañe (ay. Chañe, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Basilisa Muñoz Sastre. Recogida por J. Antonio Cid, Jon Juaristi, Blanca Urgell y Teresa Yagüe, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.3-7.1/B-22 y 2/A-01). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 89-90.  032 hemist.  Música registrada.

     En la casa de mis padres    un hombre pide posada,
  2   mis padres, como eran buenos,    a to el mundo se la daban.
     De las tres hijas que tiene,    le pide la más mediana,
  4   y mi padre le contesta:    --No las tengo pa casadas,
     que las voy a meter monjas    del convento `e Santa Clara.--
  6   Y el traidor que ha oído esto,    ha intentado de robarla;
     no la saca por la puerta,    tampoco por la ventana,
  8   la saca por el balcón    como a una triste criada.
     Andaron las siete leguas,    el traidor no ha dicho nada
  10   y, al andar las ocho leguas,    el traidor la preguntaba:
     --¿Cómo te llamas tú, niña,    cómo te llamas tú, blanca?
  12   --En la casa de mis padres,    Irene la más amada,
     y por estos montes montinos,    Irene la desgraciada.--
  14   El traidor, que ha oído esto,    ha intentado de matarla;
     de ella se formó un ermita    tan blanca y tan dibujada,
  16   de los huesos de sus piernas    han servido para . . . . . . . . .

Go Back
0173:3 Santa Irene (6+6 á-a+ó.)            (ficha nº: 10)

Versión de Tejares (ay. Fuentesoto, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Felisa Andrés (69a). Recogida por Vanda Anastácio, José Antonio Blanco, Mª Teresa Cillanueva y Pere Ferré, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.10-7.1/A-04). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 90.  029 hemist.  Música registrada.

     Estando bordando    corbatas de holanda
  2   pasó un caballero    pidiendo posada.
     --Si mis padres quieren,    yo sí se la daba.--
  4   Se pusieron a comer    en el cuarto de la cama;
     cubiertos de oro,    cuchillos de plata.
  6   Se pusieron a dormir    en el cuarto de la sala;
     sábanas de seda,    almohadones de holanda.
  8   A la medianoche    el señor se levantó
     y, de las tres hermanas,    a Elena cogió.
  10   Y en mitad de un camino    la preguntó:
     --¿Cómo te llamas, niña?
  12   --En mi casa, Elena,    y aquí, desgraciada.--
     Sacó un puñal    y allí la mató.
  14   Donde Elena estaba    un rosal floreció;
     tiré de una rosa    y Elena salió.

Go Back
0173:4 Santa Irene (6+6 á-a+ó)            (ficha nº: 11)

Versión de Navafría (ay. Navafría, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Aurora Torres Cervel (88a). Recogida por Koldo Biguri, Beatriz Mariscal, José Ramón Prieto, Mª José Querejeta y Teresa Yagüe, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.7-7.1/A-08). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 91.  027 hemist.  Música registrada.

     Estaba una niña    bordando corbatas
  2   con tijeras de oro    y dedal de plata.
     Pasó un caballero    pidiendo posada.
  4   --Si mis padres quieren,    yo de buena gana.--
     Vinieron sus padres,    le dieron posada,
  6   y a la medianoche    que se levantaba
     y a la más bonita    se la llevaba;
  8   se la llevó al cerro    y la preguntaba:
     --Dime, cariñito,    ¿cómo tú te llamas¿
  10   --En mi casa, Elena,    y aquí, desgraciada.--
     [Sacó un puñal]    y allí la mató.
  12   Y a los nueve meses    por allí pasó.
     --¿De quién es esa ermita?    --triste preguntó--
  14   --Es de Santa Elena    que aquí se murió.

Go Back
0173:5 Santa Irene (6+6 á-a+ó)            (ficha nº: 12)

Versión de Casla (ay. Casla, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Estrella Cristóbal (63a). Recogida por José Antonio Blanco, Mª José Querejeta, Dolores Sanz y Ana Valenciano, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.3-7.2/B-05 y 08). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 90-91.  032 hemist.  Música registrada.

     Estando tres niñas    bordando corbatas
  2   con agujas de oro,    dedales de plata,
     pasó un caballero    pidiendo posada.
  4   --Si mi padre quiere    yo de buena gana.--
     Le puso la mesa    en el medio ` la sala,
  6   con cuchillos de oro,    cubiertos de plata.
     Le puso la cama    en el cuarto ` la sala,
  8   con sábanas de hilo    y colchas de holanda.
     A la medianoche    ya se levantó
  10   y de las tres niñas    a Elena cogió.
     La montó en el caballo    y se la llevó,
  12   y a mitá `el camino    y la preguntó:
     --Dime, niña hemosa,    ¿cómo [tú] te llamas?
  14   --En mi casa, Elena,    y aquí, desgraciada.--
     Fue y sacó un cuchillo    y allí la mató,
  16   allí hizo un hoyito    y allí la enterró.
    
(Al final alguien pregunta por el hoyito donde estaba enterrada la niña.)

Variantes: 1a Habiendo t. n.; 2a con anillos de o.

Go Back
0173:6 Santa Irene (6+6 á-a)            (ficha nº: 13)

Versión de Cañicosa (ay. Matabuena, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Josefa Merino (70a). Recogida por Koldo Biguri, Beatriz Mariscal, José Ramón Prieto, Mª José Querejeta y Teresa Yagüe, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.7-7.2/B-13). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  017 hemist.  Música registrada.

     Estaba una niña    bordando corbatas,
  2   con dedal de oro,    tijeras de plata,
     ha pasao un caballero    pidiendo posada.
  4   --Si mi padre quiere,    yo de buena gana.--
     Le hizo la cama    en el cuarto ` la sala;
  6   sábanas de lienzo    colchones de Holanda.
     Al otro día    bien de mañana,
  8   se la llevó    y la preguntó
     . . . . . . . . . . . .    --¿Cómo te llamas?
     --En mi casa, Elena,    y aquí, desgraciada.

Nota -9a dicho por el encuestador. La recitadora es natural de Extremadura.

Go Back
0173:7 Santa Irene (6+6 á-a+ó.)            (ficha nº: 14)

Versión de Zarzuela del Pinar (ay. Zarzuela del Pinar, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por María Criado (77a) y Lucía Callejo (35a). Recogida en Sanchonuño por Gabriel Fraile, Dolores Sanz, Maximiano Trapero y Blanca Urgell, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.10-7.3/B-03). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 92.  021 hemist.  Música registrada.

     Estaba Elena    bordando corbatas
  2   con agujas de oro,    dedales de plata.
     Pasó un caballero    pidiendo posada.
  4   --Si mi madre quiere,    yo de buena gana.--
     Sus padres quisieron,    le dieron posada.
  6   En un rinconcito    . . . . . . . . . . . .
     A la medianoche    se levantó,
  8   de las tres hermanas    a Elena cogió;
     la montó en caballo    y se la llevó.
  10   --Dime, niña hermosa,    di(me) cómo te llamas.
     --En mi casa, Elena,    y aquí, (una) desgraciada.

Variantes: 7a A la media hora; 8a: d. l. dos h.
Nota: 2a de oro tomado de notas de campo.

Go Back
0087:1 Gaiferos y Galván (á)            (ficha nº: 15)

Versión de Urueñas (ay. Urueñas, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Matea Carretero "Mateílla" (79a). Recogida por José Antonio Blanco, Mª Teresa Cillanueva, Pere Ferré y Vanda Anastácio, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.10-7.3/A-03). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 17-18.  118 hemist.  Música registrada.

     Estando la condesina    en su palacio real,
  2   con peine de oro en la mano    para a su hijo peinar:
     --Dios te encreciente, mi niño,    Dios te dé de a encrecentar,
  4   que la muerte de tu padre    tú la vayas a vengar;
     porque a traición le mataron    para con otro casar,
  6   viniendo de romería,    de San Juan de Letrán.--
     Estando en estas palabras,    llegó el moro de cazar.
  8   --¿Qué dice tu boca negra,    o qué te pones a hablar?
     Que por eso que has hablado    el niño lo ha de pasar mal.--
  10   Ha mandado a dos criados,    que al rey le comían pan.
     --Y si matáis a ese niño    a las montes de Alguilar,
  12   y por señas me traéis    el su corazón leal,
     y de su mano derecha    también el dedo pulgar.--
  14   Iba una perra con ellos,    a donde iban a cazar.
     --Mataremos a la perra,    que Dios nos la trajo acá;
  16   le cortaremos un dedo,    por eso no morirá,
     le dejaremos aquí,    Cristo le consolará.--
  18   Pasó por allí su tío,    que venía de cazar.
     --¿Quién te trajo aquí, mi sobrino,    a los montes de Aguilar?
  20   --Criados del moro perro,    que me venían a matar.--
     Ya le coge entre sus brazos,    ya le monta en su ruán.
  22   Al cabo de los siete años,    el niño comenzó a hablar.
     --¿Tú qué tienes, mi sobrino,    tú qué tienes o estás mal?.
  24   Hízote mal el mi vino,    o te hizo mal mi pan.
     O es alguna doncella,    que no puedes alcanzar.
  26   --Ni me hizo mal vuestro vino,    ni tampoco vuestro pan,
     es la muerte de mi padre,    que la quiero ir a vengar.
  28   --Eres niño muy pequeño    para las armas jalar.--
     El niño, que esto oyó,    al suelo fue desmayar.
  30   --Arriba, garzón, arriba,    no vayas a desmayar;
     mis armas y mi fusil    estarán a tu mandar,
  32   mi cuerpecito, anque viejo,    para el tuyo acompañar.
     --Aunque soy niño pequeño,    me sobra la habilidad.--
  34   Dejaron ropa de seda,    vistiéronse de sayal,
     de día anduvieron montes,    de noche camino real.
  36   y a la puerta `la condesa    van a pedir caridad.
     --Váyanse los romericos    al hospital de San Juan,
  38   que el moro me ha prohibido,    esta vez y muchas más,
     que a romeros de otra tierra    no les diera caridad.
  40   --No lo querrá Dios del Cielo,    ni la Virgen del Pilar,
     caballeros de alta sangre    al mesón vayan a cenar.
  42   --Daréles pan por dinero    y vino por caridad.--
     Estando en estas razones,    llegó el moro de cazar.
  44   --Ya te he dicho, condesita,    esta vez y muchas más,
     que a romeros d`otra tierra    no les dieras caridad.
  46   que a todos romeros mato,    y a romerillos matar.--
     Los dientes de la condesa    por el suelo van a rodar.
  48   El niño, de que esto vio,    al punto se sube allá,
     de la primer puñalada,    al conde le here muy mal.
  50   La condesita asustada
     --Váyanse, los romeritos,    váyanse a por allá.
  52   Solita en mundo estoy ya
     porque un hijo que tuvo    murió en monte de Aguilar,
  54   y su corazón le tengo    en un frasco . . . . . . . . .
     Y de su mano derecha,    [también] el dedo pulgar.
  56   --El corazón que tenéis,    de la perra es de Galván,
     y el dedo que conserváis,    aquí le veréis faltar.--
  58   La condesa cuan` esto vio,    al punto se sube allá,
     y al niño no le dejaba,    no le dejaba de abrazar.
  60   Y de alegría, y alegría,    no dejaba de llorar.

Variante de otros vecinos: 54b e. u. cofre; e. u. cofrecito.

Go Back
0204:1 La pedigüeña (cuartetas)            (ficha nº: 16)

Versión de Villaseca (ay. Sepúlveda, ant. Villaseca, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Julia Antona San. Documentada en o antes de 1909. (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 499-500.  052 hemist.  Música registrada.

     Un francés vino de Francia    en busca de una mujer;
  2   se encontró con una niña    que le supo responder.
     --Si te vinieras conmigo    por el espacio de un año
  4   te vistiera y te calzara    y te regalara un sayo.
     --Ni por un sayo ni dos,    ni tampoco por un año,
  6   que soy niña jovencita    y reconozco mi daño.
     Caballero, si usted quiere    de mi hermosura gozare,
  8   todo cuanto yo le pida    me lo tiene usted que dare.
     Lo primero es una casa    que valga tres mil doblones,
  10   en las orillas del mar    con ventanas y balcones.
     La cama donde yo duerma    ha de ser toda de oro,
  12   con las sábanas de holanda    para darme gusto en todo.
     Desde mi casa a la iglesia    ha de poner un tablado,
  14   para cuando vaya a misa    no se me manche el calzado.
     Desde mi casa a la iglesia    lo tienen de embaldosar,
  16   para cuando vaya a misa    no poderme tropezar.
     Desde mi casa a la iglesia    ha de poner una parra,
  18   para cuando vaya a misa    no me dé el sol en la cara.
     Desde mi casa a la iglesia    ha de poner un peral
  20   para cuando vaya a misa    comer peritas con pan.
     A la puerta de la iglesia    ha de poner dos leones,
  22   para cuando vaya a misa    que me respeten los hombres.
     Un coche con cuatro mulas    también será menester,
  24   que soy pequeñita y fuerte    y no puedo andar a pie.
     --¡Quédate con Dios, masdama,    que mañana volveré,
  26   que es mucho lo que me pides    y busca quién te lo dé!--

Notas: Lo aprendió de su abuela Elena Bravo. Se repite cada verso.

Go Back
0204:2 La pedigüeña (cuartetas)            (ficha nº: 17)

Versión de Sigueruelo (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Sigueruelo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Gabriela Moreno (64a). Recogida por Diego Catalán, 00/08/1947 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 498-499.  044 hemist.  Música registrada.

     Estando en el mar pescando    un anillo se cayó,
  2   como era anillo de niña,    la pesca se alborotó.
     --Señorita, señorita,    con usted casaré yo,
  4   la hermosura que usted tiene    de ella gozaré yo.
     --Caballero, si usted gusta    de mi hermosura gozar,
  6   todo cuanto yo le pida    me lo tiene usted que dar.
     Lo primero una casa    que le cuesta diez millones,
  8   con ventanas y balcones    que vayan a dar al mar.
     Lo segundo unos zapatos    con el tacón que levante,
  10   que soy chiquita y no alcanzo    a los brazos de mi amante.
     Desde mi casa a la iglesia    ha de plantar una parra,
  12   para cuando vaya a misa    no me dé el sol en la cara.
     Desde mi casa a la iglesia    lo tiene que embaldosar,
  14   para cuando vaya a misa    no me pueda resbalar.
     La alcoba donde yo duerma    ha de estar forrada en oro
  16   y las baldosas de plata    para darme gusto en todo.
     La cama donde yo duerma    ha de tener diez colchones
  18   con las sábanas de holanda,    de seda los almohadones.
     Un coche con doce mulas    también es de menester,
  20   que soy chiquita y gordita    y no puedo andar de a pie.
     --Quede usted con Dios, señora,    adiós, hasta otra vez,
  22   todo cuanto usted me pida    no se lo puedo yo hacer.--

Nota: En los diversos romances que canta Gabriala en una sola entrevista, se le atribuye 54, 64, y 68 años. Opto por uno, un tanto al azar.

Go Back
0204:3 La pedigüeña (cuartetas)            (ficha nº: 18)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por una niña. Recogida por María Goyri y Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  044 hemist.  Música registrada.

     Un francés vino de Francia    en busca de una mujer;
  2   se encontró con una niña    que le supo responder.
     --Niña, si quieres venirte    por el espacio de un año,
  4   te vestiré y calzaré    y te regalaré un sayo.
     --Ni por un año ni dos,    ni tampoco por un sayo,
  6   que aunque soy rechiquitita    bien reconozco mi daño.
     Caballero, si usted gusta    de mi hermosura gozar,
  8   todo lo que yo le pido    me lo tiene usted que dar.
     En la casa que yo habite    ha de valer mil doblones,
  10   a las orillas del mar    con ventanas y balcones.
     En la [cama] que yo duerma    ha de tener seis colchones,
  12   con las sábanas de holanda    si quiere tener tener amores.
     En la sala que yo habite    ha de estar enladrillada,
  14   con los ladrillos de oro    y las paredes de plata.
     Desde mi casa a la iglesia    ha de poner una parra,
  16   pa(ra) que cuando vaya a misa    no me dé el sol en la cara.
     Desde mi casa a la iglesia    ha de poner una alfombra,
  18   pa que cuando vaya a misa    no se me manchen las joyas.
     Desde mi casa a la iglesia    ha de poner un almendro,
  20   pa que cuando vaya a misa    comer almendras si quiero.
     [Desde mi casa a la iglesia]    has de poner dos leones,
  22   [pa que cuando vaya a misa]    que me respeten los hombres.

Go Back
0204:4 La pedigüeña (cuartetas)            (ficha nº: 19)

Versión de Vegas de Matute (ay. Vegas de Matute, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Teresa Pérez (82a). Recogida por J. Antonio Cid, Mª Teresa Cillanueva, José Ramón Prieto y Mª José Querejeta, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.4-7.2/A-12). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 500-501.  052 hemist.  Música registrada.

     Un francés que vino a España    en busca de una mujer,
  2   se encontró con una niña    que le supo responder.
     --Niña, si quieres venirte    por el término de un año,
  4   te vistiera y te calzara    y te regalara un sayo.
     --Ni por un año ni dos    ni tampoco por un sayo,
  6   que soy chiquita, señor,    y reconozco mi daño.
     Francesito, si usted quiere    de mi hermosura gozar,
  8   todo cuanto yo le pida    me lo tiene usted que dar.
     Lo primero es un palacio    que valga dos mil doblones
  10   y que salgan a la mar    ventanitas y balcones.
     La alcoba donde yo duerma    ha de tener tener techo de oro,
  12   con las paredes de plata    que a mi me ha de gustar todo.
     La cama donde yo duerma    ha de tener diez colchones,
  14   con las sábanas de orlanda    porque son firmes amores,
     los almohadones serán    del color del carmesí,
  16   con los cordones azules    para darme gusto a mÍ.
     Desde mi casa a la iglesia    has de poner una parra,
  18   para cuando vaya a misa    no me dé el sol en la cara.
     Desde mi casa a la iglesia    has de poner un tablado,
  20   para cuando vaya a misa    no se me estropee el calzado.
     Desde mi casa a la iglesia    has de poner dos leones,
  22   para cuando vaya a la misa    que me respeten los hombres.
     Desde mi casa a la iglesia    has de poner una fuente
  24   con cuatro chorritos de oro    para que beba la gente.
     --Adiós, palomita blanca,    que mañana volveré,
  26   y si acaso no volviera,    busca tú quien te lo dé.

Go Back
0204:5 La pedigüeña (cuartetas)            (ficha nº: 20)

Versión de Anaya (ay. Anaya, p.j. Segovia, ant. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Ventura Antón (67a). Recogida por Pilar Aragón, Raquel Calvo, Mª Teresa Cillanueva y Dolores Sanz, 06/04/1983 (Archivo: ASOR; Colec.: Anexo SEGOVIA 83; cinta: Seg.6-4.1/A-04). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 501-502.  060 hemist.  Música registrada.

     Un francés vino a España    en busca de una mujer,
  2   se encontró con una niña    que le supo responder.
     --Niña, si quieres venirte    por un año,
  4   te vestiré y calzaré    y te regalaré un sayo.
     --Ni por un sayo ni dos    ni por tres ni cuatro sayos,
  6   aunque soy muy chiquitita    bien reconozco mis años.
     Caballero, si usted quiere    de mi juventud gozar,
  8   todo cuanto yo le pida    me lo tiene usted que dar.
     Lo primero es un palacio    que valga dos mil doblones,
  10   con ventanas y balcones    todos mirando a la plaza.
     En medio de aquel palacio    he de poner un jardín
  12   con rositas encarnadas    como me gustan a mí.
     En medio de aquel jardín    he de poner una fuente
  14   con doce caños de oro    para que beba la gente.
     La habitación que yo habite    ha de estar empapelada
  16   con los papeles de oro    y las paredes de plata.
     La cama donde yo duerma    ha de tener tres colchones
  18   con las sábanas de Irlanda    y bonitos olmadones.
     Desde mi casa a la iglesia    he de poner un tablado,
  20   para cuando vaya a misa    no se me manche el calzado.
     Desde mi casa a la iglesia    he de poner una alfombra,
  22   para cuando vaya a misa    no se me manche la cola.
     Desde mi casa a la iglesia    he de poner una parra,
  24   para cuando vaya a misa    no me dé el sol en la cara.
     Desde mi casa a la iglesia    he de poner un almendro,
  26   para cuando vaya a misa    comer almendras si quiero.
     A la puerta de la iglesia    he de poner dos leones,
  28   para cuando vaya a misa    que me respeten los hombres.
     --Mucho, mucho pides, niña,    para podértelo dar;
  30   no tengo tanto dinero    para poderlo gastar.

Go Back
0204:6 La pedigüeña (cuartetas)            (ficha nº: 21)

Versión de Aldeasoña (ay. Aldeasoña, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Adriana Regidor (74a) y Pilar Carbonero (62a). Recogida por Pilar Aragón, Koldo Biguri, Pere Ferré y Victoria Raboso, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.3-7.3/A-06). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  040 hemist.  Música registrada.

     Un francés vino de Francia    en busca de una mujer,
  2   se encontró con una niña    que le supo responder.
     --Niña, si quieres venirte    por el espacio de un año,
  4   te vistiera y te calzara    y te regalaría un sayo.
     --Para yo tener amores    por el espacio de un año,
  6   déme usted lo que le pida,    y si no, no le hago caso.
     Lo primero es un palacio    que cuesten dos mil doblones,
  8   que vayan a dar al mar    ventanas y miradores.
     La habitación de onde dice    ha de tener techo de oro,
  10   y las paredes de plata    y así me da gusto en todo.
     La cama donde yo duerma    ha de tener diez colchones
  12   y las sábanas de holanda,    y piquines en los olmadones.
     Desde mi cama a la iglesia    ha de poner una alfombra,
  14   para cuando vaya a misa    que no me manchen la cola.
     Y a la puerta de la iglesia    ha de poner dos leones,
  16   para cuando vaya a misa    que me respeten los hombres.
     Que de mi casa a la iglesia    ha de poner un almendro,
  18   para cuando vaya a misa    comer almendros si quiero.
     --Quede usted con Dios, señora,    eso no lo puedo hacer,
  20   es mucho lo que me pide,    busque usted quien se lo dé.

Nota: Suprimimos en muchos casos la y con la que inician muchos hemistiquios.

Go Back
0204:7 La pedigüeña (cuartetas)            (ficha nº: 22)

Versión de Muñoveros (ay. Muñoveros, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Basilisa Sebastián Martín (53a). Recogida por Gabriel Fraile, Francisco Mendoza Díaz-Maroto, Flor Salazar y Dolores Sanz, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.4-7.1/A-07). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  020 hemist.  Música registrada.

     Un francés vino de Francia    en busca de una mujer,
  2   se encontró con una niña    que le supo responder.
     --Niña, si quieres venir    por el espacio de un año,
  4   yo te vestiré y calzaré    y te regalaré un sayo.
     --Caballero, si usted quiere    de mi hermosura gozar,
  6   todo lo que yo le pida    me lo tiene usted que dar.
     Lo primero es un casa    que valga diez mil doblones
  8   y lleguen hasta la plaza    ciento cincuenta balcones.
     Lo segundo es una cama    que tenga siete colchones
  10   con las sábanas de lino    . . . . . . . . . . . .
     Lo tercero . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . .
  12   para cuando vaya a misa    no me dé el sol en la cara.

Nota: 7b y 9b sugeridos por el encuestador.

Go Back
0204:8 La pedigüeña (cuartetas)            (ficha nº: 23)

Versión de Añe (ay. Añe, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Ciriaca Santos (65a) y Melania Martín (71a). Recogida por Ana Beltrán, Pere Ferré, Olimpia Martínez y Sandra Robertson, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.7-7.1/A-07). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  031 hemist.  Música registrada.

     Un francés vino de Francia    en busca de una mujer.
  2   se encontró con una niña    que le supo responder.
     --Caballero, si usted gusta    de mi hermosura gozar,
  4   todo lo que yo le pida    me lo tiene usted que dar.
     Lo primero es un palacio    que valga dos mil doblones
  6   y que vayan a la plaza    las ventanas y balcones.
     Lo segundo es una sala    toda empapelada de oro,
  8   con cortinas de damasco    para enamorar a todos.
     Lo segundo es una cama    que tenga siete colchomes,
  10   con las sábanas de holanda,    de raso los almohadones.
     De mi casa a la iglesia    he de poner una tablado,
  12   para cuando vaya a misa    no se me ensucie el calzado.
     De mi casa a la iglesia    he de poner una parra,
  14   para cuando vaya a misa    no me dé el sol en la cara.
     --Quede usted con Dios, hermosa,    que otro rato volveré,
  16   que es mucho lo que usted pide,    busque usted quien se lo dé.

Go Back
0204:9 La pedigüeña (cuartetas)            (ficha nº: 24)

Versión de Sauquillo de Cabezas (ay. Sauquillo de Cabezas, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Paula Pérez (unos 40a). Recogida por Vanda Anastácio, Raquel Calvo, Diego Catalán y Blanca Urgell, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 6.4-7.1/A-09). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  020 hemist.  Música registrada.

     De Francia vino un francés    en busca de una mujer,
  2   se encontró con una niña    que no supo responder.
     --Si usted quiere, [caballero],    de mi hermosura gozar,
  4   todo lo que yo le pida    me lo tiene usted que dar.
     Desde mi casa a la iglesia    tiene que haber dos leones,
  6   para que cuando yo vaya a misa    que me respeten los hombres.
     Desde mi casa a la iglesia    tiene que haber una parra,
  8   para que cuando yo vaya a misa    no me dé el sol en la cara.
     En la casa que yo viva    tiene que haber una fuente
  10   con doce caños de oro    para que beba la gente.

Go Back
0204:10 La pedigüeña (cuartetas)            (ficha nº: 25)

Versión de Zarzuela del Pinar (ay. Zarzuela del Pinar, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por María Criado (77a). Recogida en Sanchonuño por Gabriel Fraile, Dolores Sanz, Maximiano Trapero y Blanca Urgell, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.10-7.3/B-07). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  024 hemist.  Música registrada.

     Un francés vino de Francia    en busca de una mujer,
  2   se ha encontrado con una niña    que le supo responder.
     --Niña, si quieres venir    a mi casa por un año.
  4   --Ni por un año ni dos    ni tampoco por un sayo,
     que soy niña chiquitita    y reconozco mis daños.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  6   En la casa donde viva    tiene que tener balcones,
     en la cama que yo duerma    tié que tener tres colchones,
  8   y las sábanas de Lanza    y piqué en los olmadones.
     Desde mi casa a la iglesia    tiene que haber una parra,
  10   para cuando vaya a misa    no me dé el sol en la cara.
     --Es mucho lo que usted pide,    busque usted quien se lo dé,
  12   soy un pobre jornalero    y no tengo ese poder.

Go Back
0204:11 La pedigüeña (cuartetas)            (ficha nº: 26)

Versión de Laguna de Contreras (ay. Laguna de Contreras, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por María Arranz (61a) y Gregoria Pérez (65a). Recogida por Olimpia Martínez, José Ramón Prieto, Sandra Robertson y Flor Salazar, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 3.3-7.3/A-09). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  044 hemist.  Música registrada.

     Un francés vino de Francia    en busca de una mujer,
  2   se encontró con una niña    que le supo responder.
     --Niña, si quieres venir    por el despacio de un año,
  4   te calzara y te vistiera    y te compraría un sayo.
     --Ni por un sayo ni dos    ni por despacio de un año,
  6   que soy pequeña y no puedo,    yo reconocer mi daño.
     Caballero, si usted quiere    de mi hermosura gozar,
  8   cuanto yo como le pida    me lo tiene usted que dar.
     Me ha de poner un palacio    que valga dos mil doblones,
  10   que vayan a dar al mar    ventanitas y balcones.
     La habitación donde habite    ha de tener techado de oro,
  12   con las paredes de plata,    que roben los corazones.
     La cama de donde duerma    ha de tener siete colchones,
  14   con las sábanas de orlando    que roben los corazones.
     Desde mi casa a la iglesia    me ha de poner una parra,
  16   para cuando vaya a misa    no me dé el sol en la cara.
     Desde mi casa a la iglesia    me ha de poner un tablado,
  18   para cuando yo me vaya a misa    no me se manche el calzado.
     Desde mi casa a la iglesia    me ha de poner tres leones,
  20   para cuando vaya a misa    que me respeten los hombres.
     --Quédate con Dios, doncella,    que mañana volveré,
  22   que hay todo lo que me pides,    si encuentras quien te lo dé.

Go Back
0204:12 La pedigüeña (cuartetas)            (ficha nº: 27)

Versión de Urueñas (ay. Urueñas, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Matea Carretero "Mateílla" (79a). Recogida por José Antonio Blanco, Mª Teresa Cillanueva, Pere Ferré y Vanda Anastácio, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.10-7.3/A-02). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  040 hemist.  Música registrada.

     Un francés vino de Francia    en busca de una mujer,
  2   se encontró con una niña    que le supo responder.
     --Niña, si quieres venir    por el espacio de un año,
  4   te vistiere y te calzare    y te regalare un sayo.
     --Ni por un sayo ni (por) dos    ni tampoco por un año,
  6   aunque soy chiquirritita    bien reconozco mis años.
     Señorito, si usted quiere    de la mi vida gozar,
  8   todo cuanto yo le pida    me lo tiene usted que dar.
     Desde mi casa a la iglesia    y ha de poner dos leones,
  10   para cuando vaya a misa    no me tropiecen los hombres.
     Desde mi casa a la iglesia    y ha de ponerme una parra,
  12   para cuando vaya al baile    no me dé el sol en la cara.
     Desde mi casa a la iglesia    y ha de poner un tablado,
  14   para cuando vaya a misa    no me se manche el calzado.
     Desde mi casa a la iglesia    y ha de poner un olivo,
  16   para cuando vaya a misa    no me se manche el vestido.
     Desde mi casa a la iglesia    y ha de poner un guindal,
  18   para cuando vaya a misa    no me se manche el delantal.--
     El francés le contestó:    "Pues todo lo que me has pedido,
     por el gozar contigo,    no te lo he de dar."

Go Back
0484:1 Nacimiento, ofrenda y baile de los pastores (é-a)            (ficha nº: 28)

Versión de Cedillo de la Torre (ay. Cedillo de la Torre, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Juana Guijarro. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 384.  016 hemist.  Música registrada.

     [Media noche] es en punto,    si los gallos no se yerran,
  2   parió la Virgen María    y en Belén quedó doncella.
     Quedó más pura que el sol    y la luna y las estrellas
  4   y el alba, cuando amanece,    no se esferencia con ella.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     Unos le tráiban pañales,    otros mantillas de seda,
  6   otros jarritas de leche    para que el Niño bebiera.
     Y el Niño todo se ríe    al ver la función tan buena
  8   que celebran los pastores    el día de Nochebuena.

Go Back
0484:2 Nacimiento, ofrenda y baile de los pastores (é-a)            (ficha nº: 29)

Versión de Bercimuel (ay. Bercimuel, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Norberto Lorenzo, pastor. Recogida por Ramón Menéndez Pidal y María Goyri, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 383-384.  030 hemist.  Música registrada.

     Esta noche es Nochebuena    que no es noche de dormir,
  2   está la Virgen de parto    a las doce ha de parir.
     No parió en palacio oscuro,    ni en cambarilla preciosa,
  4   que ha parido allá en Belén    en una villa famosa.
     Más adentro, más adentro,    en el reino de Judea
  6   parió la Virgen María    y al pie de una pesebrera.
     La vaca le echa el pavor,    la mulilla le cocea;
  8   la ha echado la maldición    que de ella fruto no vea.
     --María, envuelve tu hijo    entre el pastillo y la yerba,
  10   mientras bajan los pastores    por mantillas a la aldea.--
     Unos le traiban pañales,    otros mantillas de seda
  12   y otros las llaras de leche    para que el niño comiera.
     --Dios se lo pague, pastores,    y allá en la vida eterna.
  14   Os tengo de dar la gloria,    la gloria sus he de dar,
     en un rincón en el cielo,    al pie de la Trinidad.

Go Back
0484:3 Nacimiento, ofrenda y baile de los pastores (é-a)            (ficha nº: 30)

Versión de Casla (ay. Casla, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recogida por Agustín Blánquez Fraile, 00/00/1908 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 385.  018 hemist.  Música registrada.

     En la ramilla más alta    está la recién parida.
  2   San José, que estaba allí,    de esta manera decía:
     --Envuelve, Virgen, al niño    entre el pestillo y la yerba,
  4   mientras voy a por pañales    a la aldea y por mantillas.--
     Unos le traían pañales,    otros mantillas de seda.
  6   no siendo un pobre pastor    que le trajo una borrega
     y un poquito de cuajada    para entretener siquiera.
  8   -Dios se lo pague, pastores,    pastores de Galilea,
     que en la tierra lo hallaréis    y en el cielo vida eterna.

Go Back
0484:4 Nacimiento, ofrenda y baile de los pastores (é-a)            (ficha nº: 31)

Versión de Cantalejo (ay. Cantalejo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recogida por Agustín Blánquez Fraile, 00/00/1908 (fecha deducida) (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 384-385.  032 hemist.  Música registrada.

     A las doce en punto en punto
  2   parió la Virgen María    y en Belén quedó doncella;
     blanca, pura como el sol    y a la luna y las estrellas,
  4   y el alba, como amanece,    no halla diferencia de ella.
     --¡Viva Dios!-- y dijo un viejo    --Señores, darle la teta,
  6   que estas fuentes cristalinas    que para mi Dios son perlas.--
     Toca Blas el tamboril    y Vicente la vigüela,
  8   hubo zagal que rompió    cien pares de castañuelas,
     hubo zagal que rompió    otras tantas que le dieran.
  10   ¡Cómo se reía el niño    al ver la tan grande fiesta
     que celebran los pastores    en Belén la Nochebuena!
  12   También las sogas se parten    por donde sienten flaquezas.
     La mula regruñe, gruñe,    tira coz y manotea
  14   y el buey canta su halagas    y a mi Dios le reverencia.
     Vámonos de aquí que corre,    que ya parece que suena.
  16   Por esos cerros y valles    los pastores se descuelgan.

Go Back
0484:5 Nacimiento, ofrenda y baile de los pastores (é-a)            (ficha nº: 32)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Apolonia. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (fecha deducida) (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 383.  024 hemist.  Música registrada.

     Media noche no es en punto,    si los gallos no la yerran,
  2   parió la hermosa María    en Belén siendo doncella.
     No parió en sala ni alcoba,    ni tampoco en cama buena,
  4   que parió estando en Belén,    entre la paja y la yerba.
     La mulita le rinchaba,    tira coces, manotea,
  6   y el buey, con mucha humildad,    lamía al Niño la cabeza.
     --Llora el Niño--, dice el viejo    --Señora, dale la teta
  8   antes que llegue la gente,    que ya parece que suena
     entre los valles y riscos    la música y la trompeta,
  10   y la bizarra Manuela    y los zagales con ella.--
     Hubo zagal que rompió    cien pares de castañuelas
  12   y los pastores decían:    "Esta sí que es Nochebuena".

Go Back
0484:6 Nacimiento, ofrenda y baile de los pastores (é-a)            (ficha nº: 33)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Pablo. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (fecha deducida) (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  008 hemist.  Música registrada.

     Media noche llevo en punto    si los gallos no la yerran,
  2   parió la Virgen María    en Belén siendo doncella.
     Quedó más pura que el sol,    que la luna y las estrellas,
  4   y el alba, cuando amanece,    no hay comparación con ella.
     [. . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .]

Go Back
0029.1:1 Cristo sentenciado a muerte (á-a)            (ficha nº: 34)
[0064.1 El discípulo amado (á-a)contam.]

Versión de Bercimuel (ay. Bercimuel, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Norberto Lorenzo, pastor. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 414.  032 hemist.  Música registrada.

     Jueves Santo, Jueves Santo,    tres días antes de Pascua,
  2   cuando el Redentor del mundo    a sus discípulos llama.
     Uno en uno los llamaba,    dos en dos los ajuntaba;
  4   ya que juntos los tenía,    así dice estas palabras:
     --¡Cristiano, cuánto me cuestas,    hombre, y qué mal me lo pagas!
  6   ¿Alma, qué quieres de mí?,    mira, pues, que vas errada.
     Vesme aquí, estoy azotado    de aquellas manos ingratas;
  8   vesme aquí, estoy escupido    de aquellas boca malvadas;
     vesme aquí como un esclavo,    y aquí a este balcón me sacan
  10   por ver si esas gentes brevas    se adolecen de mis llagas.
     Antes dicen: "Muera, muera,    crucificarlo, ¿qué aguardas?
  12   Y a Barrabás te pidemos    que lo sueltes sin tardanza".--
     Y entonces el presidente,    que era el que más lo escusaba,
  14   a faltas de un hombre bueno,    pronunció sentencia clara:
     "Muera Jesús Nazareno,    que todo el común lo aclama,
  16   que hijo de Dios se hace    con enredos y marañas".

Nota (10a) brevas, (sic); 12a pidemos, (sic).

Go Back
0029.1:2 Cristo sentenciado a muerte (á-a)            (ficha nº: 35)

Versión de Navalilla (ay. Navalilla, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Feliciana Berzal Vaquerizo (79a). Recogida por Ana Beltrán, Raquel Calvo, J. Antonio Cid y Olimpia Martínez, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.10-7.4/A-10). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 415-416.  075 hemist.  Música registrada.

     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    con lágrimas que derrama
  2   aquel Señor soberano    asomado a una ventana.
     Con dolores y suspiros    así dice estas palabras:
  4   --¡Cristiano, cuánto me cuestas,    hombre, y qué mal me pagas!
     ¿Alma, qué quieres de mí?,    mira, que es que vas errada.
  6   Vedme aquí, estoy escupido    de aquellas bocas malvadas;
     vedme aquí, estoy azotado    de aquellas manos ingratas;
  8   aquí estoy como un esclavo    y a aqueste balcón me sacan
     por ver si esta gente hebrea    se adolece de sus llagas.
  10   Antes dicen: "Muera, muera,    crucificadle, que aguarda".
     Y entonces el presidente,    que era el que más acusaba,
  12   mandó que allí le trajese,    un paje que está de guardia,
     para lavarse las manos    una bacía con agua,
  14   pretendiendo con esto    su conciencia descargara,
     y aquella única sentencia    que por miedo promulgaba.
  16   Y sentándose en su trono    pronunció sentencia clara:
     "Muera Jesús Nazareno,    pues todo el mundo la clama,
  18   que hijo de Dios se hace    convencer de sus malhayas,
     siendo un alborotador    por las calles y las plazas,
  20   como os dirá el pregón    cuando por las calles vayas.
     Ya está todo prevenido,    prevénganse las escuadras,
  22   pónganse de punta en blanco    y, ¡alerta!, no se nos vaya."
     Y al estar to` los soldados,    todos con espada y lanza:
  24   "¡Alarma, alarma, la guerra!."    Y con cruz enarbolada
     sale                    este señor    y una soga a la garganta,
  26   sus ojos hechos dos fuentes    y su túnica ensangrentada.
     Sangrienta barba y cabellos    salió esta luz soberana,
  28   descalzo de pie y pierna    dos ladrones por compaña;
     seis verdugos van delante    y otros seis de retaguardia,
  30   también iba el pregonero    predicando en voces altas.
     A tenor de la sentencia,    como queda declarada,
  32   iba con la cruz a cuestas    el Redentor de las almas,
     fallecido y sin aliento    lleno de mortales ansias.
  34   Y porque llegase vivo    a un cirineo alquilaban.
     Con el peso de las culpas    que en esta cruz se equilibraban,
  36                       el cuerpo,    las rodillas se le traban,
     y con la cruz en el suelo    tanto por su boca sangra,
  38   en besar                    la tierra    y a puntapiés lo levantan.

Go Back
0161:1 La bastarda y el segador (á-a)            (ficha nº: 36)

Versión de Navas de San Antonio (ay. Navas de San Antonio, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Eduvigis Puente (61a). Recogida por Raquel Calvo, Javier Ormazábal, Dolores Sanz, Blanca Urgell y Ana Valenciano, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.7-7.3/B-11). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 245.  050 hemist.  Música registrada.

     En el pueblo Miraflores    hay una dama enviciada,
  2   desprecia condes y marqueses    y a señoritos de gala.
     Un día de mucha calor    se ha asomado a la ventana,
  4   ha visto a tres segadores    segando en una cebada;
     se enamora del más joven,    el cual manda a su criada.
  6   --Di a aquel segador que venga,    que le llama tu madama.
     --¿Qué me quiere, su madama?    --Que me siegue la cebada.
  8   --Sí, señora, ¡y por qué no!,    ¿dónde la tiene sembrada?
     --No la tengo en honduras    ni en vallejos ni en solanas,
  10   la tengo entre dos columnas    donde el sol no la da nada.--
     A eso de la medianoche    al segador preguntaba.
  12   --¿Qué tal vas, segador,    qué tal vas con la cebada?
     --LLevo siete gavilleros    y vuelvo a por la masnada.
  14   --Siega, siega, segador,    que pronto será tu paga.--
     Al otro día siguiente    el segador l`ha dado su paga,
  16   la ha dado tres mil doblones    y un pañuelito de holanda,
     el pañuelo que valía    más que el dinero que le daba.
  18   --Segador, buen segador,    vuelve por aquí mañana.
     --Sí, señora, volveré.--    Pero se dan las espaldas.
  20   Al otro día siguiente    las campanas repicaban.
     --¿Quién se ha muerto, quién se ha muerto?--    En el pueblo preguntaban.
  22   Se ha muerto aquel segador    que segaba la cebada.
     --¿De qué ha muerto, de qué ha muerto?--    En el pueblo preguntaban.
  24   --No ha muerto de pulmonía    ni de calentura mala,
     ha muerto de un mal cristalino    que l`ha dado su madama.

Go Back
0161:2 La bastarda y el segador (á-a+á-o)            (ficha nº: 37)
[0101 No me entierren en sagrado (á-o)contam.]

Versión de Rebollo (ay. Rebollo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Fernando Núñez (40a) y Jacinto. Recogida por Gabriel Fraile, Francisco Mendoza Díaz-Maroto, Flor Salazar y Dolores Sanz, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.4-7.1/B-04 y 1.4-7.2/A-04). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 243-244.  019 hemist.  Música registrada.

     Y en mi pueblo hay una chica    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  2   que se quiere meter monja,    que no quiere ser casada,
     que prefiere a un segador,    que la siegue la cebada.
  4   Y el segador la pregunta    dónde la tiene sembrada.
     -No la tengo entre barrancos    ni caminos ni cañadas,
  6   que la tengo entre las piernas,    tapadita con las bragas.-
     Al otro día siguiente    ya repican las campanas,
  8   y el pobre que se había muerto:    el segador de la Juana.
     No ha muerto de pulmonía    ni de dolor de costado,
  10   que ha muerto de un sofocón    que la Juana le ha arreado.

Nota: Repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo.

Go Back
0161:3 La bastarda y el segador (á-a)            (ficha nº: 38)

Versión de Arevalillo de Cega (ay. Arevalillo de Cega, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Eulalia San Desiderio. Recogida por Aurelio González, Therese Meléndez, Javier Ormazábal, Mª José Querejeta y Teresa Yagüe, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 3.10-7.2/B-05). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 244.  028 hemist.  Música registrada.

     El emperador de Roma    tiene una hija bastarda,
  2   que la quiere meter monja    y ella quiere ser casada.
     Miró por la ventana
  4   vio a tres caballeros    que por la calle pasaban.
     --¿Quién son esos señores?
  6   De los tres el más pequeño    el corazón la robaba.
     Ya le mandó llamar    con la criada de casa.
  8   --Oiga usted, caballero,    que mi señora le llama.
     --¿Su señora qué me quiere,    qué me quiere y qué me manda?--
  10   --Le quiero, mi segador,    que me siegues la senada.
     --Esa senada, señora,    ¿dónde está para segarla?
  12   --Ni está en alto, ni está en bajo,    ni tampoco en tierras llanas,
                                       que está en unas montañas.
  14   --Esa senada, señora,    no está para mí segarla,
     está para los marqueses y duqueses    y esos de la copa alta.--
  16   Y a la medianoche    la señora le llama.

Go Back
0161:4 La bastarda y el segador (á-a)            (ficha nº: 39)

Versión de Zarzuela del Monte (ay. Zarzuela del Monte, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Baldomero Alonso (49a). Recogida por Raquel Calvo, Javier Ormazábal, Dolores Sanz, Blanca Urgell y Ana Valenciano, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.7-7.2/A-17). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  008 hemist.  Música registrada.

     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    
     Y a la mañana siguiente    repicaban las campanas.
  2   --¿Quién se ha muerto?    --El segador de la Juana.
     No ha muerto de pulmonía    ni de dolor de costado,
  4   que ha muerto de . . . . . . . . .    que la Juana le ha pegado.

Nota: Se repite cada verso.

Go Back
0161+0234:1 La bastarda y el segador+Albaniña (á-a+polias.)            (ficha nº: 40)

Versión de Cuéllar (ay. Cuéllar, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Antonio Beltrán Marinero (68a) (pastor). Recogida por Juana Agüero, Jon Juaristi, Beatriz Mariscal, Francisco Mendoza Díaz-Maroto y Ana Valenciano, 05/07/1980 (Archivo: ASOR; Colec.: Anexo SEGOVIA 80; cinta: 1.5-7.1/A-02). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 246.  050 hemist.  Música registrada.

     Mañanitas de San Juan    cuando el sol revoleaba
  2   se ha asomado doña Inés    a una de sus ventanas.
     Ha visto a tres segadores    segando trigo y cebada;
  4   se ha fijado en el de alante,    que lleva la hoz de plata,
     la empuñadura de oro    y la faja es encarnada.
  6   Ha mandado a llamarle    con una de sus criadas.
     --Oiga usted, buen segador,    el de la faja encarnada,
  8                                     ¿quiere segar mi senara?
     --No conozco su señora,    ni tampoco a quien me llama.
  10   --Mi señora es doña Inés,    yo soy la doncella Juana.--
     Le ha agarrado de la mano,    le ha llevado pa la casa.
  12   --Oiga usted, buen segador,    el de la faja encarnada,
                                       ¿quiere segar mi senara?
  14   --Su senara sí se siega,    si no está en tierra llana,
     que está en una barcada    entre todas mis enaguas.--
  16   Ha llegado el señorito    preguntando por su casa,
     dice que él viene cansado,    quiere echarse en su cama.
  18   --¿Quién es el que hay en mi casa,    que en mi cama veo yo?
     --Es el niño ` la vecina,    que en mis brazos se dormió.
  20   --¡Qué niño ni qué cojones,    si tiene la barba larga!
     --¿Quién es el que hay en mi casa,    que en mi cama veo yo?
  22   --Es una de mis criadas,    se ha puesto malita en ella.
     --¡Qué criada ni qué coños,    si tiene el pelo muy corto!--
  24   Le ha agarrado de la mano,    le ha tirao por la ventana,
     le ha tirao cinco aldabones.    --¡Para que vuelvas mañana!

Nota: Tras los vv. 2, 5, 8, 10, 15, 21 y 24 dice el estribillo La serena de la noche, / la clara de la mañana.

Go Back
0147:1 Celos y honra (á-a)            (ficha nº: 41)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Vicenta Martín. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (fecha deducida) (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 364-365.  064 hemist.  Música registrada.

     En la ciudad de Trujillo    dos caballeros paseaban,
  2   el uno llaman don Jorge    y el otro don Diego llaman.
     Juntos comen, juntos beben,    juntos en las ferias andan;
  4   los vestidos de una tela,    de una marca las espadas,
     los sombreros de telilla,    con sus dos plumas doradas.
  6   Don Jorge se enamoró    de una bizarra muchacha,
     siendo hija de un cerero,    por el nombre tiene Juana.
  8   Diendo un día a las comedias    con otras hermosas damas,
     el pícaro de don Diego    cortejando a doña Juana,
  10   la dice: --Juana, querida.--    La dice: --Querida Juana,
     me dirás qué se te ofrecen,    dinero, paños o galas.
  12   --Viva mil años, don Diego,    mucho le estimo en el alma,
     que en lo que mi hermano viva,    yo no necesito nada.--
  14   Salieron de las comedias    cada uno pa su casa
     y el pícaro de don Diego    cortejando a doña Juana.
  16   Don Jorge está que no duerme,    hace un hecho y se levanta.
     Se echan una calle abajo    sin hablar una palabra,
  18   llegaron a un arenal,    tiró don Jorge la capa:
     --Veremos si tienes hechos    como has tenido palabras.--
  20   Dos horas estuviera peleando    y sin adelantar nada,
     la luna se les borró,    que allí no era necesaria,
  22   las estrellitas del cielo    servían de luminarias.
     Don Jorge, como discreto,    le ha dado una puñalada
  24   al lado del corazón    que allí muerto le dejara.
     Se echa de una calle arriba    para en casa de su dama.
  26   --¿Qué te ha sucedido, Jorge,    que traes la espada manchada?
     --La sangre de aquel traidor    que en las comedias te hablaba.--
  28   Si aguardar más razones    la ha dado una puñalada
     al lado del corazón,    ande muerta la dejara.
  30   Se ha echado una calle abajo    diciendo así estas palabras:
     --¡Puta de las puterías,    no vendáis tanta fanfarria,
  32   que por una de vosotras    sucedieron tres desgracias!

Variantes: 3a j. c. j. duermen al repetir el verso; 16 omitido en la segunda recitación pero restaurado en la tercera; 17-24 añadidos en segunda y tercera recitación; 25a se ha echado una c. a. en segunda recitación; 29b que allí m. l. d. en segunda recitación.

Go Back
0147:2 Celos y honra (á-a)            (ficha nº: 42)

Versión de Castro de Fuentidueña (ay. Castro de Fuentidueña, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por una muchacha. Recogida por Cayo Ortega Mayor, hacia 1880 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 365-366.  084 hemist.  Música registrada.

     En la villa de Madrid,    villa de corte se llama,
  2   habitan dos caballeros    de la nobleza de España,
     que son don Jorge y don Diego,    que son lindos camaradas.
  4   Este don Jorge que digo    tenía una bella dama.
     Se le ha ofrecido a don Jorge    ir a una larga jornada
  6   y mientras tanto a don Diego    se la ha dejado encargada,
     y don Diego para sí    para él se la recada.
  8   Ella es hija de un cerero    y por nombre tiene Juana,
     no tiene padre ni madre,    sólo un hermano la guarda.
  10   La dice: --Juana, querida.--    La dice: --Querida Juana,
     si con tu amor me sirvieras,    si con tu amor me lo pagas,
  12   si te hace falta dinero,    alhajas, ropas o galas.
     --Viva mil años, don Diego,    siempre dándole las gracias,
  14   que mientras mi hermano viva,    no me hace falta a mí nada.--
     La merca zapato blanco    y con su media encarnada
  16   y una liga de lo mismo    con alhamares de plata.
     Se fueron pa las comedias,    principio de sus desgracias,
  18   sin mirar dónde se sientan    junto a don Jorge sentada.
     Don Jorge, que la vio,    se bañó en agua rosada.
  20   Salieron de las comedias    con grande risilla y gana;
     la ha salido a acompañar    hasta el portal de la dama.
  22   --¿Criada, está ahí tu amo?    --Sí, señor, cenando estaba.
     --Dile que despache y cene,    que aquí don Jorge le aguarda.--
  24   Don Diego, que oye esto,    de la mesa se levanta,
     va al cuarto donde tenía,    donde tenía las armas,
  26   coge un hacha montañés    y una espada valenciana.
     Se fueron pa el arenal    ambos sin hablar palabra,
  28   llegaron al arenal,    ambos tiraban las capas.
     Don Diego, como más frágil,    la arena tomó por cama
  30   porque don Jorge le ha dado    una fuerte puñalada.
     Coge el capote don Jorge,    para el portal de la dama,
  32   cogió tres chinas del suelo    tamaño de una avellana
     y la más pequeña de ellas    la arrojó por la ventana.
  34   La dama ha bajado a abrir    como una desalarada.
     --Buenas noches, mi don Diego.    --Buenas noches, doña Juana.--
  36   Y al darle las buenas noches    le ha dado una puñalada.
     La puñalada no es débil,    que de parte a parte cala.
  38   A los gritos y alaridos,    el hermano se levanta,
     no mata sólo a la hermana,    también al hermano mata.
  40   --¡Malditas sean las mujeres!,    ¡oh, quién en ellas fiara!
     Por ellas se matan hombres,    por ellas hombres se matan,
  42   por ellas una galera,    por ellas agua derrama.

Nota: En este pueblo, Castro de Fuentidueña, a los romances se les llamaba "Cuentos". La versión fue recogida hacia 1880 y remitida por Cayo Ortega Mayor a Ramón Menéndez Pidal hacia 1901.

Go Back
0144:1 Don Gato (á-o)            (ficha nº: 43)

Versión de Sebúlcor (ay. Sebúlcor, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Rita Cuesta (76a). Recogida por Aurelio González, Therese Meléndez, Mª José Querejeta y Teresa Yagüe, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 3.10-7.1/A-06). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 260.  010 hemist.  Música registrada.

     Estaba el señor don Gato,    sentadito en su tejado,
  2   ha recibido una carta,    que si quiere ser casado,
     con una gatita parda,    sobrina del gato pardo.
     [. . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .]
  4   Ya le llevan a enterrar    por las calles del pescado,
     al olor de la sardina,    el gato ha resucitado.

Nota: Tiene estribillo: b) marramamiau, miau, miau.

Go Back
0144:2 Don Gato (á-o)            (ficha nº: 44)

Versión de Segovia (p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Teodora Cantero de la Ossa (59a en 1989). Recogida por Raquel Calvo, 24/11/1989 (Archivo: SMP; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 260.  010 hemist.  Música registrada.

     Estaba el señor don Gato,    sentadito en su tejado.
  2   Ha recibido una carta,    que si quería ser casado
     con una gatita blanca,    sobrina de un gato pardo.
  4   Al celebrarse la boda    se ha caído del tejado;
     se ha roto siete costillas,    el espinazo y el rabo.
  6   Ya le llevan a enterrar    por la plaza del pescado
     y al olor de las sardinas    el gato ha resucitado.
  8   Por eso dice la gente:    siete vidas tiene un gato.

Nota: Tiene estribillo: b) marramamiau, miau, miau. Intercalado al repetir el segundo hemistiquio. Lo cantaban al corro.

Go Back
0191:1 La dama y el pastor (estróf. (vill. glos.))            (ficha nº: 45)

Versión de Bercimuel (ay. Bercimuel, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Agripina Redondo (70a) y una joven. Recogida por José Antonio Blanco, Mª Teresa Cillanueva, Flor Salazar y Maximiano Trapero, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 6.7-7.3/A-09). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 86.  005 hemist.  Música registrada.

  1A   --Pastor que estás en el campo
     durmiendo en esos terrones,
     si te vinieras conmigo,
     ¡sí, sí, sí!)
     dormirás en buena cama.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Nota: Agripina es natural de Fresno de la Fuente.

Go Back
0221:1 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 46)

Versión de Segovia (ay. Segovia, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Teodora Cantero de la Ossa (52a). Recogida por Raquel Calvo, 11/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Anexo SEGOVIA 82; cinta: RCC.11-7.1/B-02). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  020 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     A la medianoche    el picarón se iba.
  4   Le seguí los pasos    por ver dónde iba;
     ya le vi subir    por la calle arriba,
  6   ya le oí llamar    en casa la querida,
     ya le oí decir:    --Ábreme, María,
  8   que vengo cansado    de buscar la vida.
     Que a ti te daré    pollos y gallinas
  10   y a la otra mujer    palos y mala vida.

Nota: Tiene estribillo: b)¡Ay, ay, ay! Intercalado al repetir el segundo hemistiquio.

Go Back
0221:2 Me casó mi madre (6+6 í-a+ó)            (ficha nº: 47)

Versión de Sigueruelo (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Sigueruelo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Florentina Bermejo (56a) y una mujer mayor. Recogida por Diego Catalán, Ángel Delgado, Renata Kugaczewska, Sofía Marzec y Jounes Tribak, 16/08/1978 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 78; cinta: Cinta.16-8.II/B-07). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  024 hemist.  Música registrada.

     [Me casó mi madre]    chiquitita y bonita
  2   con un muchacito    que yo no quería.
     Y a la medianoche    el pícaro se iba.
  4   Le seguí los pasos    por ver dónde iba;
     ya le vi entrar    en casa su querida,
  6   y ale oigo decir:    --Ábreme la puerta,
     que vengo rendido    de pasar la vida.
  8   --Anda ya, tunante,    d` en casa tu querida.
     --¿Quién te lo ha dicho a ti?    --Yo que lo sabía.--
  10   Ya cogí una silla,    la rompí una costilla.
     Ya vino la guardia    y el gobernador,
  12   y a prisión me llevan    ya a la Incrisición.

Nota: Tiene estribillo: b) ¡Ay, ay, ay! intercalado al repetir el segundo hemistiquio. El 1a no se grabó.

Go Back
0221:3 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 48)

Versión de Segovia s. l. (Segovia, España).   Recogida por Agapito Marazuela Albornos, entre 1915-1925 (Archivo: AMP; Colec.: Agapito Marazuela 1933). Publicada en Marazuela Albornós 1964 , pp. 343-344, nº 97. Reeditada en Marazuela Albornós 1981, p. 145, nº 197 y TRC-Segovia 1993, pp. 117-118.  038 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     A la medianoche    el pícaro se iba;
  4   le seguí los pasos    por ver dónde iba,
     ya le veo ir    por la calle arriba,
  6   ya le oigo decir:    --Sayas y mantillas,
     a la otra mujer    palos y mala vida.--
  8   Yo me marché a casa    triste y afligida,
     me puse a barrer,    barrer no podía;
  10   me puse a fregar,    fregar no podía;
     me tumbé en la cama,    dormir no podía.
  12   Me asomé al balcón    por ver si venía;
     ya le vi venir    por la calle mía,
  14   ya le oigo decir:    --Ábreme, María,
     que vengo cansado    de ganar la vida.
  16   --¿No vendrás cansado    de en cá tu querida?--
     Del primer trancazo    me dejó tendida.
  18   Dar parte a la justicia    y al corregidor,
     por ti me llevan preso,    cabeza de ratón.

Nota: Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay!

Go Back
0221:4 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 49)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Vicenta Martín. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/00/1905 (fecha deducida) (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 113.  016 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita,
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     A la medianoche    el pícaro se iba,
  4   venía diciendo:    --Ábreme, María,
     que vengo cansado    de ganar la vida.
  6   --Sí que vendrás cansado    de en cá la querida.--
     Me tiró un tabrete,    le tiré una silla;
  8   le llevaron preso    a la casa la villa.

Nota: Se canta con el estribillo ¡ay, ay, ay! detrás del primer hemistiquio y se repite el segundo hemistiquio.

Go Back
0221:6 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 51)

Versión de Aldeasoña (ay. Aldeasoña, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Pilar Carbonero (62a). Recogida por Pilar Aragón, Koldo Biguri, Pere Ferré y Victoria Raboso, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.3-7.2/B-06). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  022 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     Y a la medianoche    el picarón se iba.
  4   Me asomé al balcón    por ver dónde iba;
     ya le vi meterse    donde su querida,
  6   ya le vi subir    por la calle arriba,
     ya le vi bajar    por la calle abajo.
  8   --Ábreme, María,    que vengo rendido de buscar la vida.
     --No vienes rendido    de buscar la vida,
  10   que vienes de ver    a la tu querida.
     Agarré un taburete,    [agarró] una silla.
    
(Y empezaron los sillazos)

Nota: Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay !

Go Back
0221:7 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 52)

Versión de Bernardos (ay. Bernardos, p.j. Segovia, ant. Santa María de Nieva, Segovia, España).   Recitada por Consuelo Martínez (71a). Recogida por Ana Beltrán, Pere Ferré, Olimpia Martínez y Sandra Robertson, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.7-7.2/A-01). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 116-117.  034 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     A la medianoche    el pícaro se iba,
  4   le seguí los pasos    por ver dónde iba.
     Yo le oí decir:    --Ábreme, querida,
  6   que a ti te he de dar    alhajas y mantillas
     y a la otra mujer    palos y mala vida.--
  8   Yo me vine a casa    triste y afligida;
     me puse a rezar,    rezar no podía,
  10   me puse al balcón    por ver si venía.
     Ya le vi venir    por la calle arriba,
  12   ya le oí decir:    --Ábreme María,
     que vengo cansado    de ganar la vida.
  14   --¿No vendrás cansado    de en casa tu querida?--
     Me dio un bofetón,    me dejó tendida.
  16   Llamé a la justicia    y al corregidor,
     le metieron preso    y a la Inquisición.

Nota: Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay!

Go Back
0221:8 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 53)

Versión de Bercimuel (ay. Bercimuel, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Agripina Redondo (70a). Recogida por José Antonio Blanco, Mª Teresa Cillanueva, Flor Salazar y Maximiano Trapero, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 6.7-7.3/A-04). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  020 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     Se marchó de casa    triste y afligida.
  4   A la medianoche    el pícaro se iba,
     le seguí los pasos    por ver dónde iba,
  6   yo le vi entrar    en ca su querida,
     yo le oí decir:    --Ábreme María,
  8   que vengo rendido    de ganar la vida.
     --Que sé de dónde vienes,    de casa ` la querida.--
  10   Le tiró una silla,    la dejó perdida.

Notas: Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay! La informante es natural de Fresno de la Fuente.

Go Back
0221:9 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 54)

Versión de Navalilla (ay. Navalilla, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Feliciana Berzal Vaquerizo (79a). Recogida por Ana Beltrán, Raquel Calvo, J. Antonio Cid y Olimpia Martínez, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.10-7.4/A-11). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 115.  014 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    de pequeñita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     Y a la medianoche    el picarón se iba
  4   con espada y lanza    y capa tendida.
     Me asomé al balcón    por ver dónde iba,
  6   ya le vi que entró    en casa ` la querida.
     Me tiró el reló,    le tiré la silla.

Nota: Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay!

Go Back
0221:10 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 55)

Versión de Otero de Herreros (ay. Otero de Herreros, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Frutos de la Calle (77a). Recogida por Raquel Calvo, Javier Ormazábal, Dolores Sanz, Blanca Urgell y Ana Valenciano, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.7-7.1/A-12). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  026 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     Y a la medianoche    el pícaro se iba.
  4   Le seguí los pasos    por ver dónde iba,
     ya le vi yo entrar    en casa ` la querida.
  6   Me puse a escuchar    por ver qué decía
     y los oí decir:    --Sayos y mantillas.--
  8   Y ya le oí llamar:    --Ábreme, María,
     que vengo cansado    de ganar la vida.
  10   --No vienes cansado    de ganar la vida,
     que vienes cansado    de en casa ` la querida.--
  12   El agarró un tajo,    yo agarré una silla.
     Ya le llevan preso    al Juan de mi vida.

Nota: La tonada la da Telesforo del Barrio (75a.). Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay! El informante dice que en Hontoria, el pueblo de su madre de quien aprendió la mayoría de los romances que sabe, cantaban los mozos esta canción al son de una gaita.

Go Back
0221:11 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 56)

Versión de Vegas de Matute (ay. Vegas de Matute, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Teresa Pérez (82a). Recogida por J. Antonio Cid, Mª Teresa Cillanueva, José Ramón Prieto, Mª José Querejeta y Teresa Yagüe, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.4-7.3/A-09). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  030 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     A la medianoche    el picarón se iba.
  4   Yo me fui tras él    por ver dónde iba,
     ya le vi entrar    en casa ` la querida.
  6   Ya llega a la puerta:    --Ábreme, querida,
     que a ti te daré    galletas y rosquillas
  8   y a la otra mujer    palos y mala vida.--
     Me vine a mi casa    triste y afligida.
  10   Ya llama a la puerta:    --Ábreme, querida,
     que vengo cansado    de buscar la vida.
  12   --Sí vienes cansado,    de casa ` la querida.--
     Me dio un garrotazo,    me dejó tendida.
  14   Llamé a la justicia    y al Corregidor,
     ya le llevan preso    a la Inquisición.

Nota: Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay!

Go Back
0221:12 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 57)

Versión de San Miguel de Bernúy (ay. San Miguel de Bernúy, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Lorenza Sanz (70a). Recogida por Ana Beltrán, Raquel Calvo, J. Antonio Cid y Olimpia Martínez, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.10-7.1/B-13). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  016 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     Y a la medianoche    de casa se iba.
  4   Yo le seguí un día    por ver dónde iba,
     ya le vi subir    una cuesta arriba,
  6   venía diciendo:    "Ábreme, María,
     que vengo cansado    de ganar la vida".
  8   --Tú vienes cansado    de en ca ` la querida.

Go Back
0221:13 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 58)

Versión de Santa Marta del Cerro (ay. Santa Marta del Cerro, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Aúrea García (56a) y Mauricia Burgos (79a). Recogida por Koldo Biguri, Olimpia Martínez, Sandra Robertson y Ana Valenciano, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 3.4-7.2/A-13). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  016 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     A la medianoche    el pájaro se iba;
  4   ya le vi venir    esa calle arriba,
     ya le oí decir:    --Ábreme, María,
  6   que vengo cansado    de ganar la vida.
     --No vienes cansado    de ganar la vida,
  8   que vienes cansado    de en ca ` la querida.

Variantes de Mauricia: 4a y l. v. subir; 6a q. v. rendido; 7a N. v. rendido; 8a q. v. rendido.
Nota: Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay!

Go Back
0221:14 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 59)

Versión de Juarros de Riomoros (ay. Juarros de Riomoros, p.j. Santa María de Nieva, ant. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Lorgia Martín (68a). Recogida por Vanda Anastácio, Raquel Calvo, Beatriz Mariscal, Francisco Mendoza Díaz-Maroto y Javier Ormazábal, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.3-7.1/A-02). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  020 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     Le seguí los pasos    por ver dónde iba;
  4   ya le vi venir    por la calle arriba,
     ya le oí decir:    --Ábreme, María,
  6   que vengo cansado    de buscar la vida.
     --Tú vienes cansado    de en casa ` la querida.--
  8   Me dio un bofetón,    me dejó tendida.
     --No vengo cansado    de en ca la querida,
  10   que vengo cansado    de buscar la vida.--

Go Back
0221:15 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 60)

Versión de Muñopedro (ay. Muñopedro, p.j. Segovia, ant. Santa María de Nieva, Segovia, España).   Recitada por Marina Rubio (60a). Recogida por Vanda Anastácio, Raquel Calvo, Beatriz Mariscal, Francisco Mendoza Díaz-Maroto y Javier Ormazábal, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.3-7.1/A-01). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  026 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquita y bonita
  2   con un picarón    que yo no quería.
     Llegaba la noche,    cenaba y se iba;
  4   me subí al balcón    por ver dónde iba,
     ya le vi entrar    en ca su querida.
  6   Me puse a barrer,    barrer no podía;
     me puse a fregar,    fregar no podía;
  8   me subí al balcón    por ver si venía,
     ya le vi venir    por la calle arriba.
  10   -Ábreme mujer,    ábreme, María,
     que vengo cansado    de buscar la vida.
  12   --Tú vienes cansado    de en ca tu querida.--
     Agarró un taulete    la dejó tendida.

Go Back
0221:16 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 61)

Versión de Maderuelo (ay. Maderuelo, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Concepción Sanz (unos 75a). Recogida por Diego Catalán, Mª Teresa Cillanueva, Gabriel Fraile y Therese Meléndez, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 6.3-7.1/B-11). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 113.  018 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     A la medianoche    el pícaro se iba;
  4   le seguí los pasos    por ver dónde iba,
     ya le vi llamar    en casa ` la querida,
  6   ya le oí decir:    --Ábreme, María,
     que vengo cansado    de ganar la vida;
  8   que vengo a traerte    palomas y rosquillas,
     a la otra mujer    palos en las costillas.

Notas: Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay!

Go Back
0221:17 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 62)

Versión de Carrascal del Río (ay. Carrascal del Río, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por una señora. Recogida por Diego Catalán, 12/08/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: Diego.12-8.1/B-02). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 114-115.  034 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     Y a la medianoche    el picarón se iba
  4   con capa tendida    y espada quemelada.
     Le seguí los pasos    por ver dónde iba;
  6   yo le vi subir    por la calle arriba,
     yo le vi entrar    en casa de la querida.
  8   Y me vine a casa    muy triste y llorosa,
     me puse a barrer,    barrer no podía;
  10   me puse a fregar,    tampoco podía;
     me puse al balcón    por ver si venía.
  12   Ya le vi bajar    por la calle abajo
     diciéndome:    --Ábreme, María,
  14   que vengo cansado    de buscar la vida.
     --Sí, tú vienes cansado    de en ca ` la querida.--
  16   Me pegó un tortazo    me dejó tendida;
     llamé a la justicia    y al señor gobernador.

Variante de otra señora: 14b de ganar la v.

Go Back
0221:18 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 63)

Versión de Sigueruelo (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Sigueruelo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Sagrario Martín Mayoral (62a). Recogida por José Antonio Blanco, Mª José Querejeta, Dolores Sanz y Ana Valenciano, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.3-7.2/A-14). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 114.  030 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita
  2   con un muchachillo    que yo no quería.
     A la medianoche    el picarón se iba;
  4   le seguí los pasos    por ver dónde iba,
     ya le vi entrar    en casa su querida,
  6   ya le oí decir:    --¡Ábreme la puerta,
     que a ti te he de dar    joyas y rosquillas
  8   y a la otra mujer    palos y mala vida.--
     Me volví a mi casa    triste y afligida,
  10   me puse al balcón    por ver si venía,
     ya le oí decir:    --Ábreme, María--
  12   Agarré un garrote,    le rompí el cogote;
     agarré una silla,    le rompí una costilla.
  14   Ya viene el alcalde    y el corregidor,
     ya presa me llevan    a la Inquisición.

Go Back
0221:19 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 64)

Versión de Siguero (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Siguero, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Isidra Gil (83a). Recogida por José Antonio Blanco, Mª José Querejeta, Dolores Sanz y Ana Valenciano, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.3-7.1/B-05). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  016 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . .
     Me subí al balcón    por ver si venía,
  4   ya le vi subir    toda la calle arriba,
     venía diciendo:    --Ábreme, María,
  6   que vengo cansado    de ganar la vida.
     --No vienes cansado    de ganar la vida,
  8   que vienes cansado    de en ca la querida.

Nota: Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay!

Go Back
0221:20 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 65)

Versión de Santibañez de Ayllón (ay. Ayllón, ant. Santibáñez de Ayllón, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por una señora. Recogida por Pilar Aragón, José Antonio Blanco, Jon Juaristi y Beatriz Mariscal, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.4-7.1/A-12). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  008 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita,
  2   con un pastorcito    que yo no quería.
     Y a la medianoche    el pícaro se iba,
  4   y me dejó sola,    que yo no quería,
     por culpa de mi madre    me dejó solita.

Go Back
0221:21 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 66)

Versión de Ituero y Lama (ay. Ituero y Lama, p.j. Segovia, ant. Santa María de Nieva, Segovia, España).   Recitada por Sebastiana Fernández (79a) y Iluminada González (75a). Recogida por Suzanne Petersen, Sandra Robertson, y Ana Valenciano, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.10-7.1/A-19). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  015 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     A la medianoche    el pícaro se iba,
  4   con la manta al hombro    en busca de la querida.
     A los cuatro meses    a casa volvía.
  6   --Ábreme la puerta
     que vengo cansado    de ganar la vida.
  8   --Si vendrás cansado    de en casa ` la querida.

Variante de Iluminada: 3b el pájaro s. i.
Nota: Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo se intercalael estribillo: ¡ay, ay, ay!

Go Back
0221:22 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 67)

Versión de Aldealengua [de Pedraza] (ay. Aldealengua de Pedraza, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Elisa Escribano (53a). Recogida por Koldo Biguri, Beatriz Mariscal, José Ramón Prieto y Mª José Querejeta, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.7-7.1/A-23). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  014 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     A la medianoche    desaparecía.
  4   --Ábreme la puerta,    [ábreme], María,
     que vengo cansado    de buscar la vida.
  6   --No vienes cansado    de buscar la vida,
     que vienes cansado    de casa ` la querida.

Nota: Al cantar repite cadaa hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay!

Go Back
0221:23 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 68)

Versión de Otero de Herreros (ay. Otero de Herreros, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Agapita Calle (62a). Recogida por Raquel Calvo, Javier Ormazábal, Dolores Sanz, Blanca Urgell y Ana Valenciano, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.7-7.1/B-03 y A-02). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  014 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita
  2   con un muchachillo    que yo no quería
     A la medianoche    el pícaro se iba;
  4   le seguí los pasos    por ver dónde iba,
     y le vi entrar    en casa ` la vecina.
  6   Ya le oí decir:    --Ábreme, María,
     que vengo cansado    de ganar la vida.

Notas: Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay!

Go Back
0221:24 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 69)

Versión de Otero de Herreros (ay. Otero de Herreros, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Inés Prieto (62a). Recogida por Raquel Calvo, Javier Ormazábal, Dolores Sanz, Blanca Urgell y Ana Valenciano, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.7-7.2/A-01). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  013 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita
  2   con un picardillo    que yo no quería.
     A la medianoche    el pícaro se iba.
  4   . . . . . . . . . . . .    --Ábreme, María,
     que vengo cansado    de ganar la vida.
  6   --No vienes cansado    de ganar la vida,
     que vienes cansado    de dormir con la querida.

Variante: 1b chiquita y b.
Nota: Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay!

Go Back
0221:25 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 70)

Versión de Otero de Herreros (ay. Otero de Herreros, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Frutos de la Calle (77a) y Telesforo del Barrio (75a). Recogida por Raquel Calvo, Javier Ormazábal, Dolores Sanz, Blanca Urgell y Ana Valenciano, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.7-7.1/A-12). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  013 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     A la medianoche    el pícaro se iba.
  4   Le seguí los pasos    por ver dónde iba;
     ya le ví yo entrar    en ca(sa) la querida.
  6   Me puse a escuchar    por ver qué decía
     y los oí decir:    --Sayos y mantillas.--
  8   Y ha le oí llamar    --Ábreme, María,
     que vengo cansado    de ganar la vida.
  10   --No vienes cansado    de ganar la vida,
     que vienes cansado    de en ca(sa) la querida.
  12   El agarró un tajo,    yo agarré una silla.
     Ya le llevan preso    al Juan de mi vida.

Nota: Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay!. Telesforo da la tonada.

Go Back
0221:26 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 71)

Versión de Pedraza (ay. Pedraza, p.j. Segovia, ant. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por María "de los Pachos". Recogida por Diego Catalán, 00/08/1947 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 28-29.  016 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     A la medianoche    el pícaro se iba;
  4   le seguí los pasos    por ver dónde iba,
     ya le vi entrar    en ca(sa) su querida
  6   y le oí decir    --Ábreme, María,
     que a ti te daré    pañales y mantillas.
  8   --y a la otra mujer    palos y mala vida.

Go Back
0221:27 Me casó mi madre (6+6 í-a)            (ficha nº: 72)

Versión de Añe (ay. Añe, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Ciriaca Santos (65a) y Melania Martín (71a). Recogida por Ana Beltrán, Pere Ferré, Olimpia Martínez y Sandra Robertson, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.7-7.1/A-05). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  014 hemist.  Música registrada.

     Me casó mi madre    chiquitita y bonita
  2   con un muchachito    que yo no quería.
     A eso de la medianoche    que el pícaro se iba;
  4   yo le vi subir    por la calle arriba,
     ya le oí decir:    --Ábreme, María,
  6   que vengo cansado    de luchar la vida.
     --Tú vienes cansado    de en casa tu querida.

Variante: 3a que el picarón s. i.
Notas: Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala el estribillo: ¡ay, ay, ay!

Go Back
0101:1 No me entierren en sagrado (á-o)            (ficha nº: 73)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Francisca Vázquez, alias "La Lechuga". Recogida por María Goyri, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 63-64.  018 hemist.  Música registrada.

     Madre, si yo me muriese    de este mal que Dios me ha dado,
  2   por mí no toquen campanas    ni me entierren en sagrado,
     sólo quiero que me entierren    en un verdecito prado
  4   donde no pazgan ovejas    ni otra clase de ganado.
     Por cabecera me pongan    un cantito bien labrado,
  6   que le labre un carpintero    y le escriba un escribano,
     con un letrero que diga:    «Aquí murió malogrado.
  8   No murió de calentura    ni de dolor de costado,
     que murió de mal de amor    que es un mal desesperado».

Go Back
0101:2 No me entierren en sagrado (á-o)            (ficha nº: 74)

Versión de Navafría (ay. Navafría, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Aurora Torres Cervel (88a). Recogida por Koldo Biguri, Beatriz Mariscal, José Ramón Prieto, Mª José Querejeta y Teresa Yagüe, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.7-7.1/A-10). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  012 hemist.  Música registrada.

     --Madre, cuando me muera,    no me entierren en sagra-,
  2   entiérrame en un rincón    donde no me vea na-,
     a la cabecera pon    el retrato de su da-
  4   con un letrero que di-:    «Aquí murió Juan de La-.
     No murió de calentu-    ni de dolor de costa-,
  6   que murió de malheri-,    cosedito a puñalás».

Go Back
0101:3 No me entierren en sagrado (á-o)            (ficha nº: 75)

Versión de Sepúlveda (ay. Sepúlveda, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recogida por Vanda Anastácio, Pilar Aragón, J. Antonio Cid y Gabriel Fraile, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.7-7.2/A-10). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 64.  012 hemist.  Música registrada.

     --Madre mía, si `o me muero,    no me entierren en sagrado.
  2   . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    me entierren en un verde prado,
     donde me pisen las damas    y paseen los ganados.
  4   Por cabecera me pongan    un cantito bien planchado
     con un letrero que diga:    «Aquí murió el desgraciado.
  6   No murió por calentura    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     que murió por mal de amores,    de amores enamorado».

Go Back
0187:1 Conversión de la Samaritana (8+8 á-a)            (ficha nº: 76)

Versión de Siguero (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Siguero, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Isidra Gil (83a). Recogida por José Antonio Blanco, Mª José Querejeta, Dolores Sanz y Ana Valenciano, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.3-7.1/B-04). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 409.  038 hemist.  Música registrada.

     El viernes partió el señor    para la ciudad de Samaria.
  2   Sobre el brocal recostóse    viendo que cansado estaba,
     al tiempo que vio venir    a la misma que esperaba,
  4   con el cántaro en la mano    y era la sameritana.
     El señor la dijo entonces:    --¿Dónde vas, sameritana?,
  6   en esta tierra, mujer,    de la ciudad soberana
     no puedes ir sin marido    de la ciudad sola salva.
  8   --Si yo no tengo marido,    ni nunca he sido casada.--
     El señor la dijo entonces:    --Piensa y piensa, sameritana.
  10   Tuviste siete galanes    dando escándalo en Samaria,
     y de siete que tenías    ahora sin ninguno te hallas.
  12   --Señor, usted es profeta,    que mi pecado declara
     y recorre mi interior    sin que te se olvide nada.--
  14   Dice: --No soy profeta,    que soy de fe mas salva,
     soy hijo del padre eterno    y de un ser que te guarda
  16   y desde el Cielo he venido    a que recorras tu infancia.--
     Entonces la pecadora,    puesta en tierra, arrodillada,
  18   rompió el cántaro y al punto    volvió al mundo las espaldas.
     Así le rogamos todos    para bien de nuestras almas.

Nota: Título original, La Samaritana, cambiada para direrenciar mejor entre los varios romances de la Samaritana.

Go Back
0107+0101:1 La bella en misa+No me entierren en sagrado (ó+á-o)            (ficha nº: 77)

Versión de Aldealengua [de Pedraza] (ay. Aldealengua de Pedraza, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Gertrudis Nogales (70a). Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 14/09/1904 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 64-65.  040 hemist.  Música registrada.

     Allá arriba hay una ermita    que la llaman San Simón
  2   donde damas y doncellas    van allá hacer la oración.
     Vuestra señora va al medio,    entre todas la mayor;
  4   lleva saya sobre saya    y jubón sobre jubón,
     en cada zapato lleva    vara y media de listón,
  6   en cada carrillo lleva    onza y media de color.
     Y al entrar en la iglesia    se la cayó el resplandor.
  8   El que decía la misa    por mirarla se turbó
     y el que daba agua bendita    por mirarla se mojó,
  10   el que encendía las velas    por mirarla se quemó,
     el que toca las campanas    por mirarla se cayó.
  12   --¡Cójanle, cójanle a este hombre,    no muera sin confesión!--
     --Si yo me muriera, madre,    de este mal que Dios me ha dado,
  14   háganme la sepultura    en un verdecito prado
     donde no coman ovejas    ni tampoco otro ganado.
  16   Por mí no toquen campanas    ni me entierren en sagrado,
     póngame a la cabecera    una cruz de cal y canto
  18   con un letrero que diga:    «Aquí murió un desgraciado.
     No murió de calentura    ni de dolor de costado,
  20   que murió de mal de amores    que es un mal desesperado».

Variantes de su hermana Josefa Nogales (50a): 2b v. toas h. l. o.; 5b v. y m. de galón; 9a y el q. toma a. b.; 15b n. t. más g.

Go Back
0177:1 El cura pide chocolate (6+6 á-a)            (ficha nº: 78)

Versión de Marazoleja (ay. Sangarcía, ant. Marazoleja, p.j. Segovia, ant. Santa María de Nieva, Segovia, España).   Recitada por una señora (45a). Recogida por Vanda Anastácio, Raquel Calvo, Beatriz Mariscal, Francisco Mendoza Díaz-Maroto y Javier Ormazábal, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.3-7.1/A-10). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 239.  010 hemist.  Música registrada.

     El cura Villalba    tenía una criada,
  2   a la medianoche    el cura la llama.
     --Tráeme chocolate.    --No tenemos agua.
  4   --Sácala del pozo.    --La soga no alcanza.
     --Yo la daré un cacho    [como de] una cuarta.

Go Back
0177:2 El cura pide chocolate (6+6 á-a)            (ficha nº: 79)

Versión de Fresno de Cantespino (ay. Fresno de Cantespino, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Jacinta García Alonso (79a). Recogida por Diego Catalán, Mª Teresa Cillanueva, Gabriel Fraile y Therese Meléndez, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 6.3-7.1/B-06). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 239.  020 hemist.  Música registrada.

     El cura de Aldeonte,    tiene una criada,
  2   y a la medianoche    el cura la llama.
     --Traime chocolate.    --No me da la gana;
  4   que las ovas no cocen,    las soga no alcanza.
     --Yo te daré un cacho,    como de una cuarta.--
  6   A los siete meses    la barriga hinchada,
     a los nueve meses    parió la criada;
  8   parió un curilla    con capa y sotana.
     --Échele a la inclusa.    --No me da la gana,
  10   que tengo dos pechos    como dos manzanas.

Nota: La informante es natural de Aldeanueva del Monte.

Go Back
0075:1 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 80)

Versión de Castro de Fuentidueña (ay. Castro de Fuentidueña, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por una muchacha. Recogida por Cayo Ortega Mayor, hacia 1880 (Archivo: AMP; Colec.: Ortega Mayor, C.). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 136-137.  076 hemist.  Música registrada.

     El rey tenía tres hijas,    todas tres como una plata,
  2   sino que la más pequeña    que Delgadina se llama.
     La dice un día su padre:    --Tú has de ser mi enamorada.
  4   --No lo querrá Dios del cielo    ni la Virgen soberana,
     que yo fuera mi madre    y mi madre la criada.
  6   --Altos, altos sean mis pajes,    a Delgadina encerrarla,
     que no la den de comer    sino cecina salada,
  8   que no la den de beber    sino agua de pescada.--
     Al cabo de los siete años    abrió Dios cuatro ventanas,
  10   por la una entraba el sol,    por la otra la luna clara,
     y por la otra el rocío    y por la otra la escarchada.
  12   Da la vuelta al corredor    y se asoma a una ventana
     donde estaban sus hermanas,    paño de Irlanda bordaban.
  14   --Hermanitas de mi vida,    hermanitas de mi alma,
     lo que os pido y os ruego,    por Dios, una jarra de agua,
  16   que el alma traigo en un hilo    y el hilo ya se me acaba.
     --Quítate de ahí, Delgadina,    quítate, hermana del alma,
  18   que si el rey padre lo sabe    la cabeza nos cortara.--
     Se quitó la Delgadina    muy triste y desconsolada,
  20   da la vuelta al corredor    y se asoma a otra ventana,
     adonde estaba su madre    en silla de oro sentada.
  22   --Mi madre, por ser mi madre,    por Dios, una jarra de agua,
     que el alma traigo en un hilo    y el hilo ya se me acaba.
  24   --Quítate de ahí, Delgadina,    quítate de ahí, perra mala,
     que si un puñal tuviera,    desde aquí te le clavara.--
  26   Se quitó la Delgadina    muy triste y desconsolada,
     da la vuelta al corredor    y se asomó a otra ventana,
  28   adonde estaba su padre,    juego de naipes estaba.
     --Mi padre, por ser mi padre,    por Dios, una jarra de agua,
  30   que el alma traigo en un hilo    y el hilo ya se me acaba.
     --Altos, altos sean mis pajes,    a Delgadina taer agua.--
  32   Unos con jarros de oro,    otros con jarros de plata,
     el que primero llegó    Delgadina ya espiraba,
  34   el último que llegó,    Delgadina ya espiró.
     La cama de Delgadina    de ángeles está rodeada,
  36   la cama de sus hermanas    de ángeles está rodeada
     y la cama de su madre    de culebras enroscadas
  38   y la cama de su padre    de demonios apestada.

Go Back
0075:2 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 81)

Versión de Valverde del Majano (ay. Valverde del Majano, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Justina Marazuela. Recogida por Agapito Marazuela Albornos, entre 1915-1925 (Archivo: AMP; Colec.: Agapito Marazuela 1933). Publicada en Marazuela Albornós 1964, pp. 393-395. Reeditada en TRC-Segovia 1993, pp. 140-141.  090 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía tres hijas    y las tres como una plata
  2   y la más chiquirritita    que Delgadina se llama.
     Un día estando comiendo    su padre bien la miraba.
  4   --¿Qué me miras tú, mi padre,    que me tienes tan mirada?
     --Qué te he de mirar yo, hija,    que has de ser mi enamorada.
  6   --No lo quiera Dios del cielo,    ni la Virgen soberana,
     que el padre que m `ha `jendrao    sea yo su enamorada.--
  8   --Alto, alto, mis criados,    a Delgadina matarla,
     si no la queréis matar,    encerrarla en una sala;
  10   no me la deis a beber    más que un vaso de retama,
     no me la deis de comer    más que sardinas saladas.--
  12   Y a eso de los siete años    la ha abierto una ventana,
     donde estaban sus hermanos    jugando al juego ` la barra.
  14   --Hermanos, si sois hermanos,    darme una jarrita de agua,
     más de sed, que no de hambre,    a Dios voy a dar el alma.
  16   --Quítate de ahí, Delgadina,    quítate de ahí, perra mala,
     que por tu cara tan linda    madre ha sido mal casada.--
  18   Se retiró Delgadina    muy triste y desconsolada.
     A eso de los siete años    la ha abierto otra más alta,
  20   donde estaban sus hermanas    sentás en silla de plata.
     --Hermanas, si sois hermanas,    darme una jarrita de agua,
  22   más de sed, que no de hambre,    a Dios voy a dar el alma.
     --Quítate de ahí, Delgadina,    quítate de ahí, perra mala,
  24   que por tu cara tan linda    madre ha sido mal casada.--
     Se retiró Delgadina    muy triste y desconsolada.
  26   A eso de los siete años    le han abierto otra más alta,
     en donde estaba su madre    peinando sus lindas canas.
  28   --Madre, si es usted mi madre,    déme una jarrita de agua,
     más de sed, que no de hambre,    a Dios voy a dar el alma.
  30   --Quítate de ahí, Delgadina,    quítate de ahí, perra mala,
     que por tu cara tan linda    he sido yo mal casada.--
  32   Se retiró Delgadina    muy triste y desconsolada.
     A eso de los siete años    la han abierto otra más alta,
  34   en donde estaba su padre    escribiéndola una carta.
     --Padre, si es usted mi padre,    déme una jarrita de agua,
  36   más de sed, que no de hambre,    a Dios voy a dar el alma.
     --Sí, hija, te la daré,    si has de ser mi enamorada.
  38   --Bueno, padre, lo seré,    aunque de muy mala gana.--
     --Alto, alto, mis criados,    a Delgadina llevar agua;
  40   unos con jarras de oro,    otros con jarras de plata,
     al que llegara el primero    una hacienda le mandaba
  42   y al que llegara el último    la cabeza le cortaba.--
     Llegaron todos a un tiempo,    Delgadina ya espiraba.
  44   La cama de Delgadina    de ángeles rodeada
     y la cama de su padre    de demonios atestada.

Go Back
0075:3 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 82)

Versión de Sigueruelo (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Sigueruelo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Gabriela Moreno (64a). Recogida por Diego Catalán, 00/08/1947 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 134-135.  104 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía tres hijas    y las tres como la plata,
  2   y la más chiquitita    Delgadina se llamaba.
     Un día estando a la mesa    su padre la remiraba.
  4   --¿Qué me mira usted, mi padre,    qué me mira usté a la cara?
     --Qué te tengo de mirar,    tú has de ser mi enamorada.
  6   --No lo quiera Dios del cielo,    ni la Virgen soberana.--
     --Alto, alto, pajes míos,    a Delgadina a encerrarla
  8   en un cuarto muy oscuro,    que no vea cosa clara;
     no me la den de comer    na` más carne muy salada,
  10   no me la den de beber    na` más agua de retama.--
     Siete años estuvo allí,    siete años allí encerrada,
  12   y al cabo de los siete años    la Virgen santa la ampara;
     la ha mandado un carpintero    le hiciera cuatro ventanas,
  14   con una fuente en medio    Delgadina beba agua.
     Salió de allí Delgadina    muy triste y desconsolada,
  16   dio una vuelta a su jardín    y se asoma a una ventana
     donde estaban sus hermanos,    que a la pelota jugaban.
  18   --Hermanitos de mi vida,    hermanitos de mi alma,
     por Dios sus pido y sus ruego    me alcancéis un jarro de agua.
  20   --Quítate de ahí, Delgadina,    quítate, perra malvada,
     que si el padre rey lo sabe,    la cabeza nos cortara.--
  22   Retiróse Delgadina    tan triste y desconsolada,
     dio otra vuelta a su jardín    y se asoma a otra ventana,
  24   donde estaban sus hermanas,    que paño de oro bordaban.
     --Hermanitas de mi vida,    hermanitas de mi alma,
  26   por Dios sus pido y sus ruego    me alcancéis un jarro de agua.
     --Quítate de ahí, Delgadina,    quítate, perra malvada,
  28   que si el rey padre lo sabe    la cabeza nos cortara.--
     Retiróse Delgadina    tan triste y desconsolada,
  30   dio otra vuelta a su jardín    y se asoma a otra ventana,
     donde estaba su madre    en silla de oro sentada.
  32   --Madrecita de mi vida,    madrecita de mi alma,
     por Dios sus pido y sus ruego    me alcancéis un jarro de agua.
  34   --Quítate de ahí, Delgadaina,    quítate, perra malvada,
     que por ti estoy yo aquí    siete años bien mal casada.--
  36   Retiróse Delgadina    tan triste y desconsolada,
     dio otra vuelta a su jardín    y se asoma a otra ventana
  38   donde estaba su padre,    con caballeros hablaba.
     --Padrecito de mi vida,    padrecito de mi alma,
  40   por Dios, sus pido y sus ruego    me alcancéis un jarro de agua.
     --Sí, hija, sí te lo daré,    tú has de ser mi enamorada.
  42   --Sí, padre, sí lo seré,    aunque sea de mala gana.--
     --Alto, alto, pajes míos,    a Delgadina darle agua,
  44   unos con jarras de oro    y otros con jarras de plata.--
     Cuando llegó el primer jarro,    Delgadina ya está mala;
  46   cuando llegó el segundo,    Delgadina ya no hablaba;
     cuando llegó el tercero,    ya no hacía falta nada.
  48   La cama de sus hermanos    de navajas se enclavaba,
     la cama de sus hermanas    una víbora enroscada,
  50   la cama de sus padres    una sierpe atravesada,
     la cama de Delgadina    de ángeles arrodeada,
  52   la Virgen santa en medio    haciéndole la mortaja.

Nota: En los diversos romances que canta Gabriala en una sola entrevista, se le atribuye 54, 64, y 68 años. Opto por uno, un tanto al azar.

Go Back
0075:4 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 83)

Versión de Matabuena (ay. Matabuena, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por María Álvaro. Recogida en Rascafría, Madrid por Ramón Menéndez Pidal, 00/00/1904 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  014 hemist.  Música registrada.

     Un padre tenía tres hijas,    todas tres como una plata
  2   y la más chiquitita    Delgadina se llamaba.
     --Esta será para mí,    no será para otro naide.
  4   --No lo quedrá Dios del cielo    que yo con mi padre me case.
     --Altos, altos, hijos míos,    a Delgadina encerrarla,
  6   y no darla de comer    más que cecina salada
     y no darla de beber    más que agua de retama.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Go Back
0075:5 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 84)

Versión de Arcones (ay. Arcones, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Basilio Bartolomé, pastor (34a). Recogida por Ramón Menéndez Pidal, hacia 1904 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 137-139.  103 hemist.  Música registrada.

     Un padre tenía tres hijas,    todas tres como una plata
  2   y la más chiquerretita    Delgadina se llamaba.
     Y un día estaban comiendo    y su padre la miraba.
  4   --¿Qué me mira usted, mi padre,    padrecito de mi alma?
     --Qué te tengo mirar, hija,    que has de ser mi enamorada.
  6   --No lo quedrá Dios del cielo,    ni la Virgen soberana.--
     Entonces    mandó que la encerraran
  8   en una sala que tenga,    que tenga siete ventanas.
     --Que no la den de comer    más que cecina salada,
  10   y no la den de beber    más que agua de retamas.--
     Al cabo de siete días    Delgadina buscaba agua;
  12   a pasitos, a pasitos,    se ha asomado a una ventana,
     vio que estaban sus hermanos    jugando juegos de barra.
  14   --Hermanitos de mi vida,    hermanitos de mi alma,
     por Dios sus pido y sus ruego    que me deis un jarro de agua.
  16   --Hermanita de mi vida,    hermanita de mi alma.
                                       sí que te diéramos agua;
  18   si el rey padre lo supiera,    la cabeza nos cortara.--
     Se ha marchado Delgadina    muy triste y desconsolada,
  20   y a pasitos, a pasitos    se ha asomado a otra ventana,
     vio que estaban sus hermanas    en silla de oro sentadas.
  22   --Hermanitas de mi vida,    hermanitas de mi alma,
     por Dios sus pido y sus ruego    que me deis un vaso de agua.
  24   --[Hermanita de mi vida,    hermanita de mi alma,]
                                       sí que te diéramos agua;
  26   si el rey padre lo supiera,    la cabeza nos cortara.--
     Se ha marchado Delgadina    muy triste y desconsolada,
  28   y a pasitos, a pasitos    se ha asomado a otra ventana,
     y vio que estaba su abuela    en silla de oro sentada.
  30   --Abuelita de mi vida,    abuelita de mi alma,
     por Dios la pido y la ruego    que me dé usté un vaso de agua.
  32   --Anda, vete, Delgadina,    anda, vete, perra mala,
     que si tuviera un cuchillo    desde aquí te le tiraba,
  34   que por ti hace nueve días    que está mi hija mal casada.--
     Se ha marchado Delgadina    muy triste y desconsolada
  36   y a pasitos, a pasitos    se ha asomado a otra ventana,
     y vio que estaba su madre    en silla de oro sentada.
  38   --Madrecita de mi vida,    madrecita de mi alma,
     por Dios la ruego y la pido    que me dé usté un jarro de agua.
  40   --Anda, vete, Delgadina,    anda, vete, perra mala,
     que por ti hace nueve días    que estoy siendo mal casada.--
  42   Se ha marchado Delgadina    muy triste y desconsolada
     y a pasitos, a pasitos    se ha asomado a otra ventana,
  44   y vio que estaba su padre    jugando juegos de barra.
     --Padrecito de mi vida,    padrecito de mi alma,
  46   por Dios le pido y le ruego    que me dé usté un vaso de agua.
     --Sí que te le daré, hija,    pero has de ser mi enamorada.
  48   --Padre mío, lo seré,    aunque sea de mala gana.
     --Altos, altos, caballeros,    a Delgadina dar agua.--
  50   Unos con vaso de oro    y otros con vaso de plata.
     Y al tomar vaso que traen    Delgadina no quiso agua.
  52   --Delgadina sube al cielo,    porque la Virgen te llama
     para que subas a la gloria,    que ya la tienes ganada.

Variantes: 3a Y u. d. que están c.; 11b D. buscó a.; 15b m. d. un vaso d. a.; 16a Delgadina d. m. v.; 16b Delgadina d. m. a.; 34a. h. siete d..

Go Back
0075:6 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 85)

Versión de Nava de la Asunción (ay. Nava de la Asunción, p.j. Segovia, ant. Santa María de Nieva, Segovia, España).   Recogida por Rafael Farias y Velasco, entre 1901-1904 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 142-143.  092 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía tres hijas    y a todas las estimaba,
  2   la más pequeña de todas    Delgadina se llamaba.
     Un día estando a la mesa    su padre el rey la miraba.
  4   --¿Qué me mira usted, mi padre,    qué me mira usté a la cara?
     --Yo te miro, Delgadina,    que has de ser mi enamorada.
  6   --No lo querrá Dios del cielo    ni la Virgen soberana
     que yo mujer de usted sea,    madrastra de mis hermanas.
  8   --Voy a por los mis criados,    los que traje de Granada,
     a mi hija la Delgadina    subirla a la casa alta,
  10   allá ha de estar siete años    sin comer ni beber nada.--
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    La abrieron siete ventanas.
  12   Se mete la Delgadina    muy triste y desconsolada,
     con el rosario en la mano    se ha asomado a una ventana.
  14   por allí vio a sus hermanas,    jugando a la comba estaban.
     --Hermanitas de mi vida,    hermanitas de mi alma,
  16   que yo me muero de sed,    subidme una jarra de agua.
     --Si el padre mi rey nos viera,    la cabeza nos cortara.--
  18   Se mete la Delgadina    muy triste y desconsolada,
     con el rosario en la mano    se ha asomado a otra ventana,
  20   por allí vio a sus hermanos    jugando a tirar la barra.
     --Hermanitos de mi vida,    hermanitos de mi alma,
  22   que yo me muero de sed,    subidme una jarra de agua.
     --Hermanita de mi vida,    hermanita de mi alma,
  24   si mi padre el rey nos viera,    la cabeza nos cortara.--
     Se mete la Delgadina    muy triste y desconsolada,
  26   con el rosario en la mano    se ha asomado a otra ventana,
     por allí vio a la su madre    en silla de oro sentada.
  28   --Madre que me habéis criado,    subidme una jarra de agua,
     corazón tengo en un hilo    y la vida se me acaba.
  30   --Quítate de ahí, Delgadina,    quítate, perra malvada,
     ya va para siete años    que por ti estoy mal casada.--
  32   Se mete la Delgadina    muy triste y desconsolada,
     con el rosario en la mano    se ha asomado a otra ventana,
  34   por aquella vio a su padre,    que paseándose estaba.
     --Padre que me habéis criado,    subidme una jarra de agua,
  36   corazón tengo en un hilo    y la vida se me acaba.
     --Hija, te la subiré,    si has de cumplir la palabra.
  38   --Padre, yo la cumpliré,    aunque sea de mala gana.
     --Voy a por los mis criados,    los que traje de Granada,
  40   a mi hija la Delgadina    subidle una jarra de agua.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    todos corren por escalas,
  42   al último que llegare    la cabeza le cortara.--
     Todos llegan a un tiempo,    Delgadina ya espiraba;
  44   los ángeles la tenían,    la Virgen la amortajaba,
     y a los pies de Delgadina    manaba una fuente clara.
  46   Su madre en el purgatorio,    su padre arde en grandes llamas
     y Delgadina en el cielo    en silla de oro sentada.

Variante: 11b El informante recordó el hemistiquio antes de 13b.

Go Back
0075:7 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 86)

Versión de San Miguel de Bernúy (ay. San Miguel de Bernúy, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Nicasio Lozano (69a). Recogida por Ana Beltrán, Raquel Calvo, J. Antonio Cid y Olimpia Martínez, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.10-7.1/B-10). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  024 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía tres hijas    más bonitas que la plata
  2   y la más chiquirritina    Delgadina se llamaba.
     Su padre, estando comiendo,    un día mucho miraba.
  4   --Padre, ¿qué me mira usted?    --Que has de ser mi enamorada.
     --No lo querrá Dios del cielo    ni la Virgen soberana
  6   que sea mujer de usted,    madrasta de mis hermanas.
     --Criados, los mis criados,    los que coméis en mi casa,
  8   a mi hija Delgadina    encerradla en una sala;
     no me la deis de comer    no siendo cosa salada,
  10   no me la deis de beber    no siendo cosa vinagra.--
     La Delgadina muy triste,    muy triste y desconsolada,
  12   llenecita de suspiros    se asomaba a una ventana. (. . . . . .)

Variante: 11 lo dice una señora que añade: se pasea por la calle, / se pasea por la sala.

Go Back
0075:8 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 87)

Versión de Abades (ay. Abades, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Florinda Herranz (48a). Recogida por J. Antonio Cid, Mª Teresa Cillanueva, José Ramón Prieto y Mª José Querejeta, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.4-7.1/B-02). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  050 hemist.  Música registrada.

     Un padre tenía tres hijas    y las tres como la plata,
  2   y la más pequeña de todas    Delgadina se llamaba.
     Un día estando comiendo    su padre la remiraba.
  4   --¿Cómo me mira usted, padre,    cómo me mira la cara?
     --Cómo quiés que no te mire    si has de ser mi enamorada.
  6   --Ni por Dios, ni por la Virgen,    ni por la Virgen sagrada.
     --Alto, alto, caballeros,    a Delgadina encerradla,
  8   en el cuarto más oscuro    que en el palacio le haya;
     no me la deis de comer    na` más que cosa salada,
  10   no me la deis de beber    na` más que agua templada.--
     Ha bajado un angelito,    la ha abierto tres ventanas:
  12   una por donde entra el sol,    la otra el sol cuando raya,
     la otra la Virgen María    cuando iba a visitarla.
  14   Delgadina, con gran sed,    se ha asomado a la ventana,
     ha visto a sus hermanitas    que a los boliches jugaban.
  16   --Por Dios os lo pido, hermanas,    y por la Virgen sagrada,
     que vengo muerta de sed,    si me dais un poco de agua.
  18   --No os lo doy, Delgadina,    no os lo doy, rica hermana,
     que si el rey padre lo supiera,    la cabeza nos cortara.--
  20   Delgadina con gran sed    se ha asomado a la ventana,
     ha visto a su madre reina    en silla de oro sentada.
  22   --Por Dios os lo pido, madre,    por la Virgen sagrada,
     que vengo muerta de sed,    si me da usted un vaso de agua.
  24   --Ven acá, perra traidora,    ven acá, perra malvada,
     siete años van pa` ocho    que por ti estoy mal casada.

Go Back
0075:9 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 88)

Versión de Carrascal del Río (ay. Carrascal del Río, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Angelita Lobo Revenga (56a). Recogida por Vanda Anastácio, Pilar Aragón, J. Antonio Cid y Gabriel Fraile, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.7-7.3/B-10). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  081 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía tres hijas    má[s] hermosas que la plata,
  2   la más pequeña de todas    Delgadina se llamaba.
     Un día estando en la mesa,    su padre la repicaba:
  4   --Delgadina, Delgadina,    tú has de ser mi enamorada.
     --No lo querrá Dios del cielo,    ni la Virgen soberana,
  6   que `el padre que me dió el ser    fuera yo su enamorada.
     --Alto, alto, mis criados,    a Delgadina encerrarla,
  8   de las tres torres que tengo,    cerrármela en la más alta;
     no me la deis a beber    más que agua de pescada,
  10   no me la déis a comer    más que cecina salada.--
     Al cabo de siete meses    se ha asomado a una ventana,
  12   adonde estaba su madre    jugando al juego de barra.
     --Por Dios, madre querida,    por Dios, madre de mi alma,
  14   por Dios la vengo a pedir,    mire usté una jarra de agua,
     traigo la vida en un hilo    y el corazón se me acaba,
  16   por Dios la vengo a pedir    una jarra de agua.
     --Quítate de ahí, Delgadina,    quítate, perra malvada,
  18   que siete años van para ocho    y me has hecho estar mal casada.
     --Y otros tantos llevo yo    por usted sin beber agua.--
  20   De allí otros siete años,    se ha asomado a otra ventana,
     donde estaban sus hermanos    jugando al juego de cartas.
  22   --Por Dios, hermanos querido[s],    os pido una jarra de agua,
     tengo la vida en un hilo    y el corazón se me acaba.
  24   --Quítate de ahí, Delgadina,    quítate de ahí, perra malvada,
     que siete años para ocho    (nos has quitado la honra.)
  26   --Y otros tantos llevo yo    por mi padre aquí encerrada.--
     Se han pasado otros siete años    y se ha asomado a otra ventana,
  28   adonde estaba su padre    jugando al juego de escala.
     --Traigo la vida en un hilo    y el corazón se me acaba,
  30   por Dios, padre de mi vida,    le pido una jarra de agua.
     --Quítate, Delgadina,    quítate de mí, perra malvada.
  32   que no quisiste hacer    lo que el rey padre mandaba.
     --Sí, padre, lo cumpliré,    aunque sea de mala gana.--
  34   --Alto, alto, mis criados,    a Delgadina darla agua.--
     Unos con jarras de oro,    otros con jarras de plata,
  36   y al subir por la escalera    la Delgadina espiraba.
     Donde espira Delgadina,    una fuente allí manaba,
  38   y en la cama de su madre    llena de ángeles estaba,
     y la cama de su padre    llena de demonios estaba.
  40   Delgadina se murió,    no fue por sed ni falta de agua,
     fue porque no quiso cumplir    lo que el rey padre mandaba.

Variantes: 22b traer una j. d. a.

Go Back
0075:10 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 89)

Versión de Navas de San Antonio (ay. Navas de San Antonio, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Pilar Ayuso (56a). Recogida por Raquel Calvo, Javier Ormazábal, Dolores Sanz, Blanca Urgell y Ana Valenciano, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.7-7.2/A-19 y B-01). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  064 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía tres hijas    más hermosas que la plata,
  2   la más pequeña de todas    Delgadina se llamaba.
     Un día estando comiendo    su padre la remiraba.
  4   --¿Qué me miras, padre mío,    qué me miras a la cara?
     --Te miro, paloma mía,    que seas mi enamorada.
  6   --No lo quiera Dios del cielo,    ni la Virgen soberana,
     de mi padre ser esposa,    de mis hermanas, madrastra.--
  8   Mandó a todos sus criados    a Delgadina encerrarla,
     en el cuarto más oscuro,    que hubiera en toda la casa.
  10   . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    La ha abierto cuatro ventanas.
     Delgadina, con gran sed,    a una de ellas se asomaba
  12   y ha visto a sus hermanitos    jugando al juego de damas.
     --Hermanitos, pues lo sois,    traedme una jarrita de agua,
  14   que el corazón tengo triste    y la vida se me acaba.
     --Quítate de ahí, Delgadina,    quítate de ahí, perra mala,
  16   que si padre rey te viera,    la cabeza te cortara.--
     Delgadina, con gran sed,    se ha asomado a la ventana,
  18   ha visto a su pobre madre    en una silla sentada.
     --Madre mía, pues lo eres,    traedme una jarrita de agua,
  20   que el corazón tengo triste    y la vida se me acaba.
     --Quítate de ahí, Delgadina,    quítate de ahí, perra mala,
  22   que va para nueve meses    que me tienes mal casada.--
     Delgadina, con gran sed,    a otra de ellas se asomaba,
  24   ha visto a su padre el rey,    con un caballero hablaba.
     --Padre mío, pues lo eres,    traedme una jarrita de agua,
  26   que el corazón tengo triste    y la vida se me acaba.
     --Sí, yo te la subiré    cuando cumplas mi palabra.
  28   --Sí, padre, la cumpliré    cuando me subas el agua.
     --Suban todos mis criados    a Delgadina a dar agua.
  30   Unos con jarras de oro    y otros con jarras de plata,
     que el corazón tiene triste    y la vida se le acaba.--
  32   Cuando suben los criados    a Delgadina a dar agua,
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    la Virgen la amortajaba.

Go Back
0075:11 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 90)

Versión de Pajares del Fresno (ay. Fresno de Cantespino, ant. Pajares del Fresno, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Miguel García, pastor (67a). Recogida por Diego Catalán, Mª Teresa Cillanueva, Gabriel Fraile y Therese Meléndez, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 6.3-7.1/A-08). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  065 hemist.  Música registrada.

     Un rey moro tenía una hija    que Delgadina se llamaba.
  2   Un día estando comiendo    su padre la miraba.
     --¿Qué me mira usted, padre mío,    qué me mira usted, padre de mi al ma?
  4   --¿Qué quieres que te mire?    Que vas a ser mi enamorada.
     --No quiero ser madre,    ni madrastra de mis hermanas.--
  6   Y al oir esto su padre    en un cuarto la encerraba.
     La daba de comer    hieles y carnes muy saladas,
  8   y la ha dado de beber    hieles muy amargas.
     Y un día Delgadina    ya se asoma po` una ventana
  10   donde sus hermanas    a la pelota jugaban.
     --`Manas, por ser hermanas,    traerme una jarra de agua,
  12   que la vida es corta    y el aliento se me acaba.
     --No te damos agua
  14   porque si lo supiera padre,    la cabeza nos cortara.--
     Al otro día siguiente    se asoma a la otra ventana
  16   donde sus hermanos    al balón jugaban.
     --Hermanos, por ser hermanos,    trairme una jarra de agua,
  18   que la vida es muy corta    y el aliento se me acaba.--
     Que al oir esto sus hermanos:    --No podemos traer el agua,
  20   que si lo supiera tu padre,    la cabeza nos cortara.--
     Al darse la otra media vuelta    donde su madre sentada estaba.
  22   --Madre, por ser mi madre,    traime una jarra de agua,
     que la vida es muy corta    y el aliento se me acaba.
  24   --Hija mía,    no te doy el agua
     porque si lo supiera tu padre,    la cabeza me cortara.--
  26   Y se da otra media vuelta    donde su padre sentado estaba.
     --Padre, por ser mi padre,    traígame una jarra de agua,
  28   que la vida y es mu` corta    y el aliento se me acaba.
     --Quítate, hija, de ahí,    quítate, perra malvada,
  30   que por no querer casarte    conmigo enamorada.--
     Y al oir estas palabras    Delgadina se murió.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  32   El cuerpo de Delgadina    de ángeles está rodeada
     y el de su padre y su madre    de culebras enroscadas.

Nota: 30b y 31 el informante vacila mucho.

Go Back
0075:12 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 91)

Versión de Fresno de Cantespino (ay. Fresno de Cantespino, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Jacinta García Alonso (79a). Recogida por Diego Catalán, Mª Teresa Cillanueva, Gabriel Fraile y Therese Meléndez, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 6.3-7.1/B-09). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  097 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía tres hijas,    las tres como la plata,
  2   y la más pequeña    Delgadina se llamaba.
     Y un día estando comiendo    su padre la remiraba.
  4   --Di`ame usté rey padre, por qué me mira.    --Yo no te miro nada,
     que antes de ponerse el sol    has de ser mi enamorada.
  6   --No quiera el Señor del cielo    ni la Virgen soberana.--
     Delgadina, Delgadina,    muy triste y apresurada,
  8   la mete en un cuarto oscuro    donde no se veía nada.
     --Si pide de comer,    dairla sardinas saladas,
  10   si pide de beber,    dairla agua de pescada.--
     Delgadina, Delgadina,    muy triste y apresurada,
  12   da la vuelta al corredor    y acercate a una ventana,
     con las gotas que ella echaba    toda la sala regaba,
  14   con el pelo que tenía    toda la sala barría.
     Delgadina, Delgadina,    muy triste y apresurada,
  16   da la vuelta al corredor    y acercate a una ventana,
     cuando a su` hermanitas vio    como a los dedos juebaban.
  18   --Hermana, por ser hermana,    traime una jarra de agua.
     --Y anda ahí, Delgadina,    y anda de ahí, perra mala,
  20   yo no te puedo traer agua
     porque no has querido cumplir    la palabra que el rey mandaba;
  22   si el padre, el pa` rey supiera,    la cabeza nos cortaba.
     Delgadina, Delgadina,    muy triste y apresurada,
  24   con las gotas que ella echaba    toda la sala regaba,
     con el pelo que tenía    toda la sala barría,
  26   Delgadina, Delgadina,    muy triste y apresurada,
     da la vuelta al corredor    y a acercarse a una ventana,
  28   cuando a su` hermanitos vio    con balón de oro juebaban.
     --Hermanos, por ser hermanos,    traírme una jarra de agua.
  30   traigo la vida en un hilo    y la alma me se acaba.
     --Anda de ahí, Delgadina,    y anda de ahí perra mala,
  32   que no has querido cumplir    la palabra que el rey padre mandaba;
     si el rey padre lo supiera,    la cabeza nos cortaba.--
  34   Delgadina, Delgadina,    mu` triste y apresurada,
     con las gotas que ella echaba    toda la sala regaba,
  36   con el pelo que tenía    toda la sala barría.
     Delgadina, Delgadina,    muy triste apresurada,
  38   da la vuelta al corredor    y a acercarse a una ventana,
     cuando a sus padres    vio como reyes paseaban.
  40   --Mi padre, por ser mi padre,    traime una jarra de agua,
     traigo la vida en un hilo    y la alma me se acaba.
  42   --Yo no te puedo trair agua    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     Mi palabra está cumplida    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  44   Traila la jarra de agua,    no se la traigas de oro,
     tráisela de cristal fino    para que alegre su alma.--
  46   Al subir las escaleras    Delgadina espiró,
     los ángeles la tenía[n]    y la Virgen la amortajaba.
  48   La cama de sus hermanas    de cuchillos y navajas rodeada,
     la cama de sus hermanos    de alfileres arrodeada,
  50   la cama de sus padres    de serpientes arrodeada.

Go Back
0075:13 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 92)

Versión de Navares de Enmedio (ay. Navares de Enmedio, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por una mujer (unos 65a). Recogida por Pere Ferré, Therese Meléndez, Javier Ormazábal y Teresa Yagüe, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.4-7.1/A-02). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  055 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía tres hijas,    todas tres como una plata,
  2   y una de las más pequeñas    Delgadina se llamaba.
     Un día estando comiendo    y su padre la miraba.
  4   --¿Qué me mira usted a mí, padre,    qué me mira tal mirada?
     --Qué te voy a mirar, hija,    que has de ser mi enamorada.
  6   --No lo querrá Dios del cielo,    ni la Virgen soberana--.
     Su padre, de que oyó eso,    en un cuarto la encerraba,
  8   en el cuarto más oscuro    que en su casa encontraba.
     Pasó por allí la Virgen,    la hizo cuatro ventanas.
  10   Da la vuelta al corredor,    se ha asoma a la una ventana
     donde estaba su madre,    sentada en silla de plata.
  12   --Madrecita, pues lo es,    por Dios una jarra de agua,
     que traigo el alma en un hilo    y la vida se me acaba.
  14   --No lo querrá el Dios del cielo,    ni la Virgen soberana,
     porque si el rey padre lo supiera,    la cabeza me cortara--.
  16   Da la vuelta al corredor,    se asoma a la otra ventana
     donde estaban sus hermanos    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
    
(Que tampoco se la dieron)
  18   porque si el rey padre lo supiera,    también les mataba.
     Da la vuelta al corredor,    se asoma a la otra ventana
  20   donde estaba su padre,    que en juego de barra estaba.
     --Padrecito pues lo es,    por Dios, una jarra de agua
  22   que traigo el alma en un hilo    y la vida se me acaba.
     --No lo querrá el Dios del cielo,    ni la Virgen soberana,
  24   si supiera que te morías,    todos agua te llevaran.--
     Ya se muere Delgadina,    todos agua la llevaban;
  26   unos en jarras de oro    y otros en jarras de plata.
     La cama de Delgadina    de ángeles está rodeada
  28   y la cama de sus padres    una serpiente enroscada.

Variantes: -11 donde la madre estaba___en una s. de p.; 15a si tu padre se enterara; 21a P., pues lo sois; 21b p. D., un vaso de a.; dáme un vaso de a.

Go Back
0075:14 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 93)

Versión de San Miguel de Bernúy (ay. San Miguel de Bernúy, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Eduvigis Lozano (64a). Recogida por Ana Beltrán, Raquel Calvo, J. Antonio Cid y Olimpia Martínez, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.10-7.1/B-14). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 137.  036 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía tes hijas    más hermosas que la plata
  2   y la más chiquirritita    Delgadina se llamaba.
     Un día estando comiendo    su padre mucho miraba.
  4   --¿Padre, qué me mira usted?    --Has de ser mi enamorada.
     --No lo querrá Dios del cielo,    ni la Virgen soberana
  6   que sea mujer de usted,    madrastra de mis hermanas.
     --Criados, los mis criados,    los que servís en mi casa,
  8   a mi hija Delgadina    encerradla en una sala.
     No me la deis a comer    no siendo cosa salada,
  10   no me la deis a beber    no siendo cosa vinagra.--
     La Delgadina muy triste,    muy triste y desconsolada,
  12   llenecita de suspiros    se asomaba a una ventana.
     --Padre, si es usted mi padre,    súbeme una jarra de agua,
  14   que el corazón me lo pide    y la vida se me acaba.--
     Mientras la jarra subía,    Delgadina ya moría;
  16   mientras la jarra subió,    Delgadina ya murió.
     Las campanas de la gloria    por Delgadina tocaban,
  18   las campanas del infierno    por su padre tamboreaban.

Go Back
0075:15 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 94)

Versión de San Miguel de Bernúy (ay. San Miguel de Bernúy, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Florencia Hernando (71a) y otra mujer más joven. Recogida por Ana Beltrán, Raquel Calvo, J. Antonio Cid y Olimpia Martínez, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.10-7.2/A-03). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  041 hemist.  Música registrada.

     (. . . . . .) Y la más chiquitina    Delgadina se llamaba.
  2   Un día estaba comiendo    de su hij[a] se enamoró.
    
(La encierra en un cuarto y no la dan de comer.)
     --Hermanitas de mi vida,    hermanitas de mi alma,
  4   os pido me deis el favor,    me deis un vaso de agua.
     Y su hermana la decía:
  6   --Quítate, perra judía,    quítate, perra malvada,
     que si padre nos viera,    como a ti nos castigara.
  8   --Madrecita de mi vida,    madrecita de mi alma,
     te pido me des favor,    me des un vaso de agua,
  10   que la vida me lo pide,    que la vida se me acaba.
     --Quítate, perra judía,    quítate, perra malvada,
  12   que si tuviera un puñal    desde aquí te le tirara.--
     Delgadina, Delgadina    se ha asomado a otra ventana
  14   y ha visto a su padrecito    jugando a . . . . . . . . .
     --Padrecito de mi vida,    padrecito de mi alma,
  16   te pido me des favor,    me des un vaso de agua.
    
(Dice a los criados.)
     --Llevadla a mi hija    un vaso de agua,
  18   no se lo déis en vaso de oro,    ni tampoco de plata,
     dádselo en vaso de cristal    para que refresque el alma.--
  20   Cuando han subido los criados    con el vaso de agua,
     se han encontrado a Delgadina,    que Delgadina ya espiraba.

Variantes: 2d dice hijo suponemos por error; 5b quítate de esa ventana; 7a sugerido por el colector.

Go Back
0075:16 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 95)

Versión de Añe (ay. Añe, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Ciriaca Santos (65a) y Melania Martín (71a) y Agustina Yanguas (c. 65a). Recogida por Ana Beltrán, Pere Ferré, Olimpia Martínez y Sandra Robertson, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.7-7.1/A-04). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  049 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía tres hijas    y las tres como la plata
  2   y la más pequeña de ellas    Delgadina se llamaba.
     Un día estando comiendo    su padre la remiraba.
  4   Cuanto me mira usted, padre,    que el corazón me traspasa.
     --¿No te he de mirar, Delgadina,    si has de ser mi enamorada?
  6   --No lo querrá Dios de cielo,    ni la Virgen soberana,
     ser yo mujer de mi padre,    de mis hermanos madrastra.--
  8   Su padre    en un cuarto la encerraba
     siete años con sus noches    sin beber vino ni agua.
  10   Delgadina, con gran sed,    se ha asomado a una ventana
     y ha visto a sus padrecitos    con señores paseaban.
  12   --Padres, si son ustedes mis padres,    por Dios, un vasito de agua,
     que el corazón me lo pide    y la vida se me acaba.--
  14   Delgadina, con gran sed,    se ha asomado a otra ventana
     y ha visto . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     --Hermanas, si sois hermanas,    por Dios, un vasito de agua,
  16   que el corazón me lo pide    y la vida se me acaba.
     --Hermana, por ser hermana,    de buena gana os lo diera
  18   pero si padre lo sabe,    la cabeza nos cortara.
     --Madre, si usted es mi madre,    por dios, un vasito de agua,
  20   que el corazón me lo pide    y la vida se me acaba.
     --Hija, por ser mi hija,    de buena gana os lo diera,
  22   pero si padre lo sabe,    la cabeza me cortara.
     --Padre, si usté es mi padre,    por Dios, un vasito de agua,
  24   que el corazó me lo pide    y la vida se me acaba.
    
(El padre no le dio agua y consintió que muriera.)

Variantes: 4 --¿Por qué me mira usted, padre, / por qué me mira usted a la cara? 5 --Porque de tres hijas que tengo / tú eres mi enamorada; 6a N. l. quiera D. d. c.
Nota: Al cantar se repite cada hemistiquio; en el segundo se intercala el estribillo "Chibirí baraira".

Go Back
0075:17 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 96)

Versión de Tejares (ay. Fuentesoto, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Felisa Andrés (69a). Recogida por Vanda Anastácio, José Antonio Blanco, Mª Teresa Cillanueva y Pere Ferré, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.10-7.1/A-10). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  056 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía tres hijas    más hermosas que la plata,
  2   la más pequeña de todas    Delgadina se llamaba.
     Y un día, estando comiendo,    su padre la remiraba.
  4   --¿Por qué me remiras, padre?    --Tú has de ser mi enamorada.
     --No lo quedrá Dios del cielo,    ni la Virgen soberana.--
  6   Ha mandado a los criados    que ellos ya la encerraran.
     Y la ha encerrado en un cuarto    más oscuro de la casa.
  8   Pasan días y noches,    Delgadina está encerrada.
     Al otro día siguiente,    se la ha abierto una ventana
  10   a donde estaban su` hermano[s],    que a la pelota jugaban.
     --Por Dios o por caridad,    traerme y un poco de agua,
  12   que tengo el alma en un hilo    y el hilo ya se me acaba.
     --Quítate de ahí, perra mora,    quítate, perra malvada,
  14   que si el rey padre lo sabe,    la cabeza nos cortara.--
     Delgadina se retira    muy triste y desconsolada.
  16   Al otro día siguiente    se la ha abierto otra ventana
     a donde estaban sus hermanas,    con hilo de oro bordaban.
  18   --Por Dios o por caridad,    traerme y un poco de agua,
     que tengo el alma en un hilo    y el hilo ya se me acaba.
  20   --Quítate de ahí, perra mora,    quítate, perra malvada,
     que si el rey padre lo sabe,    la cabeza nos cortara.--
  22   Delgadina se retira    muy triste y desconsolada.
     Al otro día siguiente    se la ha abierto la otra ventana
  24   donde estaba allí su padre,    que con señores jugaba.
     --Padre mío de mi vida,    padre de toda mi entraña,
  26   por Dios o por caridad,    subirme y un poco de agua.--
     Ha mandado a los criados    que suban una jarra de agua.
  28   Cuando suben los criados,    Delgadina desmayada.

Variantes en versión recitada: 4b ¿por qué me echas esas miradas?; Tras v. 4 Delgadina se retira muy triste y desconsolada; 20b Q. d. a., perra blanca; 21b se ha asomado a otra ventana; en 27b añadeque "para que la desterraran".
Nota: Al cantar suele repetir el primer hemistiquio de los versos pares, pero a veces cambia a los impares.

Go Back
0075:18 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 97)

Versión de Aldeasoña (ay. Aldeasoña, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Pilar Carbonero (62a). Recogida por Pilar Aragón, Koldo Biguri, Pere Ferré y Victoria Raboso, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.3-7.2/B-02). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  057 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía tres hijas,    y las tres como una plata,
  2   la más chiquitita de ellas    Delgadina se llamaba.
     Un día estando a la mesa,    su padre la remiraba.
  4   --¿Qué me quieres, padre mío,    qué me quieres, qué me mandas?.
     --De las tres hijas que tengo,    tú has de ser mi enamorada.
  6   --No lo querrá el Dios del cielo,    ni la Virgen soberana,
     que el padre que me crió    sea yo su enamorada.--
    
(Mandó el rey hacerla . . . . . ., la hizo una casa para ella y la encerró.)
  8   Delgadina, con gran sed,    se ha asomado a una ventana
     y ha visto a sus hermanitos,    que a los naipes jugaban.
  10   --Hermanos, si sois mi` hermanos,    por Dios, una jarra de agua,
     el alma tengo en un hilo,    la vida ya se me acaba.--
  12   Delgadina con gran sed,    se ha asomado a otra ventana
     y ha visto a sus hermanitas,    que en paño de oro bordaban.
  14   --Hermanas, si sois mi` hermanas,    por Dios, una jarra de agua,
     el alma tengo en un hilo,    la vida ya se me acaba.--
  16   Delgadina, con gran sed,    se ha asomado a otra ventana,
     y ha visto a su madrecita,    que en silla de oro sentaba.
  18   --Madre, si usted es mi madre,    por Dios, una jarra de agua,
     el alma tengo en un hilo,    la vida ya se me acaba.
  20   --Quítate de ahí, Delgadina,    quítate de ahí, perra malvada,
     que por ti llevo siete años    y por ti estoy mal casada.--
  22   Delgadina con gran sed,    se ha asomado a otra ventana
     y ha visto a su padrecito,    que a los naipes jugaba.
  24   --Padre, si es usted mi padre,    por Dios, una jarra de agua,
     el alma tengo en un hilo,    la vida ya se me acaba.--
  26   Mandó el rey a sus criados    que la subieran el agua;
     unos con jarras de oro,    otros, con jarras de plata,
  28   Y el más chiquitito de ellos    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     El último que llegara,    la cabeza le cortara.

Go Back
0075:19 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 98)

Versión de San Miguel de Bernúy (ay. San Miguel de Bernúy, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Carmen Peña (50a) y la hija de Carmen Peña. Recogida por Ana Beltrán, Raquel Calvo, J. Antonio Cid y Olimpia Martínez, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.10-7.2/B-14). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  023 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía tres hijas    más hermosas que la plata
  2   y la más chiquirritina    era la más resalada.
     Un día estando a la mesa    su padre la remiraba.
  4   --¿Por qué me mira usted, padre?    Creo que no soy tan guapa.--
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     --Llamemos a la justicia    que la encierran en una sala.--
  6   Y la daba de comer    carne de perro salada,
     y la daban de beber    agua de retama machada.
  8   . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    sentadita en silla `e plata.
     --Hermanas, por ser hermanas,    por Dios, una jarra de agua,
  10   que el alma tengo en un hilo    y la vida se me acaba.
     --Te lo daríamos, Delgadina,    te lo daríamos de muy buena gana,
  12   pero si padre se entera,    la cabeza les cortara.--

Go Back
0075:20 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 99)

Versión de Ituero y Lama (ay. Ituero y Lama, p.j. Segovia, ant. Santa María de Nieva, Segovia, España).   Recitada por Iluminada González (75a). Recogida por Suzanne Petersen, Sandra Robertson, y Ana Valenciano, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.10-7.1/A-15 y 2/B-07). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  023 hemist.  Música registrada.

     Un rey . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
    
(El padre la tenía prisionera.)
  2   Delgadina, y con gran sed,    se ha asomado a la ventana
     y ha visto a sus hermanitas,    que bordando en oro estaban.
  4   --Por Dios os pido, hermanitas,    me deis una gota de agua,
     que traigo . . . . . . . . .    y la vida ya se me acaba.
  6   --No te lo daré, hermanita,    no te lo daré, mi hermana,
     porque si padre el rey lo sabe,    la cabeza nos cortara.--
  8   Ha visto a su madre reina    sentada en silla de plata.
     --Por Dios le pido a usted, madre,    me dé usté una gota de agua,
  10   que el corazón traigo triste    y la vida ya se me acaba.
     --No te lo daré, maldita,    no te lo daré, malvada,
  12   siete años, voy para ocho,    que por ti soy mal casada.--
    
(Era porque el padre quería a la hija.)

Variante: 4b m. d. un vaso d. a.

Go Back
0075:21 Delgadina (á-a)            (ficha nº: 100)

Versión de Vegas de Matute (ay. Vegas de Matute, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Teresa Pérez (82a). Recogida por J. Antonio Cid, Mª Teresa Cillanueva, José Ramón Prieto y Mª José Querejeta, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.4-7.3/A-05). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  042 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía tres hijas,    todas tres como la plata
  2   y la más chiquitina de ellas    Delgadina se llamaba.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  4   Por una entraba la luna,    por otra el sol cuando raya,
     por otra entraba la Virgen    cuando iba a visitarla.
  6   Delgadina, con gran sed,    se ha asomado a una ventana
     y ha visto a su reina madre    en sillones de plata.
  8   --Madre, si es usted mi madre,    por Dios un poquito de agua,
     que el alma tengo en la boca    y el aliento se me acaba.
  10   --No te lo doy, Delgadina,    no te lo damos, malvada,
     que por ti hace quince, va pa dieciséis años    que por ti estoy mal casada.
  12   Delgadina, con gran sed,    se ha asomado a otra ventana
     y ha visto a su rey padre    con caballeros de España.
  14   --Padre, si es usted mi padre,    por Dios un poquito de agua,
     que el alma traigo en la boca    y el aliento se me acaba.
  16   --Caballeros todos, a Delgadina    dadla agua;
     unos con jarros de oro,    otros con jarros de plata,
  18   el que primero se llegase    la corona le . . . . . . . . .
     y el que el último llegase    . . . . . . . . . le matara.--
  20   Cuando quisieron llegar,    Delgadina ya espiraba,
     y en la cama de la niña    ángeles la arrodeaban,
  22   la de su padre y su madre,    de cuchillos y navajas.

Go Back
0489+0685:1 Jesucristo y el alma enferma+La toca de la Virgen y el alma pecadora (é-a+é-o)            (ficha nº: 101)

Versión de Sepúlveda (ay. Sepúlveda, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Margarita. Recogida por María Goyri, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 431.  038 hemist.  Música registrada.

     --Dulce Jesús de mi vida,    médico de mi dolencia,
  2   no hay cosa que me dé gusto,    ni cosa que me divierta.
     Tan sólo, señor, me falta    los regalos de tu mesa.--
  4   Entra el médico divino    por las puertas de la enferma;
     se sienta a su cabecera,    la dice dos mil ternezas.
  6   --Bien sabrás, esposa mía,    que te he rondado la puerta
     como un firme enamorado    con la espada del hombro a cuestas.
  8   Aunque me voy, no me voy,    pronto daré la vuelta.
     Alma, quiero que te salves    y a mi rebaño te vuelvas.
  10   Toma mi cuerpo que comes,    toma mi sangre que bebas.
     Te dejé todos mis rosarios,    siempre les traes por el suelo;
  12   te dejé todas mis misas    y siempre vas al prostero;
     al tomar agua bendita    lo derramas por el suelo;
  14   entre la hostia y el cáliz    siempre te quedas durmiendo.
     San Miguel traiga el peso,    traiga el peso y vuelva luego.--
  16   Tantos eran sus pecados    que el peso daba en el suelo.
     Con la gracia de María    el peso quedó en silencio.
  18   "Cristiano, reza el rosario,    no le traigas por el suelo,
     que es María tan piadosa,    por todos está pidiendo".

Go Back
0489:1 Jesucristo y el alma enferma (é-a)            (ficha nº: 102)

Versión de Gomezserracín (ay. Gomezserracín, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Asunción Maroto (78a). Recogida por Gabriel Fraile, Dolores Sanz, Maximiano Trapero y Blanca Urgell, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.10-7.2/B-02). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 430-431.  016 hemist.  Música registrada.

     Señor mío Jesucristo,    médico de mis dolencias,
  2   no tengo gusto con nada,    ni cosa que me divierta.
     Ya entra el médico divino    por las puertas de la enfierma,
  4   haciéndola mil preguntas,    sobre la cama se sienta.
     --Dime tú a mi, esposa mía,    ¿de qué mal estás enferma?
  6   --Estoy llena de pecados    y mi alma está de lepra.
     --Tú eres la oveja perdida,    yo no quiero que te pierdas,
  8   sólo quiero que te salves    pa que a mi rebaño vuelvas.

Go Back
0200:1 La Gallarda (í-a)            (ficha nº: 103)

Versión de Otero de Herreros (ay. Otero de Herreros, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Frutos de la Calle (77a). Recogida por Raquel Calvo, Javier Ormazábal, Dolores Sanz, Blanca Urgell y Ana Valenciano, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.7-7-1/A-08). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 87.  006 hemist.  Música registrada.

     --Abra la puerta, portero,    portero de portería.
  2   --Esta puerta no se abre,    mientras que no venga el día,
     porque si sale Gallarda,    viene y nos quita la vida.

Nota: La mayoría de los romances los aprendió de su madre, Paula Montesanz, vecina de Hontoria.

Go Back
0023+0110:1 Gerineldo+La Condesita (í-o+á)            (ficha nº: 104)

Versión de Arcones (ay. Arcones, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Basilio Bartolomé, pastor (34a). Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1904 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en RTLH 8 (1976), pp. 203-204 (nº. II.175). Reeditada en TRC-Segovia 1993, pp. 52-54.  060 hemist.  Música registrada.

     --Gerineldo, Gerineldo,    Gerineldito pulido,
  2   ¡quién te pillara esta noche    tres horas a mi albedrío!
     --Como soy vuestro criado,    señora, burláis conmigo.
  4   --No me burlo, Gerineldo,    que de veras te lo digo,
     y a las doce de la noche,    cuando el rey esté dormido.
  6   --Como soy vuestro criado,    señora, burláis conmigo.
     --No me burlo, Gerineldo,    que de veras te lo digo,
  8   que a las doce de la noche    yo te espero, dueño mío.--
     Dieron las diez y las once,    dan las doce, ya ha salido;
  10   cada escalón que subía    le costaba un suspirito,
     llegó donde está la dama    y de esta suerte la ha dicho:
  12   --A tus pies estoy postrado    para cumplir lo ofrecido.--
     Largo rato conversaron    y el sueño les ha rendido.
  14   El rey les echó de menos    y a buscarlos ha subido;
     desenvainando la espada    entre los dos la ha metido.
  16   A lo frío de la espada    la dama ha espavorecido.
     --¡Levántate, Gerineldo,    Gerineldito pulido,
  18   que la espada de mi padre    entre los dos ha dormido!
     --¿Por dónde me iré yo ahora    que de nadie sea visto?
  20   --Te dirás por el jardín    a cortar rosas y lirios,
     (y) di que una rosa temprana    el color te le ha comido.--
  22   Por el jardín se marchó    cortando rosas y lirios
     y a pocos pasos que ha dado    el rey al encuentro le ha salido.
  24   --¿Dónde vienes, Gerineldo,    tan triste y descolorido?
     --Señor, vengo del jardín    de cortar rosas y lirios,
  26   y una rosa muy temprana    el color me le ha comido.
     --No me niegues, Gerineldo,    que con la infanta has dormido.
  28   --Máteme usted, gran señor,    que delito he cometido.
     --No te mato, Gerineldo,    que te crié desde niño;
  30   la tengo matar a ella    por haberlo consentido.--
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
    
(Sigue el romance de La Condesita, 0110.)

Notas: Véase la entrada nº 275 para la continuación del romance doble.

Go Back
0765:1 Vendedor de nabos (á-o)            (ficha nº: 105)

Versión de Zarzuela del Monte (ay. Zarzuela del Monte, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Pedro García Bermejo (unos 70a). Recogida por Raquel Calvo, Javier Ormazábal, Dolores Sanz, Blanca Urgell y Ana Valenciano, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.7-7.2/A-18). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 243.  022 hemist.  Música registrada.

     Mi abuelo tenía un huerto    oficio de plantar nabos.
  2   --Aparéjeme la burra    que me voy a vender nabos.--
     A la mitad del camino    salieron cuatro gitanos,
  4   me quitaron la borrica,    sólo me dejan los nabos.
     Salieron cuatro monjitas,    todas vestidas de blanco;
  6   salió la madre badesa:    --¿A cómo da usted los nabos?
     --A peseta el medio kilo.    --No los quiero que son caros.--
  8   En la plaza de Sevilla    hay un letrero pintado
     con letras de oro que dicen:    "Aquí murió el de los nabos;
  10   o murió de pulmonía,    ni de dolor de costado,
     que ha muerto de una paliza    que los gitanos le han dado.

Nota: Tiene estribillo: a) Tialarán.

Go Back
0765:2 Vendedor de nabos (á-o)            (ficha nº: 106)

Versión de Zarzuela del Monte (ay. Zarzuela del Monte, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Andrés Herranz Alonso (73a) y una mujer (¿Isidora?) (unos 50a). Recogida por Raquel Calvo, Javier Ormazábal, Dolores Sanz, Blanca Urgell y Ana Valenciano, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.7-7.1/B-19). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  022 hemist.  Música registrada.

     --Apárejame la burra,    que me voy a vender nabos.--
  2   A la mitad del camino    salieron cuatro gitanos,
     me robaron la borrica,    sólo me dejan los nabos.
  4   Me marché para el convento    por ver si vendía algo,
     salió la madre badesa    con Teresa de la mano.
  6   Le preguntan al señor:    --¿A cómo da usted los nabos?
     --A peseta el medio kilo.    --No los quiero que son caros.--
  8   A la orilla del convento    hay un letrero pintado
     con letras de oro que dicen:    "Aquí murió el de los nabos;
  10   no murió de pulmonía,    ni de dolor de costado,
     que ha muerto de una paliza    que las monjitas le han dado.

Nota: Tiene estribillo: a) Tranlarán.

Go Back
0323:1 La Virgen elige a un pastor como mensajero (é-o)            (ficha nº: 107)

Versión de Bercimuel (ay. Bercimuel, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Norberto Lorenzo, pastor. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 482-483.  052 hemist.  Música registrada.

     En la ciudad de Logroño    se deleitaba un mancebo
  2   en guardar unas ovejas    y en buscarlas el sustento.
     Eso de la medianoche    vio venir por altos cerros
  4   una hermosa peregrina    con un infante pequeño.
     Trae un báculo en la mano,    su madre el rosario al cuello
  6   bordado de quince rosas    divididas en tres tercios.
     Y así que iban llegando    donde elpastor está puesto:
  8   --Pastor, el cielo te guarde,    y sus santos sacramentos.
     ¿Si me das para este niño    un poco de tu sustento?
  10   --Señora, el pan que traemos    es de cebada y muy negro,
     que el niño no ha de poder,    no lo ha de poder comerlo,
  12   pero con mis voluntades    les daré de lo que tengo.--
     Metió mano y sacó    un pan duro en cuanto al tiempo,
  14   y al partirlo se volvió,    se ha vuelto de blanco y tierno.
     --¡Oh, qué gran dicha es la mía,    yo por dichoso me tengo,
  16   que un poco pan de cebada    se ha vuelto de blanco y tierno!--
     Y postrado de rodillas,    todo en lágrimas deshecho,
  18   pidió que le perdonase    todas sus culpas y yerros.
     --Ya los tienes perdonados,    ahora vamos al protervo:
  20   Al señor cura `e la villa,    y al señor cura del pueblo
     los dirás que en este sitio    la madre del Verbo Eterno
  22   se ha aparecido y te ha dicho    las recuentas del Misterio.
     --Sí, Señora, lo diré,    pero no han de querer creerlo.--
  24   --La Virgen puso la mano    sobre la tabla del pecho,
     el pastor formó una cruz    curiosa y con su letrero:
  26   "Que lo que este pastor diga    será cierto y verdadero".

Go Back
0323:2 La Virgen elige a un pastor como mensajero (é-o)            (ficha nº: 108)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por María Albertos. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 482.  030 hemist.  Música registrada.

     En la Fuente `e las Tres Gotas,    allá habitaba un mancebo,
  2   guardando un atajo `e cabras    y dándolas el sustento.
     A eso de la media tarde,    vio venir por aquel cerro,
  4   vio venir a una señora    con un infante pequeño,
     con su gayada de flores    y su rosario en el cuello.
  6   --Buenas tardes, pastorcito,    que yo muy buenas las tengo.
     ¿Y si hicieras el favor    de darme un poco `e sustento?
  8   --Sí, señora, la daré    de lo poquito que tengo,
     pero es mi pan de cebada    y el niño no pué comerlo.--
  10   Mas se lo ha dado a partir,    se ha vuelto de trigo bueno.
     --¡Qué dicha será la mía,    yo por dichoso me tengo;
  12   siendo mi pan de cebada,    volverse de trigo bueno!
     --Lo que te encargo, pastor,    y lo que te encargo es esto:
  14   la has de decir a tu padre    y al señor cura `e tu pueblo
     que el rosario de María    por puntos se va perdiendo.

Variantes: 2a cuidando u. a. `e c.; 5a Trae una g. d. f.; 12b se ha vuelto.
Nota del colector a otra versión de Riaza: 1a "esta fuente está en el monte donde está la ermita, aunque muy distante.

Go Back
0323:3 La Virgen elige a un pastor como mensajero (é-o)            (ficha nº: 109)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por José Martínez (¿José Vázquez?). Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  034 hemist.  Música registrada.

     En la Fuente `e las Tres Gotas    se ha aparecido un mancebo
  2   guardando sus ovejuelas    y dándolas el sustento.
     A eso de la media tarde    vio venir por alto un cerro
  4   a una infante señora    con un infante pequeño,
     toda rodeada de flores,    divididas en tres tercios,
  6   con el rosario en la mano    pa rezarle al Sacramento.
     --Buenos días, pastorcito,    que yo muy buenos los tengo.
  8   ¿Harás el favor de darme    un poco de tu sustento?
     --Sí, señora, se lo doy,    de lo poquito que tengo;
  10   mi pan es de cebada    y el niño no pué comerlo.--
     Ya se lo ha dado a partir    y se ha vuelto de trigo bueno.
  12   Entonces gritó el pastor    estas palabras diciendo:
     --¡Qué dicha ha sido la mía,    yo por dichoso me tengo,
  14   siendo mi pan de cebada    se ha vuelto de trigo bueno!
     --Lo que te encargo, pastor,    y lo que te digo es esto:
  16   se lo digas a tu padre    y al señor cura `e tu pueblo,
     que el rosario de María    por puntos se va perdiendo.

Nota del recolector: -1a "esta fuente está en el monte donde está la ermita aunque muy distante". Es posible que el recitador sea el mismo José Vázquez, conocedor de varios temas documentados por las mismas fechas.

Go Back
0461:1 La molinera y el cura (é)            (ficha nº: 110)

Versión de Urueñas (ay. Urueñas, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Matea Carretero "Mateílla" (79a). Recogida por Pere Ferré, Therese Meléndez, Javier Ormazábal y Teresa Yagüe, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.4-7.2/B-02). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 241.  041 hemist.  Música registrada.

     Ha venido frey Fulano,    me quiso pisar el pié.
  2   --Déjate que te le pise,    te dará bien de comer,
     una gallina guisada    con buena azúcar y miel.--
  4   Estándosela cenando,    a la puerta llamó Andrés.
     --Señor, ése es mi marido,    ¿dónde le meteré a usted?
  6   --Métame en ese costal    y arrímame a esa pared.--
     Con el candil en la mano    ha salido a abrir a Andrés.
  8   --Buenas noches, mi marido.    --Buenas noches, la Isabel.--
     Al entrar en la cocina,    lo primerito que ve,
  10   la cena encima la mesa    y a cenar se puso Andrés.
     De que acabó de cenar,    lo primerito que ve:
  12   --¿Qué tiés en ese costal?    Mis ojos lo quieren ver.
     --Una fanega de trigo    que ha caído que moler.--
  14   Al otro día temprano    al molino se fue Andrés,
     al desatar el costal    lo primerito que ve,
  16   la coronita de un fraile    y el gorro de portugués.
     L`ha cogío a las sus espaldas.    --¡Por Dios!, no me maté usted;
  18                                     ya no lo haré otra vez.--
     Al otro día mañana,    a misa fue la Isabel
  20   y se encontró con el fraile,    de esta manera le habló:
     --En lo que yo sea hombre,    no me engaña otra Isabel

Variantes: 21b n. m. e. usted otra vez.

Go Back
0461:2 La molinera y el cura (é)            (ficha nº: 111)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Isabel. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (fecha deducida) (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  008 hemist.  Música registrada.

     Si quieres que te la cante    la canción del entremés,
  2   lo que pasa [un panadero    en casa con su mujer].
     La pretende el padre cura,    pisarla quiere el pie.
  4   --Déjala que te le pise    si te da bien de moler.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Go Back
0461:3 La molinera y el cura (é)            (ficha nº: 112)

Versión de Matabuena (ay. Matabuena, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por María Álvaro. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/00/1904 (fecha deducida) (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 241-242.  014 hemist.  Música registrada.

     Siéntate si estás despacio,    te contaré el entremés,
  2   lo que pasó un tajonero    en casa con su mujer.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     --Déjale que te le pise,    nos dará bien de comer;
  4   nos dará pollos guisados    con güena azúcar y miel.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     --Méteme en ese costal    y arrrímame a la pared.--
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     (Dan palos al costal    y dice el cura:)
     --Que me lo muela el gran demonio,    que no quiero más moler.

Go Back
0461:4 La molinera y el cura (é)            (ficha nº: 113)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 240.  038 hemist.  Música registrada.

     Si quieres que te cantemos    la canción del entremés,
  2   lo que pasa a un panadero    en casa con su mujer.
     La vesita un señor cura    a la señora Isabel.
  4   La mandó guisar un pollo    con hojitas de laurel;
     ya que le tienen guisado,    a la puerta llamó Andrés.
  6   --Señor cura, es mi marido,    ¿dónde le meteré a usted?
     Métase usté en el costal,    arrimado a la pared.--
  8   Como es casa de molino    no lo pueden comprender.
     --¿Qué es aquello que yo veo    arrimado a la pared?
  10   --Fanega y media de trigo    que han traido pa(ra) moler.
     --Sea trigo o no lo sea,    mis ojos lo quieren ver.--
  12   Al desatar el costal    la corona se le ve,
     barba, cepillo y corona,    y el sombrero calañés.
  14   Se le carga a las costillas    y a la torre va con él,
     se le aflojan los tirantes    y el cura apretó a correr.
  16   Al otro día va a misa    y a misa iba la Inés.
     --Buenos días, señor cura.    --Buenos los tengas, Inés.
  18   --Mi marido está enojado,    ¿por qué no le va usté a ver?
     --Que le lleven los demonios    y a ti te lleven con él.

Variantes: 10b me h. t. p. cocer; 12b lo primero que se ve; 13a es la corona del cura.
Nota del colector: "Lo cantaban de chicas al corro".

Go Back
0461:5 La molinera y el cura (é)            (ficha nº: 114)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por una mujer. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 240-241.  008 hemist.  Música registrada.

     Siéntate si estás despacio,    te cantaré el entremés,
  2   lo que pasa un tabonero    en casa con su mujer.
     Entra el cura y sale el cura,    písala con el pie.
  4   --Déjala que te le pise,    si te da bien de comer.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Go Back
0605.1:1 El Niño perdido y hallado en el templo (á-e)            (ficha nº: 115)

Versión de Fresno de la Fuente (ay. Fresno de la Fuente, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 396.  024 hemist.  Música registrada.

     La princesa de los cielos    reverencia en mil altares,
  2   aquella reina preciosa,    que del paraíso sale,
     sale en busca de su hijo,    que se le ha perdío ayer tarde.
  4   A todo el que ve pregunta:    --Señores, si alguno sabe
     de un hijo que se ha perdido    de mi compañía ayer tarde.
  6   Va vestido de morado    y de nazareno el traje,
     lleva el sol en un carrillo    y la luna en la otra parte.
  8   --Por las señas que usted da,    usted debe ser su madre.
     No, señora, no le he visto.--
  10   Va la madre en busca `el hijo,    templo en templo, valle en valle,
     y le ha venido a encontrar    en unas murallas grandes,
  12   en medio de los doctores,    el regocijo `e sus padres.

Go Back
0605.1:2 El Niño perdido y hallado en el templo (á-e)            (ficha nº: 116)

Versión de Santa Marta del Cerro (ay. Santa Marta de Cerro, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Milagros García (43a) y Eugenia García (78a). Recogida por Koldo Biguri, Olimpia Martínez, Sandra Robertson y Ana Valenciano, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 3.4-7.1/B-04). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 396-397.  046 hemist.  Música registrada.

     La princesa de los cielos    reverencia en mil altares,
  2   la Virgen a quien se humillan    los ángeles celestiales,
     a quien se encuentra pregunta:    --Señores, si alguno sabe
  4   de un niño que se ha perdido    de mi compañía ayer tarde.
     Aquella perla preciosa,    que del paraíso sale,
  6   va vestido de morado,    y de nazareno el traje,
     en el sol llevaba un carrillo,    y la luna en la otra parte.
  8   --Por las señas que usted da,    usted debe ser su madre.
     Sí, señora, sí le he visto,    pasó por aquí ayer tarde.
  10   Va pidiendo la limosna,    . . . . . . . . . no darle,
     ". . . . . . . . . . . . . . . . . . .    muchas riquezas más grandes,
  12   que las llevo yo guardadas,    en el reino de mis padres."
     De que le vi tan pequeño,    y tan . . . . . . . . . por el aire,
  14   le dije: --Entre, mi niño,    entre, las puertas se abren.
     Mandé poner una cama    donde el niño se acostare,
  16   y mas el niño no quiso,    puso estera de Alicante.
     En esto pasó la noche,    en un sueñecito suave.
  18   Con esto ya vino el día    y el niño se levantare,
     dándome los buenos días,    y que con Dios me quedare.
  20   El niño me roba el alma    y sin tocarme la carne.--
     Con esto se fue la Virgen    más contentilla que antes,
  22   buscándole en templo en templo,    buscándole en valle en valle.
     Y le ha venido a encontrar,    en fuertes murallas grandes,
  24   y en medio de los doctores,    disfrutando entre los padres.

Go Back
0605.1:3 El Niño perdido y hallado en el templo (á-e)            (ficha nº: 117)

Versión de Villar de Sobrepeña (ant. Villar de Sobrepeña, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Gabriela. Recogida por María Goyri, 00/09/1905 (fecha deducida) (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  010 hemist.  Música registrada.

     [. . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .]
     --Y a quién me da, la daré    otras riquezas más grandes,
  2   que las tengo reguardadas    en el reino de mi padre.--
     De que le vieron tan chico,    le preguntan de quién es.
  4   --Soy hijo del Padre Eterno    y la Virgen es mi madre,
     y a mí me llaman Jesús,    que nací para salvarme.

Go Back
0217:1 Difunta pleiteada (í-a)            (ficha nº: 118)

Versión de Sigueruelo (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Sigueruelo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Gabriela Moreno (64a). Recogida por Diego Catalán, 00/08/1947 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  079 hemist.  Música registrada.

     Dame la gracia y menoria    para si cantar podía
  2   la firmeza `e dos amantes    que uno a otro se tenían.
     Palabra de casamiento    se dieron los dos un día,
  4   tan firme se la dieron    que olvidarse no podían.
     Su padre, de que lo supo,    de casarla determina
  6   con un mercader muy rico    que ha venido de las Indias.
     --Mi boda se ha de comer(?)    el martes a mediodía,
  8   mi boda y mi muerte    todo ha de ser en un día.--
     Según estaban comiendo,    de la mesa se retira,
  10   echa pies a la escalera    donde ella dormir solía,
     en el primer escalón    se ha quedado tendida,
  12   cogió a Jesús en sus brazos,    de esta manera decía:
     --Dame la muerte, Señor,    siquiera por algún día.--
  14   Mercader, que la echa ` menos,    de buscarla determina
     y en el primer escalón    se la ha encontrado tendida.
  16   --¡Válgame Dios de los cielos    y la sagrada María,
     no me convendría a mí    rosa tan bien florecida.--
  18   Pasaron los nueve meses,    vino don Juan de la Indias,
     por la calle de su dama    echa la primer visita.
  20   Todo lo encuentra cerrado,    balcones y celosías,
     en la ventana más alta    había una blanca niña
  22   toda vestida de negro    y el violín que tenía.
     Don Juan la preguntó,    preguntó a la blanca niña:
  24   --¿Por quién guardas ese luto    que tan bien te parecía?
     --Por mi hermanita, señor,    doña Ángela de Mesías--
  26   Don Juan, de que lo oye,    desmayado se caía.
     Después de vuelto en sí    preguntó a la blanca niña:
  28   --Dime dónde está enterrada    doña Ángela del Mesías.
     --En la iglesia de San Pablo    en una nueva capilla
  30   y por cabecera tiene    una lápida muy fina.--
     En la mitad del camino    sacristán se encontraría.
  32   --Sacristán, vuelve conmigo,    bien pagado te sería.--
     Le ha dado una hebilla de oro    que mil ciudades valía.
  34   Entre el sacristán y él    levantan la laude arriba.
     Le ha dado dos o tres voces,    Ángela no respondía;
  36   saca un puñal dorado    para quitarse la vida,
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    para darla compañía.
  38   La Virgen, que está presente,    corre su nueva cortina.
     --Por mandado de mi hijo,    Ángela, levante arriba;
  40   dale la mano a don Juan    que por vos tenéis la vida.

Nota: En los diversos romances que canta Gabriala en una sola entrevista, se le atribuye 54, 64, y 68 años. Opto por uno, un tanto al azar.

Go Back
0217:2 Difunta pleiteada (í-a)            (ficha nº: 119)

Versión de Matabuena (ay. Matabuena, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por María Álvaro. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1904 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Goyri de Menéndez Pidal 1909, p. 25. Reeditada en TRC-Segovia 1993, pp. 363-364.  039 hemist.  Música registrada.

     Tan alta va la luna    como el sol de mediodía
  2   cuando la siempre doncella    sin pecado concebida.
     Diré lo que sucedió    en Barcelona la rica.
  4   En una ciudad de pobres    un caballero vivía,
     rico, noble, poderoso,    y este tal tiene una hija
  6   que era tanta su hermosura,    que sólo su hermosura prima.
     Tiene muchos pretendientes    de noche y también de día,
  8   de noche rondan la puerta    y de día la vesitan.
     El padre de aquesta dama    hechos contratos tenía,
  10   se la tenía mandada    al mercader de Sevilla.
     Y esto que supo la dama,    mala en la cama caía.
  12   La vesita un mercader    tres vesitas cada día,
     la una por la mañana,    la otra por al mediodía
  14   y la otra por la noche    mientras los padres dormían.
     Esto que supo don Juan,    a su casa se golvía,
  16   . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    por pleito se lo ponía.
     Dio con el pleito en Granada,    drento de chancillería,
  18   la sentencia que salió:    que don Juan la merecía.
     Se gozaron nueve años    y el cielo los dio una hija
  20   que si santos son los padres,    tanto más era la hija.

Nota: 9-11 dichos en una recitación posterior.

Go Back
0217:3 Difunta pleiteada (í-a)            (ficha nº: 120)

Versión de Sigueruelo (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Sigueruelo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Sagrario Martín Mayoral (62a). Recogida por José Antonio Blanco, Mª José Querejeta, Dolores Sanz y Ana Valenciano, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.3-7.2/A-04 y texto escrito en carpeta). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 362-363.  089 hemist.  Música registrada.

     La firmeza de dos amantes    que uno al otro se tenían,
  2   don Juan del Monte,    doña Ángela de Mesías.
     Palabra de casamiento    se dieron los dos un día
  4   y tan firme se la dieron    que firmeza se tenían.
     Su padre, de que esto sabe,    a casarla determina
  6   con un mercader muy rico    que de las Indias venía.
     Don Juan, de que esto sabe,    para las Indias camina;
  8   por la calle de su dama    daba la última visita.
     --Quédate con Dios, doña Ángela,    doña Ángela de Mesías,
  10   que nunca te olvidaré    en toos los años que viva.
     --Igual te digo, don Juan,    igual te digo y decía,
  12   que mis bodas y mi muerte    todo ha de ser en un día.
     Mis bodas se celebrarán    el martes a mediodía.--
  14   Según estaban comiendo,    de la mesa se retira;
     puso pies a la escalera    donde ella dormir solía,
  16   cogió a Jesús en sus brazos    y desta suerte decía:
     --Dame la muerte, Jesús,    antes que sea vencida.--
  18   Su padre que la echa ` menos,    a buscarla determina;
     en el tercero escalón    se la ha encontrado tendida.
  20   --¡Alto, alto, mercader,    doña Ángela es fallecida!.--
     Mercader, de que esto sabe,    sobre la mesa se tira:
  22   --No me merecería yo    rosa tan bien florecida.--
     Ya la llevan a `nterrar    a una nueva capilla.
  24   Se han pasado nueve meses,    don Juan viene de las Indias,
     por la calle de su dama    echa la primer visita;
  26   todo lo encuentra cerrado,    ventanas y celosías,
     en la más alta ventana    había una blanca niña
  28   toda vestida de luto    hasta el violín que tenía.
     --¿Por quién llevas ese luto    que tan mal te parecía?
  30   --Por mi hermanita, señor,    que por Dios perdió la vida.--
     Don Juan, de que esto sabe,    desmayado se caía;
  32   se levantó como pudo    a preguntar a la niña.
     --Dime dónde está enterrada    la señora de Mesías
  34   para quitarme la vida    y ir a darle compañía.
     --En la iglesia de San Pablo,    en una nueva capilla.--
  36   En la mitad del camino,    sacristán se encontraría:
     --¡Sacristán, vente conmigo,    bien pagado se tería (sic)!--
  38   Le ha dado un anillo de oro    que una ciudad bien valía.
     Entre el sacristán y él    levantan la laude arriba;
  40   sacó un dorado puñal    de su dorada pretina
     para quitarse la muerte    y ir a darla compañía.
  42   La Virgen que está presente    corre su nueva cortina.
     --¡Dale la mano a don Juan    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  44   . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    que por don Juan perdió la vida.--
     Mercader de questo sabe,    ponen en pleito a la niña
  46   y toda la gente dice    que de don Juan es la niña,
                                       que por don Juan tiene vida.

Variantes de la versión oral: omite los versos 2, 5, 6, 11, 13, 31, 32, 40 y 42; 10 que por mucho que viva___no te olvidaré en los años de mi vida; 17a Dadme l. m., J.; 25b daba l. p. v.; 28a t. v. d. negro; 28b h. e. jubón q. t.; 30b doña Ángela de Mesías; antes del v. 45 . . . . . .se levantó la niña.

Go Back
0217:4 Difunta pleiteada (í-a)            (ficha nº: 121)

Versión de Siguero (ay. Siguero, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Ventura Cerezo Cristóbal (89a). Recogida por Rosario Gómez, Rosa María Ramajo, Flor Salazar, Mª Concepción Salvador y Pedro Zalla, 16/08/1978 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: Cinta.16-8.I/A-09). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 361-362.  088 hemist.  Música registrada.

     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     su padre, de que lo supo,    de casarla determina
  2   con un mercader muy rico    que ha venido de las Indias.
     Don Juan, de que lo supo,    para las Indias camina,
  4   por la calle de su dama    hizo la puerta y visita.
     --Quédate con Dios, Ángela,    Ángela de la Armesía,
  6   no te olvidaré yo a ti    en los días de mi vida.
     --Tampoco yo a usted, don Juan,    pues lo mismo le decía.
  8   Mi boda se comerán    martes al mediodía,
     pero mi boda y mi muerte    todo se hará en un día.--
  10   Se sentaron a comer    como boda el primer día,
     cuando despachan de comer    a un cuarto se retira;
  12   ha entrado en un cuarto oscuro    donde ella dormir solía,
     cogió un Jesús en sus brazos    y de esta suerte decía:
  14   --¡Oh, Jesús, dame la muerte    antes que sea vencida!--
     Su padre, que lo ha sabido,    de buscarla determina,
  16   ha dado tres voces    y Ángela no respondía.
     La Virgen con su poder    corrió las blancas cortinas.
  18   --Ea, ea, caballeros,    Ángela ya fenecía.--
     El mercader, que esto oyó,    sobre una mesa se tira;
  20   ¡oh!, con los ojos lloraba,    ¡oh!, con la boca decía:
     --No se dio para mí    rosa tan bien florecida.--
  22   De ahí a los nueve meses    don Juan vino de las Indias,
     por la calle de su dama    hizo la primer visita.
  24   Todo lo encontró cerrado    ventanas y celosías,
     y en la ventana más alta    ha visto una blanca niña
  26   toda vestida de luto,    de luto toda vestida.
     --Dímelo tú, niña blanca,    dímelo tú, blanca niña,
  28   ¿por quién tienes ese luto    que tan bien te parecía?
     --Por mi señora, señor,    doña Ángela de Armesía;
  30   por mi señora, señor,    que por vos perdió la vida.
     --Dime dónde está enterrada    doña Ángela de Armesía.
  32   --En la iglesia de don Pablo,    en una rica capilla,
     y de cabecera tiene    una piedra muy lisita.--
  34   Caminó para la iglesia,    sacristán se encontraría.
     --Anda, vente conmigo,    que bien pagado sería.--
  36   Le ha dado un billete de oro    y una ciudad bien valía.
     El sacristán y don Juan    levantaron la aradilla
  38   y dándola tres voces    Ángela no respondía.
     La Virgen con su poder    corrió las blancas cortinas.
  40   --Por mandado de don Juan,    que te levantes arriba,
     que te quiere dar la mano,    la que te dio el primer día.--
  42   Los doctores y los sabios    y todo el mundo decía:
     --Darle la niña a don Juan,    que de don Juan es la niña,
  44   (que) si por don Juan no hubiera sido    no le hubiera dado la vida.

Go Back
0818:1 Presagios del labrador (é-a)            (ficha nº: 122)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Benigna [de Frías]. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 327-328.  070 hemist.  Música registrada.

     Estando el triste en el campo    gobernando de su hacienda,
  2   el corazón le decía:    --Vete a tu casa y no duermas,
     que tienes una mujer    que te hace dos mil ofensas.--
  4   Deja el caballo que corre,    coge la yegua que vuela;
     deja los anchos caminos,    coge las angostas sendas.
  6   Al entrar en la ciudad,    su casa era la primera,
     y la ha encontrado cerrada    la que siempre estaba abierta.
  8   Con un puñal que llevaba    hace un agujero y entra;
     primero metió los pies,    por libertar la cabeza,
  10   la yegua, que no cupó,    la dejó atada a la verja,
     como yegua de doctor    que siempre estaba a la puerta.
  12   Coge una luz en sus manos    y a su casa la ha dao vuelta,
     miró salas y rincones,    no ha encontrado nada en ella.
  14   Ahora vamos a la arcoba    donde la dama durmiera:
     la ha encontrao con un galán    durmiendo a la pierna suerta.
  16   La ha dao siete puñaladas,    que de la menor muriera.
     Ahora vamos a la dama,    que el galán ya muerto queda.
  18   La dice: --¡Perra malvada!--    La dice: --Malvada perra,
     ¿qué te faltaba en mi casa,    que me haces tan gran ofensa?
  20   Ni te faltaba que comer,    ni que sacar a la mesa,
     ni te faltaba zapato,    tampoco la buena media,
  22   si te faltaba el marido,    haberme escrito dos letras
     diciendo que estabas mala,    aunque nunca lo estuvieras.
  24   Coge ese niño en tus brazos,    dale la leche postrera
     y dime la confesión,    que yo te ayudaré en ella.--
  26   Al decir "Jesús, pequé"    de puñaladas la diera.
     Se ha echado la calle abajo    como haciendo un poco `e pierna.
  28   --El que quiera comprar carne    vaya a mi casa por ella,
     el que quiera macho, macho;    el que quiera hembra, hembra;
  30   un novillo de treinta años    y una vaca de cuarenta,
     a tres y media va el macho    y a cuatro reales la hembra.--
  32   Coge su niño en sus brazos    y a la suegra se lo lleva:
     --Tenga usté, abuela, su nieto,    que su madre muerta queda.
  34   --¡Malditos sean tales hombres    que no sufren la primera!
     --Si todos fue`án como yo,    pocos cornudos hubiera.

Variantes: 18 añadido por otra informante; 26b diciendo de esta manera otra informante; 28 añadido por otra informante; 30a tengo un macho de la recitadora (corregido por otra informante); 32b y a la abuela la recitadora (corregido por otra informante).

Go Back
0132:1 La rueda de la fortuna (é-a)            (ficha nº: 123)

Versión de Sigueruelo (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Sigueruelo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Sagrario Martín Mayoral (62a). Recogida por José Antonio Blanco, Mª José Querejeta, Dolores Sanz y Ana Valenciano, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.3-7.2/A-08). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  052 hemist.  Música registrada.

     --La rueda de la fortuna    nunca se pudo ver quieta,
  2   de una rodada que ha dado    me ha traído a esta tierra.
     No me pesa haber venido,    ni tampoco estar en ella,
  4   que he visto a la mejor dama    que cría naturaleza.
     En nuestra tierra ellas nos dan a nosotros,    nosotros damos a ellas,
  6   ellas nos dan a nosotros    el clavel de la maceta.
     Y si algo se le ofrece,    suba usted las escaleras.--
  8   Apenas lo había dicho,    cuando ya estaba con ella
     dándola besos y abrazos    como si su mujer fuera.
  10   El demonio, como no duerme,    a su marido da cuenta:
     --Ven, Francisco, ven,    que tu mujer te hace esta ofensa.
  12   --Calla, hombre, calla,    si mi mujer es muy buena.
     Tres años que he estao casado    no he visto otra cosa en ella.--
  14   Deja el macho que corre,    coge la mula que vuela,
     deja los anchos caminos,    coge las anchas callejas.
  16   Al llegar a su casa    vio muy mala seña:
     su puerta estaba cerrada    lo que siempre estaba abierta.
  18   Con un puñal que llevaba    hizo un botijo a la puerta,
     primero metió los pies    por reservar la cabeza.
  20   Cogió a su niño en los brazos    y lo llevó en cá su suegra.
     --Tenga madre, tenga este niño,    déle la leche postrera,
  22   que su madre está muy mala    con un dolor de cabeza,
     con un dolor de cabeza    que acaso no salga de él.--
  24   Se fue por la media plaza,    se fue por la plaza entera
     (dando gritos:)
     --Quién quiera carde de vaca,    en mi casa lo hay de venta;
  26   quien quiera carne de buey,    en mi casa lo hay a treinta.

Go Back
0132+0818:1 La rueda de la fortuna+Presagios del labrador (é-a)            (ficha nº: 124)

Versión de Aguilafuente (ay. Aguilafuente, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Anselma Sancho (33a). Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 08/09/1904 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 340-341.  069 hemist.  Música registrada.

     La rueda de la fortuna    que jamás estuvo quieta
  2   el primer rodazo que dio    en su tierra se presenta.
     He visto la mejor dama,    más arreglada y compuesta;
  4   le digo que si es casada,    que si es casada o soltera.
     --Casada soy, señor,    ojalá, ¡Dios!, no lo fuera,
  6   que se ha ido mi marido    a guardar mis ricas haciendas.--
     Acábalo de decir,    cuando ya estaba con ella,
  8   dándola besos y abrazos    como si su mujer fuera.
     Y el demonio, como no para,    a su marido da cuenta.
  10   Deja el caballo que corre,    coge la mula que vuela,
     deja los anchos caminos,    coge las angostas sendas.
  12   Con el puñal que llevaba    hizo un bujero a la puerta,
     primero metió los pies    por reselvar la cabeza.
  14   Ahora me voy a la cocina    por ver quié estaba en ella:
     Estaba el gato y la gata    guardando la rica cena.
  16   Ahora me voy a la cama    por ver quién estaba en ella:
     Está el galán y la dama    durmiendo a pierna suelta.
  18   Con el puñal que llevaba
     le ha dao siete puñaladas,    calando sábanas y delanteras.
  20   Vámonos con la dama,    que el galán seguro queda.
     --Coge este niño en los brazos    (y) dale la leche postrera,
  22   y confiésate conmigo    como si confesor fuera.
     Si lo hacías por comer,    las paneras tienes llenas;
  24   si lo hacías por beber,    las bodegas tienes llenas;
     si lo hacías por dinero,    las arcas las tienes llenas;
  26   si lo hacías por varón,    haberme enviado una esquela
     diciendo que estabas mala    aunque jamás lo estuvieras.--
  28   La ha dao siete puñaladas,    calando sábanas y delanteras.
     Ahora me voy a la plaza    por ver quién estaba en ella:
  30   Alcaldes y regidores,    toda la justicia entera.
     Ahora me voy en ca su madre:    --Tome usted, suegra,
  32   tome usted a su nieto
     y otra vez que críe usted hijas,    críelas con más vergüenza.--
  34   Tira el sombrero por alto
     --Vayan cuernos, vayan cuernos,    a la salud de la muerta.
  36   Si tós hicieran lo que yo,    maldito el cuerno que hubiera.--

Variante: 19a al galán (añadió después de dao).
Nota: La recitadora es vecina de Pinilla [del Valle] (Madrid).

Go Back
0132+0818:2 La rueda de la fortuna+Presagios del labrador (é-a)            (ficha nº: 125)

Versión de Valverde del Majano (ay. Valverde del Majano, p.j. Segovia, ant. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Casimiro Llorente Berrocal. Recogida por Agapito Marazuela Albornos, (Archivo: AMP; Colec.: Agapito Marazuela 1933). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 341-342.  078 hemist.  Música registrada.

     La rueda de la fortuna    que nunca se estuvo queda,
  2   que a la media vuelta que ha dado    me ha traído a esta tierra.
     No me pesa haber venido,    tampoco estar en ella,
  4   he visto la mejor dama    que crió naturaleza.
     La vi sentada al balcón    muy adornada y compuesta;
  6   la vi sentada al balcón,    sentada en una maceta.
     La dije: --Señora dama,    señora, si usted quisiera
  8   regalarme ese clavel    de esa pulida entrepierna.--
     La dama le contestó:    --¡Vaya bárbaro en ofensa!
  10   --Sea bárbaro o no sea,    así se estila en mi tierra.--
     Dándola besos y abrazos    a la sala se la lleva
  12   y la iba preguntando    si era casada o soltera.
     --Mi marido está en el campo    gobernándome la tierra,
  14   por esta noche no viene    que le he espachado la cena.--
     A eso de la medianoche,    el corazón palpitea:
  16   --No me engañes, corazón,    que mi mujer no era de ésas.
     --Deja el caballo que corre,    coge la yegua que vuela,
  18   deja los anchos caminos,    coge las estrechas sendas.
     A la salida del pueblo    tu casa está la primera,
  20   la que encontrarás cerrada    la que siempre estuvo abierta.--
     Con un puñal que llevaba    hizo un bujero a la puerta;
  22   primero metió los pies    por reservar la cabeza.
     --Por donde quiá que yo entre,    también ha de entrar la yegua.--
  24   De que vio que no cabía,    atada a la puerta queda.
     Ya va para la cocina    por ver quién estaba en ella;
  26   estaba el gato y la gata    gobernándoles la cena.
     Ya se fue para la sala    por ver quién estaba en ella;
  28   hay dos luces encendidas,    puestas encima una mesa,
     al lado de las dos luces    está el duque y la duquesa.
  30   --Dime tú, ingrata mujer,    ¿por quién me haces esta ofensa?
     Si la hacías por dinero,    las arcas las tienes llenas;
  32   si la hacías por comer,    la panera tiés abierta;
     si la hacías por varón,    haberme mandao una esquela.--
  34   Los dio siete puñaladas,    de la que menos murieran.
     Ya se fue para la plaza    por ver quién estaba en ella.
  36   Tiró el sombrero por alto    y dijo de esta manera:
     --Alcaldes y regidores    y toda la justicia entera,
  38   el que quiera carne fresca,    venga a mi casa por ella
     porque he matado a don Juan    y a mi esposa doña Elena.

Go Back
0132+0818:3 La rueda de la fortuna+Presagios del labrador (é-a)            (ficha nº: 126)

Versión de Sigueruelo (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Sigueruelo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por una señora (unos 80a). Recogida por Francisco Abad Nebot, Ignacio Bosque, Ángel Delgado, Alicia Illera y Ursula Milewska, 16/08/1978 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 78; cinta: Cinta.16-8.III/A-10). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 338-339.  066 hemist.  Música registrada.

     [La rueda de la fortuna    nunca se pudo ver quieta,]
  2   de una rodada que dio    me ha traido aquí a esta tierra.
     No me pesa haber venido,    ni tampoco estar en ella,
  4   que he visto la primer dama    que por ella se pasea.
     Atrevíme y preguntéle    si era casada o soltera.
  6   --¿Qué le importa al picarón    que yo sea lo que sea?
     Y si algo se le ofrece,    que suba las escaleras.--
  8   En apenas lo había dicho    cuando ya estaba con ella.
     El diablo, como nunca duerme    y siempre está al centinela,
  10   daba cuenta a su marido    y a su marido da cuenta.
     --Don Carlos, vete a tu casa    que tu mujer te hace ofensa.
  12   --Calla, hombre, lo que dices,    mi mujer es santa y buena.
     --Don Carlos, vete a tu casa    que tu mujer te hace ofensa.--
  14   Deja el caballo que corre,    coge la mula que vuela;
     deja los anchos caminos,    coge las estrechas sendas,
  16   y al entrar en la ciudad    no ha visto la mejor seña
     sino el ver su puerta cerrada,    cuando siempre estaba abierta.
  18   Con el puñal que llevaba    hace un bujero en la puerta.
     --También mi mulilla entrará    si las fuerzas me valieran.--
  20   Derechos a la cocina    por ver lo que había en ella:
     `taban la moza y el niño    gobernando ricas cenas.
  22   Derecho fue a la sala    por ver lo que había en ella:
     las medias del galán,    las ligas de la doncella.
  24   Derecho fue a la cama    por ver lo que había en ella:
     el galán y la doncella    dormían a pierna suelta.
  26   Con el puñal que llevaba    le ha cortado la cabeza.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     --Coge este niño en tus brazos,    dale la leche postrera.
  28   --¡Malhaya sean mis brazos    si yo tal niño cogiera!
     --Dila, di la confesión    aunque ello te ha de ir en ella.--
  30   Y al decir «yo pequé»    el corazón la atraviesa.
     Al otro día de mañana    por la plaza se pasea.
  32   --El que quiera carne fresca,    en mi casa lo hay de venta,
     que he matado a mi mujer    y al galán que había con ella.

Go Back
0132+0818:4 La rueda de la fortuna+Presagios del labrador (é-a)            (ficha nº: 127)

Versión de Sigueruelo (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Sigueruelo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por una señora (unos 40a). Recogida por Francisco Abad Nebot, Ignacio Bosque, Ángel Delgado, Alicia Illera y Ursula Milewska, 16/08/1978 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 78; cinta: Cinta.16-8.III/A-11). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 339-340.  056 hemist.  Música registrada.

     La rueda de la fortuna    nunca se pudo ver quieta,
  2   de una rodada que ha dado    me ha traido a esta tierra.
     No me pesa haber venido,    ni tampoco estar en ella,
  4   que he visto la mejor dama    que cría naturaleza.
     [. . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .]
     --En nuestra tierra ellas nos dan a nosotros,    nosotros damos a ellas,
  6   y ellas nos dan a nosotros    del clavel de la maceta.
     --Pues si algo se le ofrece,    suba usted las escaleras.--
  8   Y apenas lo había dicho    cuando ya estaba con ella
     dándola besos y abrazos    como si su mujer fuera.
  10   Demonio como no duerme    a su marido da cuenta:
     --Ven, Francisco, ven,    tu mujer te hace esta ofensa.
  12   --Calla, hombre, calla    que mi mujer es muy buena.
     Cinco años he estao casado,    no he visto otra cosa en ella.--
  14   Deja la mula que corre,    coge la mula que vuela;
     deja los anchos caminos,    coge las anchas callejas.
  16   Al llegar a su puerta    vio muy mala seña:
     su puerta estaba cerrada,    lo que siempre estaba abierta.
  18   Con un puñal que llevaba    hizo un bujero en la puerta,
     primero metió los pies    por reservar la cabeza
  20   y se encontró en la cama
     el galán y la doncella    que dormían a pierna suelta.
  22   Cogió el niño en sus brazos,
     se fue por en ca su madre,    se fue por en ca su suegra.
  24   --Tenga, madre, tenga al niño,    déle la leche postrera,
     que su madre está muy mala    con un dolor de cabeza,
  26   con un dolor de cabeza    que acaso no salga de él.--
     Y se fue por la plaza del pueblo    echando a voces llenas:
  28   --Quien quiera carne de vaca    en mi casa la hay de venta,
     quien quiera carne de buey    en mi casa lo hay a treinta.

Go Back
0126+0212:1 Santa Catalina+Devota de la Virgen en el yermo (á-a+í-a)            (ficha nº: 128)

Versión de Valverde del Majano (ay. Valverde del Majano, p.j. Segovia, ant. Segovia, Segovia, España).   Recitada por María de Andrés. Recogida por Agapito Marazuela Albornos, (Archivo: AMP; Colec.: Agapito Marazuela 1933). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 233-234.  056 hemist.  Música registrada.

     En la ciudad de Pamplona,    en un pueblo de Navarra,
  2   había una doncellita    que Catalina se llama.
     Su padre era un perro moro,    su madre una renegada.
  4   Todas las horas del día    su padre la castigaba
     con un mimbre bien torcido    y una vara bien domada.
  6   Y su madre la decía:    --Hija, vuélvete pagana.
     --Yo pagana no, señora,    que estoy con Cristo esposada.--
  8   Su padre, de que lo oye,    parece un perro que rabia;
     ha mandao hacer una rueda    de cuchillos y navajas
  10   para hacer a Catalina    cuatrocientas mil tajadas.
     Ya que la tenía bien hecha,    bien hechita y bien formada,
  12   bajaba un ángel del cielo,    toda se la esbarataba.
     Tan devota era la niña    que tres rosarios rezaba,
  14   uno por la mañanita,    otro por la mediodía,
     y otro por la medianoche    cuando sus padres dormían.
  16   Un día estando rezando,    se la apareció María:
     --¿Qué haces ahí, doncellita,    qué haces ahí, prenda mía?
  18   --Estoy rezando el rosario    para la Virgen María.
     --Niña, si bien me le rezas,    yo tu pago te daría;
  20   mira, si quieres hacienda,    hacienda yo te daría.
     --Eso sí que no, señora,    eso no me convenía.
  22   --Mira, si te quiés casar,    casar, yo te casaría.
     --Eso sí que no, señora,    eso no me convenía.
  24   --Si tú te quiés meter monja,    monja yo te metería.
     --Eso sí que sí, señora,    eso sí me convenía.
  26   --El sábado entrarás monja,    el domingo morirás,
     y cuatrocientos mil ángeles    irán en tu compañía,
  28   el Angelito la Guarda    irá tocando la esquila.

Go Back
0126+0212:2 Santa Catalina+Devota de la Virgen en el yermo (á-a+í-a)            (ficha nº: 129)

Versión de Cantalejo (ay. Cantalejo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recogida 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  059 hemist.  Música registrada.

     Allá arriba en Ontanares,    junto al reino de Navarra,
  2   se pasea una doncella    que Catalina se llama,
     hija de un padre moro    y una turca renegada.
  4   Cuantas horas tiene el día    su padre la doctrinaba
     con un cordel bien torcido    y una vara bien domada.
  6   Su padre la dijo esto:
     --Que no te esposes con Cristo.    --Con Cristo estoy esposada.--
  8   Su padre, de que esto vio,
     ya mandó hacer una rueda    de cuchillos y navajas
  10   para hacer a Catalina    trescientas y mil tajadas.
     Estando la rueda hecha,    hechita y bien adornada,
  12   bajan ángeles del cielo    todos a despedazarla.
     La niña, como es devota,    contribución no pagaba.
  14                                     Tres rosarios reza al día;
     el uno por la mañana,    el otro a mediodía,
  16   el otro a medianoche    mientras sus padres dormían.
     Estando una vez rezando,    se le apareció María:
  18   --¿Qué haces ahí, doncellita,    solita y sin compañía?
     --Qué quié usté, señora, qu` haga,    rezar un rosario a María.
  20   --Rezal` hija, rezal` hija,    buen pago yo te daría,
     ¿quisieras venir conmigo    a eso que esclarezga el día?
  22   --Sí, señora, sí, diré    esas montañas arriba.
     --Si tú quisieras ser rica,    riquezas yo te daría.
  24   --Yo no, señora, riqueza,    que harta mis padres tenían.
     --Si tú quieres ser casada,    casorio yo te daría.
  26   --Yo no, señora, casada,    que d`hombres yo no entendía.
     --Si tú quisieras ser monja,    monja yo te metería.
  28   --¡Oh!, yo sí, señora, monja,    a eso yo pretendía.--
     El lunes la metió monja,    el domingo ya moría.
  28   Bajan ángeles de cielo    todos en su compañía
     y el ángel de nuestra guardia    rezando el Avemaría.

Go Back
0126+0212:3 Santa Catalina+Devota de la Virgen en el yermo (á-a+í-a)            (ficha nº: 130)

Versión de Sepúlveda (ay. Sepúlveda, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Margarita. Recogida por María Goyri, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  073 hemist.  Música registrada.

     En la ciudad de Logroño,    en el nido de una barra,
  2   hay una linda doncella    que Catalina se llama,
     es hija de un perro moro    y una turca renegada.
  4   Cuantas horas tiene el día    su padre la castigaba,
     con una soga torcida    y con otra más bien domada,
  6   que deje la fe de Cristo    y se vuelva una pavana.
     Ella dice que no quiere,    que con Cristo está esposada.
  8   Su padre, de que lo supo,
     una rueda mandó hacer    de cuchillos y navajas,
  10   para hacer a Catalina    doscientas mil tajadas.
     Ya que la rueda estába hecha,    hecha y muy bien adornada,
  12   ángeles del cielo bajan    todos a desbaratarla.
     --Catalina, sube arriba,    que el rey del cielo te llama,
  14   que le subas a dar cuenta    de esa tu vida pasada.
     --La cuenta yo la daré,    pero la vida es muy mala.--
  16   La niña, como es devota,    tres rosarios reza al día,
     uno por la mañanita,    otro por la mediodía,
  18   otro por la medianoche    en lo que sus padres dormían.
     Estando una vez rezando,    se le apareció María.
  20   --¿Qué haces ahí, infanta, sola,    tan sola y sin compañía?
     --Estoy rezando el rosario,    el rosario pa María.
  22   --Rézale tú, infanta, sola,    que bien pagao te sería,
     que la reina de los cielos    en tu casa la tenías;
  24   te has de venir conmigo    antes que amanezca el día.
     --Deje usted despierte a mis padres,    licencia les pediría.--
  26   Despertaron a sus padres    con gran gozo y alegría.
     --Hija infanta, si tú te fueres,    vete de maldición mía.--
  28   La agarró la Virgen de la mano,    la subió una cuesta arriba,
     donde cae la nieve en pompa,    serenita y agua fría.
  30   En medio de aquellos montes    una santa ermita había.
     --¿Hija, quieres ser casada?,    yo muy bien te casaría.
  32   Y ella le contestó    que de hombres no entendía.
     --¿Hija, quieres ser monja?,    yo monja te metería.
  34   --Monja quiero ser, señora,    por la gracia de María.--
     Sábado la meten monja    y el domingo ya moría.
  36   Cuatro mil ángeles la llevan    rezando el Ave María
     y el santo de nuestro nombre    tocando la campanilla.

Go Back
0126:1 Santa Catalina (á-a)            (ficha nº: 131)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Francisca Vázquez, alias "La Lechuga". Recogida por María Goyri, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 230.  054 hemist.  Música registrada.

     Cada día que el sol sale,
  2   cada día que amanece    su padre la castigaba
     que deje la fe de Cristo    y se vuelva luterana.
  4   Ella dice que no quiere,    que con Cristo está esposada.
     Mandan hacer una rueda    de cuchillos y navajas.
  6   La rueda ya estaba hecha,    la santa ya está humillada,
     cien veces pasa por ella    como el que no pasa nada.
  8   Ve que no muere de aquello    y otra cosa ejecutaba:
     mandan hacer una hoguera    en medio de la real plaza,
  10   que la cojan entre dos    y la arrojen a las llamas.
     La hoguera ya estaba hecha,    la santa ya está humillada,
  12   cien veces pasa por ella,    ni aun el pelo la agraviara.
     Ve que no muere de aquello    y otra cosa ejecutaba:
  14   mandara traer unos potros    y a la cola la amarrara,
     la paseen po` el lugar    y la maten a pedradas.
  16   Cuando la iban a tirar    los potros se arrodillaban.
     Ve que no muere de aquello    y otra cosa ejecutaba:
  18   que de la trenza del pelo    a una reja la amarrara.
     Allí estuvo cuatro días    pedricando en voces altas.
  20   Bajara un ángel del cielo    que San Gabriel le llamaban:
     --Catalina, Catalina,    mi Dios del cielo te llama.
  22   --¿Qué me quiere Dios del cielo,    qué me quiere o qué me manda?
     --Que le vayas a dar cuenta    de la tu vida pasada.
  24   --La cuenta la daré buena,    pero la vida muy mala.--
     --A la diestra de Dios Padre    hay una silla guardada,
  26   que la perdió Lucifer    por la su soberbia mala,
     por soberbia fue perdida    y por humildad ganada.

Go Back
0126:2 Santa Catalina (á-a)            (ficha nº: 132)

Versión de Sepúlveda (ay. Sepúlveda, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Ana María de la Serna y Gil (55a). Recogida por Francisco Romero y Ana Teixeira, 00/04/1974 (Archivo: AMP). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 231.  022 hemist.  Música registrada.

     En la ciudad de Logroño,    contra el reino de Navarra,
  2   había una doncellita    que Catalina se llama.
     Su padre era un perro moro,    su madre una renegada.
  4   Todos los días de fiesta    su padre la castigaba
     con un mimbre bien torcido    y una soga bien doblada.
  6   Un día la mandó hacer    una rueda de navajas,
     para hacer a Catalina    doscientas y mil tajadas.
  8   Bajaba un ángel del cielo,    toda se la desbarata.
     Se oyó una voz en el cielo    que a Catalina llamaba;
  10   --Sube, sube, Catalina,    que el rey del cielo te llama,
     que te querrá coronar    con su corona y su palma.
    
(Y todas las campanas de la ciudad se ponen a repicar solas)
.

Go Back
0126:3 Santa Catalina (á-a)            (ficha nº: 133)

Versión de Villaseca (ay. Sepúlveda, ant. Villaseca, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Julia Antona San. Recogida hacia 00/00/1927 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 231.  018 hemist.  Música registrada.

     En Valencia hay una niña    que Catalina se llama,
  2   su padre era un perro moro    y su madre la regaña.
     Un día la mandó hacer    una rueda de navajas.
  4   La rueda ya estaba hecha,    Catalina arrodillada.
     --Catalina, Catalina,    que el rey del cielo te llama.
  6   --¿Qué me quiere el rey del cielo    que tan deprisa me llama?
     --Te quiere para coronarte    con su corona y su palma.
  8   --No quiero que me corone    con su corona y su palma,
     que quiero cuando me muera    me dé su corazón y su alma.

Nota: Lo aprendió de su abuela Elena Bravo.

Go Back
0126+0212:4 Santa Catalina+Devota de la Virgen en el yermo (á-a+í-a)            (ficha nº: 134)

Versión de Bercimuel (ay. Bercimuel, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Norberto Lorenzo, pastor. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (fecha deducida) (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  026 hemist.  Música registrada.

     Gran función tienen los moros    en la ciudad de Granada,
  2   mejor la tiene una niña    que Delgadina se llama.
     Su padre era un perro moro,    su madre una renegada;
  4   cuantas horas tiene el día,    en todas la castigaban
     con un brimbe renovizo    y una vara bien domada.
  6   Delgadina, muy devota    de rezar muchos rosarios,
     uno por la mañanita,    otro por la mediodía,
  8   y otro por la medianoche    mientras sus padres dormían.
     Estando una vez rezando,    bajó la Virgen María.
  10   --¿Qué hace aquí esta doncellita,    solita y sin compañía?
     --Rezando el rosario estoy    para la Virgen María.
  12   --Rézale tú, doncellita,    buen pago te se daría,
     que la gloria tiés ganada    y para ti está prevenida.

Nota del colector: Sabe con el mismo comienzo la [versión] de "La flor del agua".

Go Back
0126:4 Santa Catalina (á-a)            (ficha nº: 135)

Versión de Anaya (ay. Anaya, p.j. Segovia, ant. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Ventura Antón (67a). Recogida por Pilar Aragón, Raquel Calvo, Mª Teresa Cillanueva y Dolores Sanz, 06/04/1983 (Archivo: ASOR; Colec.: Anexo SEGOVIA 83; cinta: Seg.6-4.1/A-06). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  022 hemist.  Música registrada.

     En Galicia hay una niña    que Catalina se llama,
  2   su padre era un perro moro,    su madre una renegada.
     Todos los días de fiesta    su padre la castigaba
  4   porque no quería hacer    lo que su madre mandaba.
     Un día la mandó hacer    una rueda de navajas.
  6   La rueda ya estaba hecha,    Catalina arrodillada.
     --Sube, sube, Catalina,    que el rey del cielo te llama.
  8   --¿Qué me querrá el rey del cielo    que tan aprisa me llama?
     --El rey del cielo te quiere    y es que le entregues el alma.
  10   --Mi alma no se la entrego    pues ya la tengo entregada,
     el corazón a la Virgen,    a la Virgen soberana.

Nota: Se repite el primer hamistiquio y después el segundo, en éste se intercala "Ay sí".

Go Back
0126:5 Santa Catalina (á-a)            (ficha nº: 136)

Versión de Muñopedro (ay. Muñopedro, p.j. Segovia, ant. Santa María de Nieva, Segovia, España).   Recitada por Marina Rubio (60a). Recogida por Vanda Anastácio, Raquel Calvo, Beatriz Mariscal, Francisco Mendoza Díaz-Maroto y Javier Ormazábal, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.3-7.2/A-05). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  018 hemist.  Música registrada.

     En Galicia hay una niña    que Catalina se llama.
  2   Todos los días de fiesta    su padre la castigaba
     porque no quería hacer    lo que su madre mandaba.
  4   La mandó hacer una rueda    de cuchillos y navajas.
     la rueda ya estaba hecha,    hecha muy bien adornada.
    
(La tenía encerrada en un castillo. Ha bajado un ángel del cielo y le dice:)
  6   --Sube, sube, Catalina,    que el Dios del cielo te llama.
     --¿Qué me querrá el Dios del cielo    que tan aprisa me llama?
  8   Me querrá ajustar las cuentas    de la semana pasada.--
     Las cuentas ya estaban hechas,    Catalina arrodillada.

Go Back
0126:6 Santa Catalina (á-a)            (ficha nº: 137)

Versión de Fuente de Santa Cruz (ay. Fuente de Santa Cruz, p.j. Segovia, ant. Santa María de Nieva, Segovia, España).   Recitada por Maruja Fragua García (40a). Recogida por J. Antonio Cid, Jon Juaristi, Blanca Urgell y Teresa Yagüe, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.3-7.1/A-05). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  018 hemist.  Música registrada.

     En Galicia hay una niña    que Catalina se llama.
  2   Todos los días de fiesta    su padre la castigaba
     porque no quería hacer    lo que su madre mandaba.
  4   Le mandó hacer un rueda    de cuchillos y navajas.
     La rueda ya estaba hecha,    Catalina castigada.
  6   --Levántate, Catalina,    que el rey del Cielo te llama.
     --¿Qué me quiere el rey del cielo    que tan deprisa me llama?
  8   --Que te quiere coronar    con tu corona y tu palma.
     --No quiero que me coronen    con mi corona y mi palma.--

Notas: La informante es natural de Valladolid pero criada en Fuente de Santa Cruz. Al cantar repite cada hemistiquio y en el segundo intercala "Ay, sí".

Go Back
0126:7 Santa Catalina (á-a)            (ficha nº: 138)

Versión de Chañe (ay. Chañe, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Basilisa Muñoz Sastre y otras vecinas. Recogida por J. Antonio Cid, Jon Juaristi, Blanca Urgell y Teresa Yagüe, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.3-7.1/B-06). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 232.  022 hemist.  Música registrada.

     En Galicia hay una niña    que Catalina se llama,
  2   su padre es un perro malo,    su madre un renegada.
     Todos los días de fiesta    su madre la castigaba
  4   porque no quería hacer    lo que su padre mandaba.
     Un día la mandó hacer    una rueda de navajas.
  6   La rueda ya estaba hecha    Catalina arrodillada.
     Ha bajao un ángel del cielo    con su corona y su palma.
  8   --Sube, sube, Catalina,    que el rey del cielo te llama.
     --¿Qué me querrá el rey del cielo    que tan aprisa me llama?
  10   Si quiere ajustar las cuentas    de la semana pasada
     o es para cuando me muera    mi corazón y mi alma.--

Nota: Repite cada hemistiquio y en el segundo intercala "ay, sí".

Go Back
0126:8 Santa Catalina (á-a)            (ficha nº: 139)
[Marinero al agua 0180contam.]

Versión de Gomezserracín (ay. Gomezserracín, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Aurelia Muñoz Román (56a). Recogida por Gabriel Fraile, Dolores Sanz, Maximiano Trapero y Blanca Urgell, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.10-7.1/B-03). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  034 hemist.  Música registrada.

     En Cádiz hay una niña    que Catalina se llama,
  2   su padre es un perro moro,    su madre una renegada.
     Todos los días de fiesta    su padre la castigaba
  4   porque no quería hacer    una rueda de navaja.
     La rueda ya estaba hecha,    Catalina arrodillada.
  6   --Levántate, Catalina,    que Dios del cielo te llama
     --¿Qué me querrá Dios del cielo    que tan aprisa me llama?
  8   Si me querrá pa las cuentas    de la semana pasada.--
     Al subir por la escalera    había un charquito de agua.
  10   --¿Quién me dará un venenito    para pasar este agua?
     --Yo te doy todo mi oro,    yo te doy toda mi plata.
  12   --Yo no quiero ni tu oro,    yo no quiero ni tu plata,
     yo quiero cuando te mueras    tu corazón y tu alma.
  14   --Mi corazón pa María,    que es la reina soberana,
     el alma para mi Dios    que me la tiene encargada,
  16   los brazos pa el sacristán,    pa que toque las campanas;
     las tripas para el tripero,    pa que las mida por varas.

Go Back
0192:1 La Virgen romera (é-a)            (ficha nº: 140)

Versión de Sacramenia (ay. Sacramenia, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Rita Lázaro. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 219.  050 hemist.  Música registrada.

     Caminillo de Truquillo    caminaba una romera,
  2   con un báculo en la mano,    más arriba una roseta.
     Gasta camisa de holanda,    zapato y media de seda,
  4   y una túnica morada    que daba el hechizo verla.
     Salía el rey a paseo,    a paseo en su calesa.
  6   --Buenos días, romerita.    --Buenos días, norabuena.
     --¿Dónde va la romerita    tan sola por estas tierras?
  8   --No voy sola, ¡oh!, gran rey,    que mi marido atrás queda,
     que viene con los serranos,    a la vuelta de esa sierra.
  10   --Súbase, la romerita,    súbase a la mi calesa.
     --Muchas gracias, ¡oh!, gran rey,    que yo estimo su fineza.
  12   Voy a Santiago de Galicia    a cumplir una promesa,
     que la Gloria de los cielos    no se hizo por conveniencia.--
  14   Se volvió el rey a su casa    todo lleno de tristeza.
     --¡Válgame Dios de los cielos!,    que he visto una romera:
  16   linda cara, lindos ojos,    lindas pestañas y cejas
     y una túnica morada    que daba el hechizo verla.--
  18   Saltó el paje más ruin,    el que más risueño era:
     --De parte de mi gran rey,    escriba usted una esquela,
  20   la tengo de hallar sentada    a la sombra de una olmeda.
     De parte de mi gran rey,    me lea usté esta esquela.
  22   --Anda, paje, dile al rey    que se la lea a la reina.
     --De parte de mi gran rey    que me lea usté esta esquela.
  24   --Anda, paje, dile al rey    que se la lea a la reina,
     si es el rey de sus vasallos,    yo soy de cielos y tierra.

Go Back
0600:1 El beso de Judas (é-a)            (ficha nº: 141)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por María [Albertos]. Recogida por María Goyri y Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 413-414.  038 hemist.  Música registrada.

     Dentro de Jerusalém,    en lo más lucido de ella
  2   se juntaron en consejo    y determinan que muera.
     Un discípulo le vende,    y fue tan grande la pena,
  4   que por éscuro de paz    se entregó a sangrienta guerra.
     Otro le niega tres veces    por temor de una mozuela;
  6   se conjuró el testamento    cuando llegó a la tercera.
     Llegado aqueste día,    que el Señor tanto desea,
  8   a padecer por el hombre,    en casa de Madalena
     se despidió de su madre    diciéndola mil ternezas.
  10   Allí se fue para el huerto,    para esperar que le prendan.
     Tres veces oró a su madre    y fue tan grande la pena,
  12   que un ángel bajó cielo    para darle fortaleza.
     Judas entra con su gente    y el Señor, con gran paciencia,
  14   díjoles: --¿A quién buscáis?--    Ellos dieron por respuesta:
     --A Jesús de Nazareno    buscamos con diligencia.--
  16   Al decir Jesús: "Yo soy",    todos caeron en tierra;
     mas luego se levantaron    porque Dios les dio licencia.
  18   Entró Judas el traidor,    en su santo rostro besa.
     Le dio una gran bofetada    y en casa de Anás le llevan.

Go Back
0184:1 Blancaflor y Filomena (é-a)            (ficha nº: 142)

Versión de Valverde del Majano (ay. Valverde del Majano, p.j. Segovia, ant. Segovia, Segovia, España).   Recitada por T. Josefa Albornos. Recogida por Agapito Marazuela Albornos, (Archivo: AMP; Colec.: Agapito Marazuela 1933). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 148-149.  056 hemist.  Música registrada.

     Esta el alba nevada    sentadita en la su aldea,
  2   con las dos hijas al lado,    la una Blanca, Floribella.
     Pasó un caballero de Francia    y se ha enamorado de ella;
  4   le ha pedido la mayor,    le ha dado la más pequeña.
     Amonestóse y casóse,    y llevósela a su tierra,
  6   la deja recién parida,    dice que se va a la guerra.
     Ha rechazado el caballo,    se ha ido a dar en ca su suegra.
  8   --Bienvenido sea mi yerno,    bienvenido, en hora buena.
     ¿Qué tal ha quedado mi hija,    mi hija y mujer vuestra?
  10                                     --Sola y triste en tierra ajena,
     por eso os vengo a pedir    que me deis la Floribella
  12   pa que cuide de la casa    mientras su hermana se arregla.
     --Si os la habéis de llevar    tratarla como hija vuestra;
  14   bien vestirla y bien calzarla,    y bien mirarla por ella.--
     Ya ha preparado el caballo,    en las ancas la subiera,
  16   y al llegar al monte oscuro    la ha arrastrado por la tierra.
     Para que no lo parlase    allí la sacó la lengua
  18   y la ha atado a una encina    pa que de allí no se fuera.
     Vio venir un pastorcito,    mandado por Dios viniera;
  20   con la cabeza le llama,    con los ojos le hace señas.
     --Que si traes pluma y papel    para escribir una esquela.
  22   --Pluma, señora, sí traigo;    sangre, de mis propias venas.--
     Ya que la tenía escrita,    y a su madre se la entrega;
  24   su madre, de que la lee,    desmayada cae en tierra,
     y luego que volvió en sí,    le dijo de esta manera:
  26   --Madres las que tenéis hijas,    casarlas en vuestras tierras,
     porque yo tenía dos,    la desgracia cayó en ellas:
  28   la una tengo mal casada,    la otra sacada la lengua.

Go Back
0184:2 Blancaflor y Filomena (é-a)            (ficha nº: 143)

Versión de Aguilafuente (ay. Aguilafuente, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Anselma Sancho (33a). Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 08/09/1904 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 150.  064 hemist.  Música registrada.

     Por las calles de Madrid    se pasea doña Eusebia
  2   con dos niñas de la mano,    una Blanca, Filomena.
     Pasa por ahí un Turquito    se ha enamorao de una bella.
  4   La ha pedido la más grande    y le ha dado la más pequeña.
     Se casan en breve tiempo,    se la llevó pa su tierra
  6   y a los nueve meses justos    viene el Turco en ca la suegra.
     --Bienvenido seas, yerno,    bienvenido, en hora buena.
  8   Lo primero que pregunto,    que si mi hija queda buena.
     --Queda en días de parir,    yo vengo a por Filomena,
  10   porque la niña pequeña    se extrañará aquellas tierras.
     Dígala usted, mi señora,    la tengo vestir de seda,
  12   la tengo entregar las llaves    de aposentos y bodegas.
     Si como de muy buen pan,    también lo comerá ella;
  14   si bebo de muy buen vino,    también lo beberá ella.--
     Turco monta en un caballo,    Filomena en una yegua,
  16   siete leguas han andado,    palabra no se dijeran.
     La ha retirao del camino    así como legua y media,
  18   la ha arrimao contra un zarzal    y la ha cortado la cabeza.
     Pasa por allí un pastor,    de mano de Dios viniera.
  20   --Que te mando, pastorcito,    que me escribas cuatro letras
     con lágrimas de mis ojos    y saliva de mi lengua;
  22   échalas un polvo de aire,    que lleguen pronto a mi tierra.--
     La hermana de que lo supo,    al mismo tiempo moviera,
  24   y el infante que ella echó    le guisó en una cazuela.
     --Le tengo tener guisado    para cuando el Turco venga.--
  26   --¿Qué me has dado en esta cena?    Nunca tan mal me supiera.
     --Mejor te supo, traidor,    el gozo de Filomena.
  28   --Si me levanto de aquí,    viva te saco la lengua.
     --Madre[s] que criáis hijas,    no las echéis lejas tierras;
  30   mi madre ha criado cuatro,    ¡la Soledad nos cogiera!:
     una murió de casada,    otra murió de soltera,
  32   otra murió degollada    y otra sacada la lengua.

Variante: 27b los besos d. F.

Go Back
0184:3 Blancaflor y Filomena (é-a)            (ficha nº: 144)

Versión de Vegas de Matute (ay. Vegas de Matute, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Tomasa Velasco (35a). Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/08/1912 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 149.  036 hemist.  Música registrada.

     . . . . . . tenía tres hijas:    Ana, Marta y Filomena.
  2   Pasó por allí un pastor    y se ha enamorado de ellas;
     ha pedido a la mayor,    le han dado la más pequeña.
  4   Amonestóse y casóse,    dice que se va a su tierra;
     de que la sintió preñada,    dice que se va a la guerra.
  6   Ha montado en un caballo    y en ca su suegra endereza,
     la suegra, de que le vio,    a recibirle saliera.
  8   --¡Tú por aquí, yerno mío!    ¿Y mi hija, cómo queda?
     --Mala, mala, mi señora,    mala, triste en tierra ajena.
  10   Vengo a ver si me quiés dar    a la blanca Filomena,
     para que ande por la casa    mientras su hermana está buena.
  12   --Llévala tú, yerno mío,    llévala tú, en hora buena,
     quiero que me la tratéis    como si fuera hija vuestra.
  14   --En el plato en que yo coma    y en la jarra en que yo beba.--
     Montó el traidor a caballo,    Filomena en una yegua,
  16   y a la mitad del camino    ya de amores la requiebra.
     Apeóse del caballo    y apeóla de la yegua,
  18   a un duro tronco la amarra    y allí se aprovechó de ella.

Go Back
0184:4 Blancaflor y Filomena (é-a)            (ficha nº: 145)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Apolonia. Recogida por María Goyri, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 143-144.  085 hemist.  Música registrada.

     Estaba doña Diana    entre la paz y la guerra
  2   con sus dos hermosas hijas,    Blancaflor y Filomena.
     Pasa por allí Tarquino,    casarse quiere con ella.
  4   --Cásate con Blancaflor    y olvidas a Filomena.--
     Y en un lunes se casaron,    en un martes se la lleva.
  6   Siete años, va pa ocho,    sin venir a ver la suegra,
     mas al cumplirse los ocho,    a ver la suegra viniera.
  8   --Bien hallada, la señora.    --Y Tarquino, en hora buena.
     --Lo que la vengo a decir,    que me dé usté a Filomena.
  10   --¿Cómo quieres tú, Tarquino,    si mi hija está doncella?
     --Démela usted, la señora,    por su honra y por la vuestra.--
  12   Siete leguas van andadas,    ni palabra la dijera,
     mas al cumplirse las ocho,    de amores la requiriera.
  14   --Estáte quieto, Tarquino,    que es el diablo el que te tienta.
     --Que me tiente o no me tiente,    he de hacer lo que yo quiera.--
  16   La metió en un monte oscuro,    hizo lo que quiso de ella;
     no se contentó con eso,    sino que la sacó la lengua.
  18   A los gritos y alaridos    un pastorcito se acerca,
     le hizo señas como pudo,    papel y tinta pidiera.
  20   --Tinta no tengo, señora,    papel y pluma la diera.--
     Con la sangre de sus venas    allí puso cuatro letras.
  22   En la primera decía    y también en la tercera.
     --Corre, corre, pastorcito    y a mi hermana darás cuenta.--
  24   Cuando llegó el pastorcito,    su hermana estaba a la puerta.
     --Tenga usted, la gran señora,    de su hermana Filomena.--
  26   Según la estaba leyendo,    desmayada se cayera.
     Al levantarse pa arriba    un niño muerto pariera;
  28   con las patitas del niño    le ha arreglado una gran cena.
     --Pa el traidor de mi marido,    cuando a la noche venga.--
  30   Estando en estas palabras,    llamó Tarquino a la puerta.
     --Sube, Tarquino, a cenar,    que te tengo una gran cena,
  32   --¿Qué me tienes, Blancaflor,    que tan dulce me supiera?
     --Mejor te supo, traidor,    la honra de Filomena.--
  34   La ha dao siete puñaladas,    que de la menor muriera.
     Se ha asomado a la ventana    y en altas voces dijera:
  36   --Pastorcitos que habitáis    en esa Sierra Morena,
     no hagáis burla de mujer
  38   porque uno que la hizo    ya está pagando la pena.--

Variante: 17b sino sacarla la l..

Go Back
0184:5 Blancaflor y Filomena (é-a)            (ficha nº: 146)

Versión de Añe (ay. Añe, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Ciriaca Santos (65a). Recogida por Ana Beltrán, Pere Ferré, Olimpia Martínez y Sandra Robertson, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.7-2.1/A-08 y B-01). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  016 hemist.  Música registrada.

     Paseaba la viudita    por el mar y por la arena
  2   con dos hijas que tenía,    Blancaflor y Filomena.
     Pasó por allí Tarquino,    se enamoró de una de ellas.
  4   --Si usted quiere que me case    con su hija Filomena.
     --Cásate con Blancaflor,    que es más vieja y te respeta.
  6   --Yo con Blancaflor me caso    no olvidando a Filomena.--
     A los tres días de casados    el rey emprendió una guerra,
  8   llevándosele a Tarquino    de capitán de bandera.

Variantes: 3a P. p. a. un soldado.
Notas: Los versos se repiten dos veces. La informante cuenta en prosa el argumento.

Go Back
0184:6 Blancaflor y Filomena (é-a)            (ficha nº: 147)

Versión de Urueñas (ay. Urueñas, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Matea Carretero "Mateílla" (79a). Recogida por Pere Ferré, Therese Meléndez, Javier Ormazábal y Teresa Yagüe, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.4-7.2/A-06). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 146-147.  061 hemist.  Música registrada.

     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    se pasea una de Mena
  2   con tres hijas de la mano:    Ana, Marta y Deciprena.
     Se enamoró un soldadito,    se enamorió de una de ellas,
  4   y la pidió la mayor,    la ha dado la más pequeña.
     Ya se casan, ya se velan,    ya se marchan a la guerra;
  6   él en un rico caballo,    ella en una rica yegua,
     a la mitad del camino    la mató y se fue a su tierra.
  8   A eso de los nueve meses    ha vuelto a ver a la suegra.
     Preguntando por salud:    --Y mi hija, ¿cómo queda?
  10   --Pues su hija queda bien,    en plazo de parir queda.
     --Si queda en esos temores    nunca puede quedar buena.
  12   --Me ha encargado que la lleve    la Ana o la Deciprena.
     --Llévala y, por Dios, ten,    pero ten cuidado de ella.
  14   --Buen cuidado yo tendré,    como si mi hermana fuera.--
     La ha montado en el caballo,    por delante la pusiera,
  16   siete leguas anduvieron    sin hablar de algo con ella.
     De las siete pa los ocho    le ha cruzado él burla de ella.
  18   --¿Eres cuñao o eres hombre,    o es el diablo que te tienta?
     --Ni soy cuñao, ni soy hombre,    es el diablo que me tienta.--
  20   Apeóla del caballo,    hizo lo que quiso de ella,
     y después qu` hizo lo que quiso,    dejóla en monte serena
  22   atada de piés y manos,    a una sombra de (una) palmera.
     Pasó por allí un pastor,    un pastor de la su tierra.
  24   --Yo, pastor, escribiría,    una carta si yo pudiera,
     una carta escribiría    si tinta y papel tuviera.
  26   --Buen papel sellado tienes,    y buena tinta será,
     y buena tinta será    de la sangre de tus venas.
  28   --El primer renglón que pongas,    que ponga de esta manera:
     "Madres, las que tengáis hijas,    no caséis en tierra ajena,
  30   que mi madre tuvo dos,    mala suerte tuvo de ellas,
     que la una murió a cuchillo,    la otra arrancada la lengua.

Go Back
0184:7 Blancaflor y Filomena (é-a)            (ficha nº: 148)

Versión de Chañe (ay. Chañe, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por María Muñoz Sastre (71a). Recogida por J. Antonio Cid, Jon Juaristi, Blanca Urgell y Teresa Yagüe, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.3-7.1/A-09). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  011 hemist.  Música registrada.

     Paseaba una señora    por una estrechita senda
  2   con dos hijas que tenía,    Blancaflor y Pulidena.
     Ha pasado el rey de . . . . . . (?)    y se ha enamorao de una de ellas;
  4   se ha enamorao de Blancaflor    y le han dado a Pulidena.
     --Cuando ésta me dan a mí    no me la darán por buena.--
  6   Se ha celebrado la boda    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Go Back
0184:8 Blancaflor y Filomena (é-a)            (ficha nº: 149)

Versión de Siguero (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Siguero, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Isidra Gil (83a). Recogida por José Antonio Blanco, Mª José Querejeta, Dolores Sanz y Ana Valenciano, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.3-7.1/A-04). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 145-146.  047 hemist.  Música registrada.

     En aquel prado de avenus    se pasea Ana Benena (?)
  2   con sus tres hijas hermosas,    que daba gusto de verlas.
     Pasó por allí un soldado,    se ha enamorado de ellas;
  4   ha pedido la mayor,    le han dado la más pequeña.
     Ya se casan, ya se esposan,    ya se van para la guerra
  6   y a la mitad del camino    la mató y se fue a la guerra.
     A eso de los nueve meses    ha vuelto pa en ca su suegra.
  8   --Bienvenido, yerno mío.    --Bien hallada, mía suegra.--
     Pregunta por la salud:    --Y mi hija, ¿cómo queda?
  10   --Encinta de nueve meses,    que es lo que ella desea.
     Vengo a ver si me da usted    Marta o la Fidedena (?)
  12   que la asistan en el parto    mientras me voy a la guerra.
     --Sí, hijo, te la daré,    pero has de cuidar de ella.
  14   --Sí, señora, lo haré    como si mi mujer fuera.--
     Y a la metad del camino    ya quiso hacer burla de ella.
  16   --Tú no eres mi cuñado    o es el diablo que te tienta.--
     Viva la sacó los ojos,    viva la sacó la lengua.
    
(Pasó un pastorcito y le pidió un papel para escribir una carta)
  18   La pluma con que escribía    paja de las tierras era,
     la tinta con que escribía    sangre de sus venas era,
     y en estas letras decía:    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  22   "Señoras que criáis hijos,    no las caséis fuera `e tierra,
     no sean tan desgraciadas    como las de Ana de Mena,
  24   una matada a cuchillo    y otra sacada la lengua".

Variantes: 3b que venía de la guerra.

Go Back
0184:9 Blancaflor y Filomena (é-a)            (ficha nº: 150)

Versión de Santa Marta del Cerro (ay. Santa Marta del Cerro, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Eugenia García (78a) y Mercedes García (43a). Recogida por Koldo Biguri, Olimpia Martínez, Sandra Robertson y Ana Valenciano, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 3.4-7.1/B-05). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 144-145.  072 hemist.  Música registrada.

     Por esos campos arriba    se pasea una romera,
  2   con dos hijas de la mano,    Blancaflor y Filomena.
     A la mitad del camino    el rey Tereno saliera.
  4   Pidiéronla la mayor    y diéronle la más pequeña.
     Y él casóse y él velóse,    llevarla para su tierra,
  6   y allí estuvo siete años    sin volver para su tierra,
     siete años tardó    de volver a ver su suegra,
  8   a los siete años que vino,    ojalá que no viniera.
     --¿Blancaflor cómo quedaba?    --En plazo de parir queda.
  10   --Si queda en esos temores    nunca puede quedar buena.
     --Encargóme que la lleve    a su hermana Filomena.
  12   --A su hermana sí, por cierto,    pero ten cuidado de ella.
     --Yo tendré el mismo cuidado    como si mi hermana fuera.--
  14   Siete leguas anduvieron    sin hablar verbo con ella;
     abajóla del caballo,    hizo lo que quiso ella.
  16   De que hizo lo que quiso,    dejóla al monte señera
     atada de piés y manos,    a la sombra ` una olivera.
  18   Por allí apareció un pastor.    
     --Por Dios le pido al pastor,    por Dios y la Madalena,
  20   que me escribas una carta    a la madre que me pariera.
     --Una carta escribería    si tinta y papel tuviera.
  22   --Buen papel sellado tienes,    el paño de mi cabeza,
     y buena tinta sería    de la sangre de mis venas.
  24   El primer renglón que pongas,    pónle de esta manera:
     "Madre, que criéis hijas,    no la case en tierra ajena,
  26   que mi madre tuvo dos,    mala suerte la cayera;
     una casó con el rey Cereno    y otra en el monte muriera
  28   atada de piés y manos    a la sombra ` una olivera".
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    de malos partos pariera;
  30   los malos partos que tuvo    los guisó en una cazuela,
     para darle a su marido    a la noche cuando venga.
  32   --¿Qué me distes, Blancaflor,    que tan dulce me supiera?
     --Más dulce, traidor, sabrían,    los besos de Filomena.
  34   --¿Quién lo dijo, Blancaflor?,    ¿Blancaflor, quién lo dijera?
     --Díjomelo un pajarillo    que por el aire viniera.
  36   De malos fuegos quemaran,    de malos fuegos ardiera,
     de malos fuegos quemaran,    donde la traición se hiciera.

Go Back
0184:10 Blancaflor y Filomena (é-a)            (ficha nº: 151)

Versión de Carrascal del Río (ay. Carrascal del Río, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Angelita Lobo Revenga (56a). Recogida por Vanda Anastácio, Pilar Aragón, J. Antonio Cid y Gabriel Fraile, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.7-7.3/A-11 y B/01). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  077 hemist.  Música registrada.

     Se pasea la viudita    por el mar y por la arena
  2   con sus dos hijas queridas,    Blancaflor y Filomena.
     Pasó por allí Tarquino,    se enamora de una de ellas.
  4   --Cásate con Blancaflor,    que es mayor y te respeta.--
     Se casó con Blancaflor    no olvidando a Filomena.
  6   Al cabo de cierto tiempo    se ha levantado una guerra
     y nombraron a Tarquino    el capitán de bandera.
  8   Al terminarse la guerra    se vino a ver a su suegra.
     --¿Qué tal está Blancaflor?    --De salud está mu buena,
  10   pero me ha encargado mucho    que me lleve a Filomena.
     --Filomena no te llevas,    que está mocita soltera.
  12   Pierda usted cuidado, suegra,    su cuñado se la lleva.--
     --Écheme la ropa, madre,    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  14   Adiós, padre, adiós, madre,    y adiós todos de mi tierra;
     no me volveréis a ver,    que mi cuñado me lleva.--
  16   La ha montado en el caballo,    empezó a correr con ella,
     y en el sitio más oculto    envuelta en sangre la deja.
  18   [La ha bajado] del caballo,    hizo lo que quiso de ella,
     y para mayor dolor    la ha espuntado la lengua.
  20   A los gritos que ella daba    un pastor se acercó a ella.
     Pidiendo pluma y papel    para escribir cuatro letras.
  22   --Pluma y papel te daré    y tinta porque no tengo.
     --Con la sangre de mis labios    cuatro letras la pondremos.--
  24   Echó la carta a volar    y un pájaro se la lleva,
     su hermana no estaba en casa    y en el balcón se la deja.
  26   Su hermana no estaba en casa    que estaba en misa de once.
     Ha llegado a su casa:    --¡Jesús, qué desgracia es ésta!--
  28   Blancaflor, que vio la carta,    desmayada cae en tierra.
     A degollar a su hijo    para ponerle pa cena.
  30   --Sube, Tarquino, a cenar,    que ya está la mesa puesta.--
     Y a la primer cucharada    la mano del niño encuentra.
  32   --¿Qué has hecho, por Dios, mujer,    qué tierna está la tachuela?
     --Más tierna estaba la honra    de mi hermana Filomena.--
  34   La agarró por los cabellos,    la tiró por la escalera
     y en el sitio más oculto    envuelta en sangre la deja.
  36   "Mujeres que tengáis hijas,    no las caséis forasteras,
     que las dos que tuve yo,    las dos murieron con pena;
  38   la una acuchillada,    la otra espuntada la lengua".
     Y aquí se acaba la copla    de Blancaflor y Filomena.

Nota: El v. 28a sugerido por el colector.

Go Back
0184:11 Blancaflor y Filomena (é-a)            (ficha nº: 152)

Versión de San Miguel de Bernúy (ay. San Miguel de Bernúy, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Carmen Peña (50a). Recogida por Ana Beltrán, Raquel Calvo, J. Antonio Cid y Olimpia Martínez, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.10-7.2/B-05). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 147-148.  082 hemist.  Música registrada.

     Se pasea la viudita    por el mar y por la arena
  2   con sus dos hijas queridas,    Blancaflor y Filomena.
     Ha pasao por allí un joven,    se ha enamorao de una de ellas.
  4   --¿Quiere usted que yo me case    con su hija Filomena?
     --Cásate con Blancaflor    que es mayor y te respeta.
  6   --Con Blancaflor yo me caso    no olvidando a Filomena.--
     Al año de estar casados    el rey levantó una guerra
  8   y a Tarquino le mandaron    de capitán de bandera.
     A los tres años    ya se terminó la guerra
  10   y Tarquino volvió    para ver a su suegra.
     --Buenos días tenga, tía,    de salud te encuentro buena.
  12   --¿Blancaflor cómo quedó?    --De salud quedó muy buena
     pero me ha encargado mucho    que me lleve a Filomena.
  14   --Filomena no se va    porque es mocita soltera.
     --Tenga usted cuidado, tía,    que su cuñado la lleva.--
  16   Ha subido en el caballo,    ha empezao a trotar con ella
     y en lo más oculto el monte    ha empezado a pretenderla.
  18   --Estáte quieto, Tarquino,    mira que el diablo te tienta.
     --Si me tienta o no me tienta,    yo he de lograr tu belleza.--
  20   Se ha bajado del caballo,    hizo lo que quiso de ella
     y para mayor dolor    la ha despuntado la lengua.
  22   A los gritos de la joven    un pastor salió a defensa
     Diciendo: --Pluma y papel    para escribir cuatro letras.
  24   --Pluma y papel yo te doy    y tinta porque no (lo) tengo.
     --Con la sangre de mis venas    cuatro letras la pondremos.--
  26   Echa la carta a volar,    un pájaro se la lleva.
     --En el balcón está mi hermana,    en la saya se la echas.--
  28   No estaba en el balcón,    que estaba en misa de once.
     Echó la vista pa(ra) arriba:    --¡Jesús, qué desgracia es ésta!--
  30   Se ha marchado para casa    como una leona fiera
     para degollar a su hijo,    para preparar la cena.
  32   --Sube, Tarquino, a cenar,    que ya está la mesa puesta.--
     Y en la primer cucharada    la mano del niño encuentra.
  34   --¿Qué has hecho, mujer de Dios,    qué tiernas está la cazuela?
     --Más tierna estaba la honra    de mi hermana Filomena.--
  36   La ha cogido del cabello,    la tiró por la escalera,
     la ha dado dos puñaladas    y el corazón la atraviesa.
  38   "Madres, las que tengáis hijas,    no las caséis forasteras,
     que para dos hijas que tuve    las dos murieron con pena;
  40   la una murió a puñaladas,    la otra despuntá la lengua".
     Y aquí se acaba la historia    de Blancaflor y Filomena.

Go Back
0184:12 Blancaflor y Filomena (é-a)            (ficha nº: 153)

Versión de Carrascal del Río (ay. Carrascal del Río, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por la señora María. Recogida por Vanda Anastácio, Pilar Aragón, J. Antonio Cid y Gabriel Fraile, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.7-7.3/A-07). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  060 hemist.  Música registrada.

     Se pasea la viudita    por el mar y por la arena
  2   con sus dos hijas queridas,    Blancaflor y Filomena.
     Pasa por allí Tarquino,    se enamora de una de ellas.
  4   --¿Quiere usted que yo me case    con su hija Filomena?
     --Cásate con Blancaflor,    que es mayor y te respeta.
  6   --Yo con Blancaflor me caso    no olvidando a Filomena.--
     Al año de estar casados    levantó el rey una guerra
  8   y nombrándole a Tarquino    el capitán de bandera.
     Al terminarse la guerra    se vino a ver a su suegra.
     (Viene él a buscar a la otra hermana)
  10   --Quítate esa ropa, hija,    y ponte la otra más buena.
     --¿Qué me dice usted, mi madre,--    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Nota: Inexplicablemente el fichero que almacenaba la transcripción electrónica de esta versión se truncó al procesarlo. He de volver a escuchar la cinta original, almacenada en el Archivo Sonoro del Seminario Menéndez Pidal, desgraciadamente inaccesible en estos momentos

Go Back
0757:1 El caballero, el demonio y la criada (í-o)            (ficha nº: 154)

Versión de Aguilafuente (ay. Aguilafuente, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Eusebia Agraos (44a). Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 08/09/1904 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 475-476. Reeditada en IGR-vulgar 1999, pp. 410-411.  089 hemist.  Música registrada.

     Calle de la morería    vivía un barbero rico,
  2   llamado Juan afamado    con su mujer y dos niños
     y tenía una criada    que los servía a ellos mismos.
  4   Se va el ama por la tarde    a unos negocios precisos,
     se ha cerrado en una sala,    estas palabras la dijo:
  6   --Bien haya sea mi alma,    tu hermosura me ha vendido,
     y si tú quieres hacer    el alto canal conmigo,
  8   sin que tu ama lo sepa    te daré para un vestido
     de las telas más preciosas    que tu cogieras, bien mío.
  10   --Aunque me des más haciendas,    más riquezas y vestidos
     no he de perder yo mi honor    por tan perverso camino.
  12   --Si supiera que el demonio    me llevaba a los abismos,
     he de cumplir mi deseo    aunque me vea perdido.--
  14   Esto que oye la criada,    para su casa se ha ido,
     allí le ha deja. . . . . .o cerrado    al cólero vengativo.
  16   Y el horroroso demonio,    como la criá vestido,
                                       y al encuentro le ha salido.
  18   --¿Dónde va por ahí, mi amo,    dónde va tan afligido?
     --Dónde quiés que vaya, Josefa,    a ver los olivares míos.
  20   Ven acá y dime, Josefa,    ¿qué motivos has tenido
     pa salirte de mi casa?--    Y el demonio ha respondido:
  22   --¡Ea, ea!, señor amo,    si hemos de tomar cariño,
     has de dar muerte a tu esposa,    juntamente a tus dos niños
  24   y has de hacer un barranco    y allí han de ver confundidos.--
     Vuelve derecho a su casa    con bastante regocijo,
  26   a eso de la medianoche,    que todo estaba en sigilo,
     coge el puñal en su mano,    para la alcoba se ha ido,
  28   ha dado muerte a su esposa,    juntamente a sus dos niños;
     se ha puesto a hacer el barranco    como el demonio le dijo
  30                                     y allí los ha esconfundido.
     Al bajar de la escalera    se ha encontrado un viejecito.
  32   --¿Dónde va por ahí, ese hombre,    tan triste y tan afligido?
     --Qué se le importará al viejo,    ni tampoco al malnacido
  34   que yo condene mi alma    y me vaya a los abismnos.
     --Ven que te dé un consejo,    si tú le quiés almetirlo,
  36   por una falsa criada    que en tu casa la has tenido,
     te vas en casa del juez    con alcaldes y menistros.--
  38   --Usía, vengo a alcanzar    unos negocios precisos
     por una falsa criada    que en mi casa la he tenido.
  40   Me ha dado muerte a mi esposa,    juntamente a mis dos niños
                                       y me ha robado y se ha ido.--
  42   La llaman a declarar,    declara que ella no ha sido.
     --¡Virgen de la Concepción,    muy de veras te lo pido,
  44   que me han levantao este errado    le vea yo en este sitio!--
     Bajan cuatro horrorosos demonios    y en la horca le han prendido,
  46   la Josefa quedó libre    para escarmiento de siglos.

Variantes -37a vas en ca el gobernador; -42b escucha lo que te digo.
Nota: La recitadora es vecina de Pinilla [del Valle] (Madrid).

Go Back
0159:1 Conde Claros en hábito de fraile (polias.+á)            (ficha nº: 155)

Versión de Navas de San Antonio (ay. Navas de San Antonio, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Eduvigis Puente (61a) y Pilar Ayuso (56a). Recogida por Raquel Calvo, Javier Ormazábal, Dolores Sanz, Blanca Urgell y Ana Valenciano, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.7-7.3/B-05). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 19-20.  080 hemist.  Música registrada.

     Paseábase Elisada    por sus altos corredores
  2   y el conde del Montealvar    quiso tratarla de amores.
     --Si quisiera mi Elisada,    aceptar a mis amores.
  4   --No, señor, yo soy muy niña    y lo sabrán en mi corte.
     --Juro la cruz de mi espada,    juro la cruz de mi vida,
  6   que no se ha de saber nada,    ni en tu corte ni en la mía.--
     A eso de los nueve meses    por el pueblo se decía
  8   que el conde de Montealvar    con la Elisada dormía.
     El padre, que lo está oyendo,    desde la sala de arriba:
  10   --¿Qué es eso de la Elisada,    qué es eso de esa hija mía?
     Que si eso fuera verdad,    yo viva la quemaría.--
  12   El castigo que la dio    el que Dios no le da a nadie,
     fue de meterla en un pozo,    que se la pudra la sangre.
  14   La fueron a visitar    dos o tres primos carnales,
     un hermano que tenía,    que le llamaban "Maldades".
  16   --Asómate, boca negra,    cara de quitar pesares,
     que mañana a las nueve,    pues vendremos a quemarte.
  18   --Si me queman, que me abrasen,    a mí no me importa na;
     lo que siento es lo del vientre,    que muere sin bautizar.
  20   ¡Si tuviera un pajarito    de esos que yo echaba pan
     para escribir una carta    al conde del Montealvar!.
  22   --¿Qué quieres que al pajarito,    que a tus piés le tienes ya?--
     Coge el pájaro la carta    y se va pa la ciudad.
  24   Al llegar al monasterio,    tres caballeros están.
     --¿Cuál de estos tres caballeros    es el conde el Montealvar?
  26   --¿Qué quiere este pajarillo    al conde del Montealvar?
     --Yo a usted no le quiero nada,    el papel se lo dirá.
  28   --Si la queman, que la abrasen,    a mi no me importa na;
     lo que siento es lo del vientre,    que es de mi sangre leal.--
  30   Se vistió de capuchino    y se fue pa la ciudad,
     al llegar al monasterio,    ya la iban a quemar.
  32   --Deténgase la justicia,    la vara de la maldad,
     que la Elisada es muy niña    y se querrá confesar.--
  34   --Dime tú, Elisada mía,    por qué te quieren quemar.
     --Por un beso que le di    al conde del Montealvar.
  36   --¿Y tú no le escribes carta    al conde del Montealvar?
     --Sí, señor, sí se la he escrito,    pero lo mismo me da.
  38   --¿Cómo te va a dar lo mismo,    si a tus piés le tienes ya?--
     Deténgase la justicia,    y la vara de la maldad,
  40   que la Elisada es muy mía    y me la voy a llevar.

Variantes -10a ¿q. e. e. de mi E.?.

Go Back
0249:1 Doña Isabel Deogracias (á-a)            (ficha nº: 156)

Versión de Maderuelo (ay. Maderuelo, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Germana Lorenzo (73a). Recogida por Diego Catalán, Mª Teresa Cillanueva, Gabriel Fraile y Therese Meléndez, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 6.3-7.2/A-06). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 355.  055 hemist.  Música registrada.

     Delante de un Santo Cristo    se han dado mano y palabra.
  2   Se agarraron de la mano,    para la cama se marchan,
     de que se quedó dormida,    de la cama se levanta.
  4   Muy aprisa se vestía,    más aprisa se adornaba,
     coge los zapatos en la mano    pa que no sintiera nada
  6   y al bajar por la escalera:    --Adiós Isabel Amansias,
     ¿cuándo te volveré a ver,    cuándo veré a tu cara?--
  8   Isabel, que oyó eso,    de la cama se levanta,
     se va en casa de sus padres    a contar lo que la pasa.
  10   Su madre la regañaba,    su padre la castigaba,
     sus hermanos la decían:    --No tienes genio y coraje,
  12   no tienes genio y coraje,    si tu ira no vengaras.--
     Saca su caballo blanco    y se ha vestido de malla,
  14   monta en su caballo blanco,    para Sevilla se marcha
     y al entrar en la ciudad    la luna le dio en la cara.
  16   Don Francisco    en la carretera estaba
     --Buenas tardes don Bernardo.    --Buenas tardes, camarada.
  18   ¡Ay, qué partidas tuvistes    anoche con una dama!
     Si no te casas con ella    has de venir a morir,
  20   has de venir a morir    a la punta de mi espada.
     Le dio dos puñaladas    y en la carretera lo ha dejado.
  22   --Que le entierren en sagrado,    que no quiero ser casada,
     que pa una vez que lo he sido    no he quedado arregostada.

Nota: Estas se las cantaban, por la noche, al lado del brasero para que se entretuvieran.

Go Back
0104:1 La flor del agua (á-a)            (ficha nº: 157)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por María Albertos. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 220.  030 hemist.  Música registrada.

     Gran función tendrán los moros    en la ciudad de Granada,
  2   mejor la tiene la Virgen    al pie de una fuente clara,
     donde se peina el cabello,    donde se lava la cara.
  4   De que concluye el peinarse,    echa la bendición al agua:
     --Dichosa sea la mujer    que a esta fuente vié a por agua.--
  6   La hija del rey lo oyó    desde la cama onde estaba,
     muy deprisa se vestía,    más deprisa se calzaba,
  8   coge un cántaro de oro    y a la fuente va por agua.
     --¿Dónde va esta doncellita    tan sola y tan de mañana?
  10   --Señora, vengo a buscar    la gran frescura del agua,
     y también vengo a saber    si he de ser monja o casada.
  12   --Casadita has de ser    con el príncipe de España,
     tres hijos has de tener    y una monja en Santa Clara;
  14   el uno rey de Castilla,    el otro rey de Granada
     y el más pequeño de ellos    ha de gobernar España.
     ¡Oh qué retamita, oh qué retamar!
     ¡Oh qué tiernecito, duro de arrancar!

Go Back
0104:2 La flor del agua (á-a)            (ficha nº: 158)

Versión de Matabuena (ay. Matabuena, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por María Álvaro. Recogida en Rascafría, Madrid por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1904 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 221-222.  016 hemist.  Música registrada.

     Mañanita de San Juan,    mientras el sol arboleaba,
  2   pasó la Virgen María    al pie de una fuente clara,
     a lavar sus santos pies,    también sus manos sagradas.
  4   Y acábase de lavar,    la bendición le echó al agua:
     --Dichosa es la mujer    que aquí viniese por agua.--
  6   La uyó la hija del rey,    del balcón desde ande estaba.
     Más aprisa se vestía,    más aprisa se calzaba,
  8   coge cantaritos de oro    y a la fuente va por agua.
     [. . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .]

Go Back
0104:3 La flor del agua (á-a)            (ficha nº: 159)

Versión de Cedillo de la Torre (ay. Cedillo de la Torre, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Juana Guijarro. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 220-221.  028 hemist.  Música registrada.

     Gran función tendrán los moros    en la ciudad de Granada,
  2   mejor la tendrá la Virgen    al pie de una fuente clara,
     lavándose pies y manos,    hermosura de su cara.
  4   Ya que se acabó `e lavar,    bendiciones echó al agua.
     La vio una hija de un rey    desde el balcón donde estaba;
  6   muy aprisa se vestía,    más aprisa se calzaba,
     cogió el cantarito de oro,    a la fuente fue por agua.
  8   --¿Dónde va la doncellita    tan pronto y tan de mañana?
     --Vengo a coger la frescura,    la frescurita del agua,
  10   también vengo por saber    si he de ser monja o casada.
     --Casadita has de ser    con el príncipe de España,
  12   tres hijos has de tener,    tos los tres como una plata;
     el uno rey de Castilla,    el otro rey de Granada
  14   y una hija has de tener monja    del convento `Santa Clara.

Variante: 6 dicho solamente en la segunda recitación.

Go Back
0104:4 La flor del agua (á-a)            (ficha nº: 160)

Versión de Santiuste de San Juan Bautista (ay. Santiuste de San Juan Bautista, p.j. Segovia, ant. Santa María de Nieva, Segovia, España).   Recogida por Ramón Menéndez Pidal, entre 1905-1909 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 222.  008 hemist.  Música registrada.

     Mañanita de San Juan,    cuando el sol arboleaba,
  2   iba la Virgen María    por un cantarito de agua.
     --¿Dónde va, mi serranita,    tan pronto y tan de mañana?
  4   --Voy por un cántaro de agua    a esa fuente muy cercana.
     [. . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .]

Go Back
0104:5 La flor del agua (á-a)            (ficha nº: 161)

Versión de Cedillo de la Torre (ay. Cedillo de la Torre, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Catalina García (75a). Recogida por Pilar Aragón, Koldo Biguri, Jon Juaristi y Ana Pelegrín, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 6.10-7.2/B-02). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  014 hemist.  Música registrada.

     Gran función tienen los reyes moros,    en la ciudad de Granada,
  2   mejor la tiene la Virgen,    al pie de una fuente clara,
     lavándose pies y manos,    la hermosura de su cara.
  4   Ya se acabó de lavar    la bendición echó al agua.
     Pasó por allí una joven    con un cantarito de agua.
  6   --¿Dónde va la doncellita    tan sola y de madrugada?
     --Es la mañana de Reyes,    a coger la flor del agua.--
     [. . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .]

Nota: La informante relaciona este romance con la "Muerte del maestre de Santiago".

Go Back
0104:6 La flor del agua (á-a)            (ficha nº: 162)

Versión de Cedillo de la Torre (ay. Cedillo de la Torre, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Agustina Sanz (82a). Recogida por Pilar Aragón, Koldo Biguri, Jon Juaristi y Ana Pelegrín, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 6.10-7.2/B-04). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  011 hemist.  Música registrada.

     Gran función tienen los reyes    en la ciudad de Granada,
  2   mejor la tiene la Virgen    al pie de una fuente clara,
     lavándose pies y manos,    la hermosura de su cara.
  4   Ya viene una doncellita    [. . . . . . . . . . . . . . . . . . .]
     --¿Dónde va esta doncellita    tan sola y de madrugada?
  6   --Es la mañana ` los Reyes,    a coger la flor del agua.--

Variante: 4a pasó por allí una niña.
Nota: La informante relaciona este romance con la "Muerte del maestre de Santiago".

Go Back
0104:7 La flor del agua (á-a)            (ficha nº: 163)

Versión de Aldeonsancho (ay. Cantalejo, ant. Aldeonsancho, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Eulalia García (70a). Recogida por Vanda Anastácio, Raquel Calvo, Diego Catalán y Blanca Urgell, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 6.4-7.1/B-17). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  010 hemist.  Música registrada.

     Mañanita de San Juan,    cuando el sol revoleteaba,
  2   bajó la Virgen del cielo,    la bendición echa al agua.
     La hija del rey lo oyó    del palacio donde estaba
  4   --Quítate el manto de oro    y ponte el de serrana
     y vete a beber agua    de la fuente clara.

Go Back
0104:8 La flor del agua (á-a)            (ficha nº: 164)

Versión de Aldeasoña (ay. Aldeasoña, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Pilar Carbonero (62a). Recogida por Pilar Aragón, Koldo Biguri, Pere Ferré y Victoria Raboso, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.3-7.2/B-12). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 221.  030 hemist.  Música registrada.

     Allá arriba en aquel prado,    hay una fuente que mana,
  2   a donde se lava la Virgen    sus pies y su linda cara.
     La hija del rey lo vio    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  4   Muy aprisa se vestía,    más aprisa se calzaba,
     coge su cántaro de oro,    su rodillero de plata,
  6   coge su cántaro de oro    porque el de plata no hallaba.
     En la mitad del camino    se halla a la Virgen sentada.
  8   --¿Ónde vas, hija del rey,    tan de pronto y de mañana?
     --Voy en busca de la . . . . . .(?)    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  10   y también vengo a saber    si he de ser moza o casada.
     --Casadita tiés que ser,    con el príncipe de España.
  12   Tres hijos has de tener    y los tres como una plata;
     el uno rey de Sevilla,    el otro rey de Granada,
  14   y el más chiquitito de ellos,    pa decir misa cantada.
     Y tú, de esta vida pa la otra,    la vida tienes ganada.

Go Back
0104:9 La flor del agua (á-a)            (ficha nº: 165)
[0212 La cabrera devota elevada al cielocontam.]

Versión de Navares de Enmedio (ay. Navares de Enmedio, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por dos mujeres (65a). Recogida por Pere Ferré, Therese Meléndez, Javier Ormazábal y Teresa Yagüe, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.4-7.1/A-08). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  022 hemist.  Música registrada.

     María, madre de gracia,    madre de misericordia,
     y a vuestros favores pido    una divina pastora.
     La pastora está sentada    al pie de una fuente clara,
  2   lavándose pies y manos,    la hermosura de su cara.
     Y acabada de lavar,    la bendición echa al agua.
  4   --¡Y ay, Dios mío, ¿qué hago aquí?,    si ya no se ven mis cabras!
     No podrán estar muy lejos,    no podrán estar muy largas.--
  6   Siete vueltas dio a un peñasco,    sin hallar las suyas cabras,
     y a orilla de un pino verde,    las ha encontrado rodeadas.
  8   Chines, chines picotean,    las campanas clamorean,
     al ver que a la pastorcita    a los cielos se la llevan.

Go Back
0023:1 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 166)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Andrea Rivas. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en RTLH 6 (1975), pp. 216-217 (nº. I.194).  064 hemist.  Música registrada.

     ¡Oh, quién tuviera la suerte,    que Gerineldo ha tenido
  2   limpiando ropas de seda    para dar al rey vestido!
     Esto que le oyó la infanta,    de esta manera le ha dicho:
  4   --Dime a qué hora iré    para rondarte el castillo.
     --A eso de las doce o la una,    cuando el rey esté dormido.--
  6   A eso de las doce o la una    hacia el castillo se ha ido,
     cogido tres piedrecitas    a modo de tres membrillo[s];
  8   uno ha tirado al balcón    y otro hacia el jardín florido,
     otro ha tirado a la alcoba    donde la infanta ha salido.
  10   --¡Quién es ese vil tunante    y ese pícaro atrevido
     que a deshora de la noche    viene a rondarme el castillo!
  12   --Soy Gerineldo, señora,    que vengo a lo prometido.
     --Perdóname, Gerineldo,    no te había conocido.--
  14   Echa una soga al balcón,    arriba se le ha subido;
     dándosen besos y abrazos    la noche se les ha ido,
  16   a eso del amanecer    se quedan los dos dormidos.
     A eso de las doce o la una    pregunta el rey po`l vestido;
  18   pregunta por Gerineldo,    nadie dice que le ha visto,
     y pregunta por la infanta,    lo mismo le han respondido.
  20   Coge la espada en la mano    y hacia el castillo se ha ido,
     y vio que estaban los dos    como mujer y marido.
  22   --Si mato a Gerineldo    le he criado desde niño,
     y si mato a la infanta    no me queda ningún hijo;
  24   dejaré la espada en medio    pa que vean que lo he visto.--
     Ya recordó Gerineldo    y dio un fuerte suspiro:
  26   --¡Ay de mí, que de la reina fui amado    y del rey soy muy querido,
     y ahora seré aprisionado    con cadenas y con grillos!
  28   --Tú no temas, Gerineldo,    tú no temas, mi querido,
     (que) yo a mi padre rey le digo    que te quiero por marido.--
  30   --Rey mi padre, si me dieras    una cosa que le pido:
     has de darme Gerineldo    por esposo y por marido.
  32   --¡No te lo he dar, hija mía,    si ya sus lo habéis querido!

Variantes (20a) cogió la e.; 30a Padre mi rey, s. m. d.
Notas del colector: "Aprendido de una vieja, única que lo sabe en Riaza. Las de más memoria no lo saben, cosa rara".

Go Back
0023:2 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 167)

Versión de Cantalejo (ay. Cantalejo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recogida por Agustín Blánquez Fraile, 00/00/1907 (Archivo: ORIG=; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en RTLH 6 (1975), pp. 226-227 (nº. I.209) y TRC-Segovia 1993, pp. 30-31.  065 hemist.  Música registrada.

     --Gerineldo, Gerineldo,    Gerineldito pulido,
  2   ¡quién te pillara esta noche    tres horas a mi albedrío!
     --Como soy vuestro criado,    señora, os burláis conmigo.
  4   --No me burlo, Gerineldo,    que de veras te lo digo.
     --¿A qué hora, gran señora,    cumpliréis lo prometido?
  6   --Sobre las diez o las once,    que estará el sultán dormido.--
     El sultán quiere vestir    y no encuentra los vestidos.
  8   --Que llamen a Gerineldo,    el oficial más querido.--
     Unos que no estaba en casa,    otros que no le habían visto.
  10   Le vino a su Magestad    que se vista de improviso;
     el rey, que estaba a su hecho,    al cuarto de la infanta ha ido.
  12   Le dan a su Magestad    pensamientos muy altivos:
     --Que si mato a Gerineldo    que le crié desde niño,
  14   si mato a mi hija la infanta    queda mi reino perdido.
     Pondré la espada por medio,    que les sirva de testigo.--
  16   A la fría del acero    la infanta se ha despertado.
     --Levántate, Gerineldo,    levántate, dueño mío,
  18   que la espada de mi padre    entre los dos ha dormido.
     --¡Válgame Dios de los cielos!,    ¿dónde me iré yo, Dios mío!
  20   --Vete por esos jardines    a coger rosas y lirios.--
     El rey, que estaba a su hecho,    al encuentro le ha salido.
  22   --¿De ánde viene Gerineldo    tan triste y descolorido?
     --La fragancia de una rosa    el color me le ha comido.
  24   --Mientes, mientes, Gerineldo,    que con la infanta has dormido.
     --Máteme usted, señor,    que lo tengo merecido.
  26   --No te mato, Gerineldo,    pues te crié desde niño,
     tú te has de llevar la infanta    sin haberla merecido.
  28   --Tengo juramento hecho    a la Virgen de la Peña,
     mujer que fuese mi dama,    de no casarme con ella.--
  30   ¡Traición, traición en Palacio!    [. . . . . . . . . . . . . . . . . . .]
     Le ha salido a Gerineldo    que le corten la cabeza.

Nota del colector al v. 28: "Esta Virgen de la Peña se venera en Sepúlveda y sus contornos".

Go Back
0023:3 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 168)

Versión de Casla (ay. Casla, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recogida por Aniceto Gómez Esteban, 00/09/1947 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en RTLH 6 (1975), pp. 227-228 (nº. I. 210) y TRC-Segovia 1993, pp. 36-37.  050 hemist.  Música registrada.

     --Gerineldo, Gerineldo,    Gerineldillo pulido,
  2   ¡quién te pillara esta noche    tres horas a mi albedrío!
     --Como soy criado vuestro,    señora, os burláis conmigo.
  4   --No me burlo, Gerineldo,    que de veras te lo digo,
     que a las diez se acuesta el rey,    que a las once está dormido
  6   y a las doce, Gerineldo,    has de estar en mi castillo.--
     Ha dado el reloj las doce,    Gerineldo se previno,
  8   se ha acercado a la reja    y ha dado un fuerte silbido.
     Se han dado besos y abrazos    y se han quedado dormidos.
  10   El rey, que estaba en acecho,    dormidos los ha cogido
     y ha puesto la espada en medio    por que sirva de testigo.
  12   Ha despertado la infanta    tres horas el sol salido:
     --Gerineldo, Gerineldo,    mi padre nos ha cogido
  14   y ha puesto la espada en medio    por que sirva de testigo.
     --¿Por dónde me iré yo ahora    que no sea conocido?
  16   --Vete por esos jardines    cogiendo rosas y lirios.--
     El rey, que estaba en acecho,    a Gerineldo ha salido.
  18   --¿Adónde va Gerineldo    tan triste y descolorido?
     --Vengo por esos jardines    cogiendo rosas y lirios.
  20   --Es mentira, Gerineldo,    tú con la infanta has dormido.
     --Máteme usted, mi rey,    pues yo la culpa he tenido.
  22   --No te mato, Gerineldo,    que te crié desde niño,
     quiero que el día mañana    seáis mujer y marido.
  24   --Tengo hecha una promesa    a la Virgen de la Estrella,
     con dama que yo durmiere    nunca casarme con ella.

Go Back
0023:4 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 169)

Versión de Sigueruelo (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Sigueruelo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Gabriela Moreno (64a). Recogida por Diego Catalán, 00/08/1947 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 33.  065 hemist.  Música registrada.

     --Gerineldo, Gerineldo,    Gerineldito pulido,
  2   ¡quién te pillara esta noche    tres horas a mi albedrío!
     --Como soy criado vuestro,    señora, burláis conmigo.
  4   --No me burlo, Gerineldo,    que de veras te lo digo.
     --¿A qué hora, gran señora,    ha de ser lo prometido?
  6   --Entre la una y las dos,    que el rey estará dormido.--
     Entre la una y las dos    Gerineldo se ha vestido;
  8   tres vueltas dado al palacio    y otras tres dado al castillo,
     ya que no sintió nada    al cuarto ` la infanta ha ido.
  10   Se ha agarrado a la ventana    y ha dado un fuerte silbido,
     abrió la puerta y entró    y allá arriba le ha subido;
  12   se enredaron a jüegar    como mujer y marido,
     rendidos en la lucha    los dos quedaron dormidos.
  14   Al otro día siguiente,    tres horas el sol salido,
     que el rey fue a vestirse    y echó menos un vestido;
  16   el rey, que estaba en sospecha,    al cuarto ` la infanta ha ido,
     los ha encontrado dormidos    como mujer y marido;
  18   puso la espada en medio    pa que sirva de testigo.
     Con el frío de la espada    la infanta ya ha recordado.
  20   --Levántate, Gerineldo,    levántate, queridito,
     que la espada de mi padre    entre los dos ha dormido.
  22   --¿Por dónde me iré yo ahora    que no sea conocido?
     --Vete por esos jardines    cogiendo rosas y lirios.--
  24   El rey, que estaba en acecho,    al encuentro le ha salido.
     --¿De ónde vienes, Gerineldo,    tan triste y descolorido?
  26   Vengo por esos jardines    cogiendo rosas y lirios
     y la rosa más hermosa    el color me le ha perdido.
  28   --No me mientas, Gerineldo,    que con la infanta has dormido.
     --No le miento, gran señor,    que yo la culpa he tenido;
  30   máteme usted, gran señor,    que yo la culpa he tenido.
     --No te mato, Gerineldo,    que te crié desde niño,
  32   si mato a mi hija la infanta    dejo mi reino perdido.
     Os podré casar aparte    como mujer y marido.

Nota: En los diversos romances que canta Gabriala en una sola entrevista, se le atribuye 54, 64, y 68 años. Opto por uno, un tanto al azar.

Go Back
0023:5 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 170)

Versión de Cañicosa (ay. Matabuena, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Josefa Merino (70a). Recogida por Koldo Biguri, Mª José Querejeta, Beatriz Mariscal, José Ramón Prieto y Teresa Yagüe, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.7-7.2/B-04 y 06). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  050 hemist.  Música registrada.

     F--Gerineldo, Gerineldo,    Gerineldito querido,
  2   ¡quién te tuviera esta noche    tres horas a mi albedrío!
     --Como soy vuestro criado,    señora, burláis conmigo.
  4   --No me burlo, Gerineldo,    que de veras te lo digo.
     --¿A qué hora, señora,    cumpliréis lo prometido?
  6   --Entre las doce y la una    que mi padre esté dormido.--
     Entre las doce y la una    Gerineldo se ha vestido.
  8   Tres vueltas le dio al palacio,    otras tres le dio al castillo,
     y en el cuarto de la dama    se han acostado como mujer y marido.
  10   Al otro día de mañana    muy cerca del sol salido
     el rey busca a Gerineldo,    Gerineldo no ha venido;
  12   el rey, que se lo sospecha,    al cuarto ` la infanta ha ido.
     --Si mato a la princesa    quedo mi reino perdido,
  14   si mato a Gerineldo    que lo tengo desde niño;
     la cruz de mi espada    entre los dos ha dormido.--
  16   --Levántate, Gerineldo,    Gerineldito querido,
     que la espada de mi padre    con nosotros ha dormido.
  18   --¿Por dónde me voy, princesa,    para no ser sorprendido?
     --Vete por esos jardines    cortando rosas y lirios.--
  20   --¿Adónde vas, Gerineldo,    tan temprano y descolorido?
     --Vengo por estos jardines    cortando rosas y lirios,
  22   la fragancia de una rosa    la color se le ha comido.--
    
(Ahora le dicen que se case con ella y dice:)
     --A la Virgen de la Estrella    promesa le tengo hecha
  24   que no hay mujer en el mundo    que me casara con ella.

Variante: 2b tres h. en mi a.
Nota:La recitadora es natural de Extremadura.

Go Back
0023:6 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 171)

Versión de Vegas de Matute (ay. Vegas de Matute, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Paulina la de Roque (77a). Recogida por J. Antonio Cid, Mª Teresa Cillanueva, Mª José Querejeta y José Ramón Prieto, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.4-7.1/B-14 y 17). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  034 hemist.  Música registrada.

     --Gerineldo, Gerineldo,    Gerineldito pulido,
  2   ¡quién te pillara esta noche    tres horas a mi albedrío!
     --Como criado que soy,    señora, os burláis conmigo.
  4   --No me burlo, Gerineldo,    que de veras te lo digo.--
     A eso de la medianoche    Gerineldo se ha vestido
  6   con alpargatas de seda    para meter poco ruido.
     Siete vueltas dio al palacio,    siete vueltas dio al castillo,
  8   ha pasado por la guardia    y al cuarto ` la infanta ha ido.
     --Aquí me tenéis, señora,    a cumplir lo prometido.--
  10   Empezaron a luchar    como mujer y marido
     y, después de haber luchado,    los dos quedaron dormidos.
  12   Su padre, de que lo oyó,    coge la espada y vestido,
     coge la espada Rudela    y al cuarto ` la infanta ha ido.
  14   --Si mato a mi Gerineldo    queda mi jardín perdido,
     si mato a mi María Luisa    armarán guerra conmigo;
  16   aquí dejaré mi espada    pa que sirva de testigo.
     --Despiértate, Gerineldo,    despiértate, dueño mío,
  18   que la espada de mi padre    entre los dos ha dormido.
     Salte por esos jardines    a coger rosas y lirios.

Variantes: 6a c. a. d. goma; 6b para hacer muy p. r.; 7b otras siete d. a. c.; 11 y a eso de la medianoche___Gerineldo se ha dormido;

Go Back
0023:7 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 172)

Versión de Vegas de Matute (ay. Vegas de Matute, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Paulina María (77a). Recogida por J. Antonio Cid, Mª Teresa Cillanueva, Mª José Querejeta y José Ramón Prieto, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.4-7.2/B-08). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  046 hemist.  Música registrada.

     --Gerinaldo, Gerinaldo,    Gerinaldito pulido,
  2   ¡quién te pillara esta noche    tres horas a mi albedrío!
     --Como criado que soy,    señora, os burláis conmigo.
  4   --No me burlo, Gerinaldo,    que de veras te lo digo.--
     A eso de la medianoche    Gerinaldo se ha vestido
  6   con alpargatas de seda    para meter poco ruido.
     Siete vueltas dio al palacio    y otras siete dio al castillo,
  8   ha pasado por la guardia    y al cuarto ` la infanta ha ido.
     --Aquí me tenéis, señora,    a cumplir lo prometido.--
  10   Empezaron a luchar    como mujer y marido
     y después de haber luchado    los dos quedaron dormidos.
  12   El padre que los ha oído    coge la espada y vestido,
     coge la espada Rudela    y al cuarto ` la infanta ha ido.
  14   --Si mato a mi Gerineldo,    queda mi jardín perdido,
     y si mato a María Luisa    armarán guerra conmigo;
  16   aquí dejaré mi espada    pa que sirva de testigo.--
     Ya se despierta la infanta    tres horas el sol salido.
  18   --Despiértate, Gerineldo,    despiértate, dueño mío,
     que la espada de mi padre    entre los dos ha dormido.
  20   --¿Dónde quieres que yo vaya    tres horas el sol salido?
     --Vete por esos jardines    a cortar rosas y lirios.
    
(Ella le dice algo al padre de que le dé un castigo)
  22   --El castigo que os doy    ya le tenéis concedido,
     es que pongáis casa aparte    como mujer y marido.

Nota: El v. 17 es sugerido por el encuestador.

Go Back
0023:8 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 173)

Versión de Vegas de Matute (ay. Vegas de Matute, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Teresa Pérez (82a). Recogida por J. Antonio Cid, Mª Teresa Cillanueva, Mª José Querejeta y José Ramón Prieto, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.4-7.3/A-01). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 38.  050 hemist.  Música registrada.

     --Gerineldo, Gerineldo,    Gerineldito pulido,
  2   ¡quién estuviera esta noche    como dos horas contigo!
     --Como criado que soy,    señora, os burláis conmigo.
  4   --No me burlo, Gerineldo,    que de veras te lo digo.--
     A eso de la medianoche    Gerineldo se ha vestido
  6   con alpargatas de seda    para meter poco ruido.
     Tres vueltas ha dao al palacio,    otras tres ha dao al castillo,
  8   ha pasado por la guardia,    al cuarto ` la infanta ha ido.
     --Aquí me tenéis, señora,    a cumplir lo prometido.--
  10   Empezaron a luchar    como mujer y marido
     y después de haber luchado    los dos se quedan dormidos.
  12   El rey, de que los oyó,    coge la espada y vestido,
     coge la espada Rumela    y al cuarto ` la infanta ha ido.
  14   --Si mato mi Gerineldo    queda mi jardín perdido,
     si mato mi María Luisa    formarán guerra conmigo;
  16   aquí dejo mi espada    pa que sirva de testigo.--
     --Levántate, Gerineldo,    levántate, dueño mío,
  18   que la espada de mi padre    entre los dos ha dormido.
     --¿Dónde queréis que yo vaya    dos horas el sol salido?
  20   --Anda, vete al jardín    a cortar rosas y lirios.--
     --Buenos días, Gerineldo,    buenos días, hijo mío,
  22   la fragancia de una rosa    te tiene descolorido.
     --Máteme, señor,    pues yo merezco el castigo.
  24   --El castigo que yo os doy    ya le tenéis concedido,
     es que pongáis casa aparte    como mujer y marido.

Go Back
0023:9 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 174)

Versión de Aldeasoña (ay. Aldeasoña, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Felicitas Pecharromán (70a). Recogida por Pilar Aragón, Koldo Biguri, Pere Ferré y Victoria Raboso, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.3-7.2/A-02). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 35-36.  054 hemist.  Música registrada.

     Gerineldo, Gerineldo,    Gerineldito pulido,
  2   ¡quién pudiera por dos horas    dormir un rato contigo
     y después de las dos horas    hasta que ya ha amanecido!
  4   --Pues me dirá usted, señora,    a qué hora se abre el castillo.
     --Sobre las diez o las once,    que están mis padres dormidos.--
  6   Ya eran las once dadas,    Gerineldo fue al castillo
     y del suspiro que dio    la infanta había esclarecido.
  8   --¿Quién es ese caballero    que a mi puerta da un suspiro?
     Si no es conde Gerineldo    váyase por donde vino.
  10   --Soy el conde Gerineldo    que vengo a lo prometido.--
     Bajó la infanta en enaguas    y abre puertas y portillos;
  12   se van juntos a la cama    como mujer y marido.
     El rey, que estaba despierto,    a Gerineldo ha sentido.
  14   Fue al cuarto de la infanta    y vio que estaban dormidos;
     metió la espada entre medias    pa que sirva de testigo.
  16   Con el frío del acero    [. . . . . .] habían despertado.
     --Despiértate, Gerineldo,    que éstas hemos perdido,
  18   que la espada de mi padre    entre los dos ha dormido.
     --¿Por dónde me voy, señora,    por dónde me voy, Dios mío!
  20   --Vete por esos jardines    que están floridos y lindos.--
     El rey, que estaba en espera,    a Gerineldo ha cogido.
  22   --¿De dónde vienes, Gerineldo,    tan descolorido y frío?
     --Vengo de ver los jardines    que están floridos y lindos.
  24   --Cómo mientes, Gerineldo,    si con la infanta has dormido;
     si te he querido matar    tal ocasión he tenido.
  26   --Pues máteme usted, señor,    si lo tengo merecido.
     --No te mato, Gerineldo,    que te mate Dios que te hizo.

Go Back
0023:10 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 175)

Versión de Siguero (ay. Santo Tomé del Puerto, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Isidra Gil (83a). Recogida por José Antonio Blanco, Mª José Querejeta, Dolores Sanz y Ana Valenciano, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.3-7.1/A-01). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 32.  055 hemist.  Música registrada.

     --Gerineldo, Gerineldo,    Gerineldito querido
  2   ¡quién te pillara esta noche    tres horas a mi albedrío!
     --Como soy vuestro criado,    señora, os burláis conmigo.
  4   --No me burlo, Gerineldo,    que de veras te lo digo.
     --¿A qué hora, gran señora,    se cumple lo prometido?.
  6   --Entre las doce y la una    cuando el rey esté dormido.--
     Entre las doce y la una    Gerineldo se ha vestido,
  8   . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    al cuarto de la infanta ha ido
     y se han puesto a luchar    como mujer y marido;
  10   al cansancio de la lucha    ambos se quedan dormidos.
     Al otro día de mañana    el rey despierta despavorido.
  12   Pregunta por Gerineldo:    --Que me traiga los vestidos.--
     Unos dicen: --No está en casa.--    Otros que no le han visto.
  14   Y el rey se lo sospechó    y al cuarto ` la infanta ha ido
     y los ha pillado a los dos    como mujer y marido.
  16   --No te mato, Gerineldo,    que te crié desde niño,
     pero aquí dejo mi espada    pa que sirva de testigo.--
  18   Luego despertó la infanta    dando gritos y alaridos.
     --Despiértate, Gerineldo,    despiértate, dueño mío,
  20   que la espada de mi padre    entre los dos ha dormido.
     --¿Por dónde me iría yo    para que no sea sentido?.
  22   Me iré por el jardín    tronchando rosas y lirios.--
     Y el rey    al encuentro le ha salido.
  24   --¿Dónde vienes, Gerineldo,    dónde vienes, dueño mío?,
     que esta noche    con la infanta has dormido.
  26   Te casarás con la infanta    y te meteré en palacio.
     --Tengo hecha una promesa    a la Virgen de la Estrella
  28   que mujer que haya sido mía    de no casarme con ella.--
     --Altos, altos, mis vasallos,
  30   a Gerineldo prenderle    por deshonesto y atrevido,

Variantes: 1b G. pulido.
Notas: Al cantar (sólo hasta el v. 7), repite los versos pares. La recitadora dice que esto lo cantaba en "Los hilanderos".

Go Back
0023:11 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 176)

Versión de Sauquillo de Cabezas (ay. Sauquillo de Cabezas, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Paula Pérez (unos 40a). Recogida por Vanda Anastácio, Raquel Calvo, Diego Catalán y Blanca Urgell, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 7.4-7.1/A-08). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  036 hemist.  Música registrada.

     --Gerineldo, Gerineldo,    paje del rey tan querido,
  2   ¡si fueras rico de hacienda    como sois galán pulido!
     --Como soy vuestro criado    os queréis reír conmigo.
  4   --No me río, Gerineldo,    que de veras te lo digo;
     si quieres creerlo,    vete a rondar mi castillo.--
  6   Siete vueltas dio al palacio    y otras tantas al castillo,
     por la noche Gerineldo    en medio de la escalera dió un suspiro,
    
(La encendió y le ha bajado a saludar.)
  8   Le ha agarrado de un brazo    y a su cuarto le ha metido.
     --¿Quieres comer o beber, Gerineldo?    --No señora, que bien vivo.--
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  10   --¿Dónde me iré, señora,    que no sea conocido?
     --Vete por esos jardines    cogiendo rosas y lirios.--
  12   Y el rey, como lo sabía,    a su encuentro le ha salido.
     --¿Dónde vienes, Gerineldo,    tan blanco y descolorido?
  14   --Vengo por estos jardines    cogiendo rosas y lirios.
     --No me niegues la verdad;
  16   tú has dormido con la infanta    o la infanta ha dormido contigo.
     --Deme usted    el castigo merecido.
  18   --El castigo ya lo sé:
     que antes de veinticuatro horas    seréis mujer y marido.

Variante: 3b o. q. r. de migo.

Go Back
0023:12 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 177)

Versión de Carrascal del Río (ay. Carrascal del Río, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Angelita Lobo Revenga (56a). Recogida por Vanda Anastácio, Pilar Aragón, J. Antonio Cid y Gabriel Fraile, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.7-7.4/A-01). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 35.  048 hemist.  Música registrada.

     --Gerineldo, Gerineldo,    Gerineldito pulido,
  2   ¡quién te tuviera esta noche    dormir dos horas conmigo!
     --Como yo soy su criado    bien se burla usted conmigo.
  4   --No me burlo, Gerineldo,    que de veras te lo digo.
     --Si me lo dice de veras,    ¿a qué hora se abre el castillo?
  6   --Sobre las diez o las once    que están mis padres dormidos.--
     A eso de las once y media    Gerineldo va al castillo;
  8   en enaguas se levanta    y abre puertas y portillos.
     Allí se dieron la mano    como mujer y marido.
  10   A eso de las dos y media    su padre se va al castillo
     y les ve boca con boca    como mujer y marido.
  12   --Pongo las espada en el medio    pa que sirva de testigo.
     Si mato a mi alteza    queda el castillo perdido,
  14   y si mato a Gerineldo,    que le crié desde niño;
     pongo la espada en el medio    pa que sirva de testigo.--
  16   Al otro día siguiente:
     --Despiértate, Gerineldo,    [despierta si estás dormido],
  18   que la espada de mi padre    con nosotros ha dormido.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     Le preguntó a Gerineldo:    --Gerineldito querido,
  20   ¿dónde has estado esta noche?,    te llamé y no has respondido.
     --Pues, señor, he estado a caza,    a cazar con un amigo.
  22   --No me niegues, Gerineldo,    que con la infanta has dormido.
     Si te he querido matar    grande ocasión he tenido.
  24   --Pues me mate, mi alteza,    que lo tengo merecido.
     --Yo no te quiero matar,    que te mate Dios que te hizo.

Variante: 8a la condesa s. l.
Nota: -1 tomado de notas de campo.

Go Back
0023:13 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 178)

Versión de San Ildefonso o La Granja (ay. San Ildefonso o La Granja, ant. San Ildefonso, p.j. Segovia, ant. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Teodoro Bareno Lledo (81a). Recogida por Juana Agüero, Diego Catalán, Jon Juaristi, Beatriz Mariscal, Francisco Mendoza Díaz-Maroto y Ana Valenciano, 05/07/1980 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta NORTE 80; cinta: 1,2.5-7.1/A-09). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  020 hemist.  Música registrada.

     --Gerineldo, Gerineldo,    Gerineldito querido,
  2   ¡quién te pillara esta noche    dos horas en mi albedrío!
     --Como soy vuestro criado,    señora, abusáis conmigo.
  4   --No me burlo, Gerineldo,    que de veras te lo digo.
     A eso de la medianoche    Gerineldo anda el camino
  6   con zapatitos de seda    para no serse sentido.
    
(Los pilló el padre y puso la espada por medio)
     --Levántate, Gerineldo,    Gerineldito querido,
  8   que la espada de mi padre    con nosotros ha dormido.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
    
(Le decía a él que se casara con ella)
     --Tengo el testamento hecho    a la Virgen de la Estrella,
  10   no casarme con mujer    que haya sido mi manceba.

Go Back
0023:14 Gerineldo (í-o+á)            (ficha nº: 179)
[0049 Conde Niñocontam.]

Versión de Cantalejo (ay. Cantalejo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recogida por Agustín Blánquez Fraile, 00/00/1907 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en RTLH 6 (1975), p. 219 (nº. I.198) y TRC-Segovia 1993, p. 34.  016 hemist.  Música registrada.

     Madrugaba Gerineldo    mañanita de San Juan
  2   a dar agua a sus caballos    a las corrientes del mar.
     Mientras los caballos beben    Gerineldo echa un cantar,
  4   los pájaros que iban volando    se paraban a escuchar.
     La princesa en el balcón    todo se vuelve mirar,
  6   a la venida de vuelta    le ha salido a esperar:
     --Gerineldo, Gerineldo,    Gerineldito pulido,
  8   ¡si fueras rico en hacienda    como eres galán pulido!
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Nota del colector: "Lo restante es como el anterior (Ver. XXX), con ligeras variantes".
Acotación de R. Menéndez Pidal: "Dice la nota del anterior que esta segunda versión acaba con la orden de casarse, sin los versos de `La Virgen de la Estrella`. Creo no es posible que se parezca a la otra de Cantalejo en que el rey es sultán y no tiene nada de arcaica".

Go Back
0023:15 Gerineldo (í-o+á)            (ficha nº: 180)
[0049 Conde Niñocontam.]

Versión de Valseca (ay. Valseca, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Ana Fernández (42a). Recogida en Hoyos del Espino (p. j. Piedrahita) por María Goyri, 23/09/1931 (fecha deducida) (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en RTLH 6 (1975), p. 199 (nº. I.176).  094 hemist.  Música registrada.

     --Gerineldo, Gerineldo,    paje del rey más querido.
  2   ¡quién estuviera una noche    sola dos horas contigo,
     y después de las dos horas    hasta haber amanecido!
  4   --Como soy vuestro criado,    ¡cómo sus burláis conmigo!
     --No me burlo, Gerineldo,    no me burlo, paje mío,
  6   no me burlo, Gerineldo,    que de veras te lo digo.
     --Si de veras me lo dices    ¿de qué hora vendré al castillo?
  8   --Entre las diez y las once    están mis padres dormidos.--
     Y ya son las nueve dadas,    Gerineldo no ha venido;
  10   y ya son las diez dadas,    Gerineldo ya ha venido.
     --¿Quién es ese caballero    que a la puerta da un suspiro?
  12   --Paje Gerineldo soy,    que viene a lo prometido.
     --Si no es paje Gerineldo    marche por donde ha venido.
  14   --Paje Gerineldo soy,    que vengo a lo prometido.--
     Baja la infanta en enaguas    a abrir puertas y postigos.
  16   --Con un postiguito que abra    entra mi cuerpo pulido.--
     Se agarraron de la mano,    allá arriba se han subido
  18   y se han metido en la cama    como mujer y marido.
     Se ponen boca con boca,    sus brazos enlazaditos.
  20   A eso de la medianoche    da el caballo un relinchido.
     --O me roban mi hija infanta    o me acercan el castillo.--
  22   Soberbio coge la espada,    soberbio coge el cuchillo,
     soberbio coge el caballo,    a dar vuelta fue al castillo;
  24   y fue al cuarto de la infanta,    los ha pillado dormidos.
     Ha puesto la espada en medio    pa que sirva de testigo.
  26   --¡Calla, Gerineldo, calla,    calla, que estamos perdidos,
     la espada del rey mi padre    la tenemos de testigo!
  28   Irás a darle los días    como otros días has ido.--
     --Buenos días, mi señor.    --Buenos días, paje mío.
  30   Si te he querido matar    buena ocasión he tenido.
     --Máteme usted, mi señor,    máteme usted, paje mío.
  32   --¿De ánde vienes, Gerineldo,    tan descolorido y frío?
     --Del jardín vengo, señor,    de ver cómo ha florecido;
  34   con las rosas y los lirios    las colores se me han ido.
     --Si te he querido matar    buena ocasión he tenido.
  36   --Máteme usted, mi señor,    que lo tengo merecido.
     --No te mato, Gerineldo,    no te mato, paje mío;
  38   no te mato, Gerineldo,    pero te daré un castigo.
     Vas a dar agua al caballo    a las orillas del mar
  40   y a lo que el caballo bebe    has de sacar un cantar.--
     --Madre, madre, cómo canta    la serenita del mar.
  42   --No es la serenita, madre,    la serenita del mar,
     que es el paje Gerineldo,    que me ha venido ha buscar.
  44   --Sí es el paje Gerineldo    que te ha venido ha buscar.
     --Si es el paje Gerineldo    con él me tengo casar.
  46   Corriendo arreglan la boda,    corriendo cuecen el pan,
     el padrino y la madrina,    que yo me voy a casar.

Nota de la colectora: 22 y 23, "estos versos los recitaba la misma en el romance de Doña Arbola" [Mala suegra, registro 483]. Surge cierta confusión al confrontar la documentación de los romances de Ana aparecida en una y otra publicación: si era de Iscar, pero se le entrevsitó en Valseca o si era de Valseca y se le entrevistó en Hoyos del Espino (ambos en Ávila). De todos modos, es evidente que se trata de una misma informante.

Go Back
0023:16 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 181)

Versión de Pedraza (ay. Pedraza, p.j. Segovia, ant. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por María "de los Pachos". Recogida por Diego Catalán, 00/08/1974 (Archivo: AMP). Publicada en RTLH 6 (1975), pp. 200-201 (nº. I.177).  052 hemist.  Música registrada.

     --Paje, paje Gerineldo,    ¡oh qué paje tan pulido!
  2   ¡Oh, quién pudiera esta noche    dormir dos horas contigo
     y después de las dos horas    hasta haber amanecido!
  4   --¡Cómo os burláis, señora,    cómo os burláis conmigo!
     --No me burlo, Gerineldo,    que de veras te lo digo.
  6   --Pues dígame usted, señora,    a qué hora se abre el castillo.
     --Entre las diez y las once,    que están mis padres dormidos.--
  8   Las once `e la noche dadas,    Gerineldo ya se ha ido
     a la casa de su infanta    y a la puerta da un suspiro.
  10   --¿Quién es ese que suspira    a la puerta del castillo?
     Si no es paje Gerineldo,    vuélvase por donde vino.
  12   --Paje Gerineldo soy,    que vengo a lo prometido.--
     Se ha levantado en enagua    y a abrirle la puerta ha ido,
  14   --Con el postigo que abras    entra mi cuerpo pulido.--
     Se agarraron de la mano    como mujer y marido;
  16   Se agarraron de la mano,    para la cama se han ido.
     Despierta el rey de su padre,    despierta que está dormido,
  18   despierta el rey de su padre    y a ver a su infanta ha ido:
     --Que si mato a Gerineldo    que le cogí de chiquito,
  20   y que si mato a la mi infanta    queda mi reino perdido.
     Pondré la espada por medio    que me sirva de testigo.--
  22   --Despiértate, Gerineldo,    despierta, dueño querido,
     que la espada de mi padre    entre los dos ha dormido.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  24   --¿Dónde vienes, Gerineldo,    tan descolorido y frío?
     --Vengo del jardín, señor,    que está muy hermoso y lindo,
  26   con el olor de las rosas    los colores se me han ido.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Variante: 13b [y abre] puertas y postigos.

Go Back
0023:17 Gerineldo (í-o+á)            (ficha nº: 182)
[0049 Conde Niñocontam.]

Versión de Abades (ay. Abades, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Florinda Herranz (48a). Recogida por J. Antonio Cid, Mª Teresa Cillanueva, Mª José Querejeta y José Ramón Prieto, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.4-7.1/A-13). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 37-38.  042 hemist.  Música registrada.

     Gerineldo, Gerineldo,    paje del rey muy querido
  2   fue a dar agua a sus caballos    a las orillas del río.
     Mientras sus caballos beben    Gerineldo echa un cantar.
  4   La reina lo estaba oyendo    desde su palacio real.
     --¡Si fueras hijo de rey    como eres galán pulido,
  6   bendita sea la dama    que se casara contigo!
     --Como soy vuestro criado,    señora, os burláis de mí.
  8   --No me burlo, Gerineldo,    que de veras te lo digo.
     --Si de veras me lo dices,    ¿a qué hora rondo el castillo?.
  10   --A las diez se acuesta el rey    y a las once está dormido,
     y a las doce de la noche    está a oscuras el castillo.--
  12   El rey tuvo un sueño    que de veras le ha salido.
     --¡O alguien duerme con la infanta    o me roban el castillo!--
  14   El rey, por si era cierto,    ha salido del castillo,
     se ha encontrado a Gerineldo    muy triste y descolorido.
  16   --¿De dónde vienes, Gerineldo,    tan triste y descolorido?
     --Vengo del jardín, señor,    de cortar rosas y lirios.
  18   --Es mentira, Gerineldo,    tú con la infanta has dormido.
     --No he dormido con la infanta,    con la infanta no he dormido.
  20   --La espada pongo por medio    que me sirva de testigo,
     que la espada de mi padre    entre los dos ha dormido.--

Variantes: 5a s. f. rico en hacienda; 11b el palacio está tranquilo; 13a ¡O me matan a la i.
Nota: 1-4 dichos en segunda recitación.

Go Back
0023:18 Gerineldo (í-o+á)            (ficha nº: 183)
[0049 Conde Niñocontam.]

Versión de Marugán (ay. Marugán, p.j. Segovia, ant. Santa María de Nieva, Segovia, España).   Recitada por Florencia Martín (65a). Recogida por Suzanne Petersen, Sandra Robertson, y Ana Valenciano, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.10-7.2/A-02). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 40.  046 hemist.  Música registrada.

     Gerineldo, Gerineldo,    paje del rey muy querido,
  2   baja a dar agua al caballo    a las orillas del mar,
     mientras su caballo bebe    Gerineldo echa un cantar.
  4   Ha salido la condesa    y le puso a escuchar:
     --Gerineldo, Gerineldo,    paje del rey muy querido.
  6   --¡Ay quién pudiera, señora,    gozar de sus alegrías!.
     --A las diez se acuesta el rey,    a las once está dormido
  8   y a eso de la medianoche    el castillo está rendido.--
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     --Pasa, pasa, Gerineldo,    que mi padre está dormido.--
  10   A eso de la medianoche    el rey ha sentido ruido,
     se levanta a ver quién es,    por quedarse tranquilo,
  12   les ha encontrado a los dos    como mujer y marido.
     --La espada os pongo por medio    pa` que os sirva de testigo,
  14   pa` que no quede negado    lo que mis ojos han visto.--
     A la mañana siguiente,    tres horas el sol salido.
  16   --¡Despiértate Gerineldo,    despiérta si estás dormido,
     que la espada de mi padre    con nosotros ha dormido.
  18   --¿Por dónde me iré yo ahora    que sea desconocido.
     --Vete por esos jardines    cortando rosas y lirios,
  20   si te encuentras con mi padre    le darás el desafío --
     Con su padre se ha encontrado    y le ha dado el desafío.
    
(Habla el rey)
  22   --No te preocupes, . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     mañana a las once y media    seréis mujer y marido.--

Variante: 20b le ofreces e. d.
Notas: Aprendida de su madre y de su abuela y cantada al coro con las amigas cuando iba de paseo.

Go Back
0023:19 Gerineldo (í-o+á)            (ficha nº: 184)
[0049 Conde Niñocontam.]

Versión de Abades (ay. Abades, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Dimas Carrera (sacristán) (70a). Recogida por J. Antonio Cid, Mª Teresa Cillanueva, Mª José Querejeta y José Ramón Prieto, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.4-7.1/A-01). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  016 hemist.  Música registrada.

     Gerineldo, Gerineldo,    paje del rey muy querido
  2   va a dar agua a sus caballos    a la orillita del río.
     Mientras sus caballos beben    Gerineldo echa un cantar.
  4   La reina lo estaba oyendo    desde su palacio real:
     --¡Si fueras rico en hacienda    como eres galán pulido,
  6   dichosa fuera la dama    que se casara contigo!
     --Como soy vuestro criado,    señora, os burláis de mí.
  8   --No me burlo, Gerineldo,    que [en] tu cara te lo digo.

Go Back
0023:20 Gerineldo (í-o+á)            (ficha nº: 185)
[0078 El prisionero and 0049 Conde Niño, contam.]

Versión de Urueñas (ay. Urueñas, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Matea Carretero "Mateílla" (79a). Recogida por Pere Ferré, Therese Meléndez, Javier Ormazábal y Teresa Yagüe, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.4-7.2/A-09). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 43-44.  068 hemist.  Música registrada.

     Mes de mayo, el mes de mayo,    mes de las fuertes calores,
  2   corren toritos muy bravos,    caballos corregidores.
     Iba don Gerineldo un día    y a dar agua a su caballo
  4   a las orillas del río,    a la sombra de un barranco;
     mientras el caballo bebe    Gerineldo echó un cantar
  6   y las damas del palacio    se pusieron a escuchar.
     --¡Qué dicha será la dama    que contigo casará!
  8   --No se burle usted, señora,    no se burle usted, la dama.
     --No me burlo, Gerineldo,    que de verdad te lo digo.
  10   A las diez se acuesta el rey    y a las doce está dormido
     y a las doce, Gerineldo,    vendréis a dormir conmigo.--
  12   Se puso zapato blanco    para no ser conocido.
     --A eso de la medianoche    a mi puerta un golpecito.
  14   ¿Quién rondará mis palacios,    quién rondará mis castillos?
     --Gerineldo soy, señora,    que vengo a lo prometido.--
  16   Se levantó de la cama    y la puerta le ha abrido,
     se acuestan los dos en cama    como mujer y marido.
  18   Su padre pide el calzado,    su padre pide el vestido,
     ya que nadie se le alcanza    él solo se le ha subido.
  20   Va a la cama de su hija,    Gerineldo está dormido.
     --Si mato a Gerineldo    paje del rey muy querido,
  22   y si mato a mi hija infanta    el reino queda perdido.--
     Tendió la espada por medio    amores seréis testigo.
  24   --Levántate, Gerineldo,    levántate, dueño mío,
     que la espada de mi padre    con nosotros ha dormido.
  26   --¿Cómo lo voy a hacer yo ahora    para no ser conocido?
     --Márchate por esos jardines    cogiendo flores y lirios.
  28   --Buenas noches, el buen rey,    ¿duerme usted o está dormido?
                                       --Ni duermo ni estoy dormido.
  30   --Gerineldo, ¿dónde has estado esta noche?,    te llamo y no has respondido.
     --A caza he estado, buen rey,    a caza con otro amigo.
  32   --Esas cazas, Gerineldo,    no se arreglan al partido.
     El castigo que te doy,    que le tienes merecido:
  34   mañana antes de las diez    seréis mujer y marido.--
     Se levantó una guerra    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Nota: Al final, la recitadora comenta: "Todo eso es muy largo".

Go Back
0023:21 Gerineldo (ó-e+í-o)            (ficha nº: 186)
[0078 El prisionero (ó-e) and 0110 La Condesita (á), contam.]

Versión de Navas de San Antonio (ay. Navas de San Antonio, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Eduvigis Puente (61a). Recogida por Raquel Calvo, Javier Ormazábal, Dolores Sanz, Blanca Urgell y Ana Valenciano, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.7-7.2/B-07). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 39-40.  082 hemist.  Música registrada.

     En el mes de abril y mayo    cuando empiezan los calores,
  2   cuando los toritos bravos,    los caballos corredores;
     cuando los enamorados    todos se riegan las flores,
  4   mas desgraciada de mí    entre malditas prisiones.
     --Gerineldo, Gerineldo,    mi camarero pulido,
  6   ¡cuántas horas de la noche    dormiría yo contigo!
     A las diez se acuesta el rey,    a las doce está dormido,
  8   entre la una y las dos    puedes pasar al castillo.--
     Entre la una y las dos    han dado un grande silbido.
  10   --¡Quién ha sido ese animal,    quién ha sido ese atrevido!
     --Gerineldito, señora,    que viene a lo prometido.--
  12   L`ha agarrado de la mano,    en su cuarto l`ha metido;
     entre caricia y caricia    éstos se quedan dormidos.
  14   Ha dado una voz el rey,    unos dicen que no ha oído.
     Ha llamado a sus criados    y nadie l`ha respondido,
  16   ha llamado a Gerineldo    y otros dicen que se ha ido.
     El rey, que se lo presume,    en su cuarto se ha metido
  18   con zapatitos de seda    que nada ha sido sentido.
     El rey, que se lo imagina,    en su cuarto se ha metido,
  20   ha visto a su hija y a Gerineldo    como mujer y marido.
     --¡Ay!, ¿qué voy a hacer yo ahora,    qué voy a hacer, Virgen Santa?
  22   Si mato a mi hija la infanta    tengo to el reino perdido,
     y si mato a Gerineldo    lo he criado desde niño.
  24   ¿Qué voy a hacer yo ahora,    que voy a hacer? ¡Ay, Dios mío!
     Meteré la espada en medio    pa que sirva de testigo.--
  26   La frialdad de la espada    la princesa la ha sentido.
     --Despiértate, Gerineldo,    despierta, desaterido,
  28   que la espada de mi padre    entre los dos ha dormido.
     --¡Ay!, ¿qué voy a hacer yo ahora,    qué voy a hacer? ¡Ay, Dios mío!
  30   Iré por esos jardines    cortando rosas y lirios.--
     El rey, que se lo imagina,    al encuentro l`ha salido:
  32   --¿Dónde vienes, Gerineldo,    tan triste y descolorido
     que ese color de las rosas    todo te ha desaparecido?
  34   ¿Dónde vienes, Gerineldo,    dónde vienes despavorido?
     --Vengo por estos jardines    cortando rosas y lirios.
  36   --No me mientas, Gerineldo,    con la princesa has dormido.
     Antes de los nueve meses    tendrás que ser su marido.
  38   --No lo querrá el Dios del Cielo    ni la Virgen de la Estrella
     que yo me vaya a casar    con dama que no haya dormido con ella.--
  40   Mandan decir una guerra    por España y Portugal,
     y a Gerineldo le nombran    de capitán general.

Variantes -33a to el color d. l. r.; -33b t. se ha d.

Go Back
0023:22 Gerineldo (í-o)            (ficha nº: 187)

Versión de Arevalillo de Cega (ay. Arevalillo de Cega, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Florentina Clemente (74a). Recogida en Muñoveros por Diego Catalán, 22/08/1981 (Archivo: ASOR; Colec.: Anexo SEGOVIA 81; cinta: DC, AV.22-8.1/A-13). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  012 hemist.  Música registrada.

     --Gerineldo, Gerineldo,    paje del rey más querido,
  2   ¿dónde has estado esta noche,    que vienes descolorido?
     --He estado regando el jardín    por ver si había florecido.
  4   --Ese jardín que tú buscas    más de cuatro le han pedido.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     --Déme la muerte,    que la tengo merecida.
  6   --No te mato, Gerineldo,    que ella misma te ha escogido.

Go Back
0374:1 Hermana avarienta (í-a)            (ficha nº: 188)

Versión de Carbonero el Mayor (ay. Carbonero el Mayor, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Josefa Fernández. Recogida por Agapito Marazuela Albornos, (Archivo: AMP; Colec.: Agapito Marazuela 1933). Publicada en Marazuela Albornós 1964, parcialmente en p. 395.  060 hemist.  Música registrada.

     ¡Oh qué pan más excelente    es el que amasó María
  2   cuando la pobre mujer    tres días que no comía,
     ni ella, ni los sus hijos,    ni otro que en brazos tenía!
  4   Fue a pedir una limosna    en casa una hermana un día.
     --Hermana, ¿me das limosna?,    que por Dios te lo pedía.
  6   --Hermana, vete pa casa,    cógete la rueca e hila,
     que la tu hacienda y la mía    todo fue a un peso y medida;
  8   si tu marido la juega    yo culpa no te tenía.--
     La mujer se fue pa casa    muy triste y sin alegría,
  10   los hijos tiene a la puerta    por ver lo que les traía.
     --¿Qué no[s] traes, la mi madre,    qué nos traes, madre mía?
  12   --El consuelo de Dios, hijos,    que otro en la tierra no había.--
     Se fueron para una sala    con una luz encendida,
  14   se pusieron a rezar    como otras veces lo hacían.
     El marido de la hermana    de la labranza venía.
  16   Le mandó poner la mesa    pa su mujer y familia;
     mandó poner de dos panes    como otras veces hacía.
  18   Luego fuese a partir de uno,    la sangre que le corría;
     luego fuese a partir de otro,    lo mismo le sucedía.
  20   --¿Qué pobre vino a la puerta,    qué limosna no darías?
     --Pobre no vino ninguno,    que vino una hermana mía.
  22   --Cuando no diste a tu hermana,    ¡qué hicieras si fuese mía!--
     Se coge el pan en las manos    y el hombre pa allá camina;
  24   llama que llama a la puerta    y nadie le respondía.
     Cuando a poco de llamar,    salió la Virgen María
  26   y los vio estar todos muertos    con una luz encendida.
     --Vete pa casa, buen hombre,
  28   te encuentras con tu mujer,    con tu mujer y familia,
     te la has de encontrar colgada    donde tu rocín comía,
  30   por no dar una limosna    a una hermana que tenía.

Go Back
0185:1 Labrador caritativo (í-a)            (ficha nº: 189)

Versión de Bercimuel (ay. Bercimuel, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Norberto Lorenzo, pastor. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 423. Reeditada en IGR-vulgar 1999, pp. 292-293.  044 hemist.  Música registrada.

     En la gran Sierra Morena    un labrador en Sevilla,
  2   que de nombre se llamaba    Juan de Dios y de María.
     Viniendo una vez de arar    como los demás venían,
  4   se encontró un pobrecito    lleno de llagas y heridas
     y quitándose el sombrero    se lo pidió en cortesía:
  6   --Labrador, por Dios, por Dios,    por Dios y Santa María,
     que me subas en tus mulas    hasta llegar a esa villa.--
  8   El labrador se apeaba    y en sus mulas le subía,
     le ha llevado a su casa,    que allí se arrecogería,
  10   y le ha dado de cenar    lo que en su casa tenía,
     un poco pan de centeno,    que otra cosa no tenía.
  12   Le brindaron con la cama    y el pobre no la quería,
     preguntó por el pajar    que allí se arrecogería.
  14   Y eso de la medianoche    el labrador no dormía,
     estaba considerando    lo que el pobrecito hacía.
  16   Cogió el candil en sus manos,    fue a ver lo que el pobre hacía,
     y vio que era Jesucristo,    la cruz por cama tenía.
  18   --¡Oh, quién hubiera sabido    que tan gran prenda tenía!
     le hubiera dao de cenar    l`alma, cuantimás la vida.
  20   --Alto, alto, labrador,    alto, alto a la otra vida,
     que en el cielo hay una silla,    para ti está prevenida
  22   y otra para tu mujer    y tres para tu familia.

Variante: 7a h. ll. a Sevilla (el colector duda en esta audición).

Go Back
0185:2 Labrador caritativo (í-a)            (ficha nº: 190)

Versión de Cantalejo (ay. Cantalejo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recogida por Agustín Blánquez Fraile, 00/00/1908 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 424-425.  028 hemist.  Música registrada.

     Estando un labradorcito    en su labrancita un día,
  2   y a que se le hacía tarde    a su casa se venía.
     En medio de aquel camino    con un pobre se hallaría.
  4   --Por Dios, -le decía el pobre-,    por Dios y Santa María,
     que me lleve usté a caballo    hasta llegar a la villa.--
  6   El labrador se apeó,    en las mulas le subía.
     Le ha llevado a su casa    con contento y alegría
  8   y le ha dado de cenar    la pobreza que él tenía,
     y le ha llevado a su cama    con contento y alegría.
  10   A eso de la medianoche    el labrador no dormía,
     que estaba considerando    la cuenta que a Dios daría.
  12   --Yo te mando, labrador,    una manda muy cumplida:
     yo te mando el reino del Cielo    cuando vayas de esta vida,
  14   tus hijos y tu mujer    vayan en tu compañía.

Go Back
0185:3 Labrador caritativo (í-a)            (ficha nº: 191)

Versión de Urueñas (ay. Urueñas, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Matea Carretero "Mateílla" (79a). Recogida por Pere Ferré, Therese Meléndez, Javier Ormazábal y Teresa Yagüe, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.4-7.2/A-08). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 423-424.  040 hemist.  Música registrada.

     Un labrador en Sierra de Gata,    un labrador de Sevilla.
  2   vivía de su labranza,    de su labranza vivía.
     Un día rezando el rosario,    como devoción tenía,
  4   se le ha presentado un pobre,    poniéndose de rodillas;
     que si le puede llevar    a caballo hasta la villa.
  6   Apeóse del caballo,    buen caballero ponía.
     Le ha llevado hasta su casa    como con todos hacía
  8   y le ha dado de cenar    lo que para él tenía,
     y le ha tumbado en la cama    y él en el suelo dormía.
  10   A eso de la medianoche,    el labrador no dormía
     sólo pensando en el pobre,    la cuenta que Dios l`haría.
  12   Y vio tanto resplandor    que en su casa se veía,
     se levantó de la cama    por ver lo que el pobre hacía
  14   y vio que era Jesucristo    con dos velas encendidas.
     --Si yo hubiere sabi. . . . . .o anoche    que este gran poder tenía,
  16   le hubiera da. . . . . .o de cenar    con el alma y con la vida,
     --Basta, labradorcito, basta,    vámonos a la otra vida,
  18   que en el reino de los Cielos    tres sillas tengo escogidas;
     la una para tu mujer,    la otra para tu familia,
  20   y la otra para ti,    bien la tienes merecida.

Go Back
0185:4 Labrador caritativo (í-a)            (ficha nº: 192)

Versión de San Miguel de Bernúy (ay. San Miguel de Bernúy, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Carmen Peña (50a). Recogida por Ana Beltrán, Raquel Calvo, J. Antonio Cid y Olimpia Martínez, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.10-7.2/B-12). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 425.  036 hemist.  Música registrada.

     En las montañas de Urbén    un labrador residía
  2   que por nombre se llamaba    Juan de Dios y de María.
     Viniendo un día de arar    como los demás venía
  4   se ha encontrado con un pobre    lleno de llagas y heridas.
     --Por Dios, por Dios, labrador,    por Dios y Santa María,
  6   que me subas a caballo    hasta llegar a esa villa.--
     El labrador se apeaba    y en sus mulas le subía,
  8   ya se van para su casa    con contento y alegría.
     Labrador le pone cena    y el pobre no la quería,
  10   labrador le pone cama    y el pobre no la quería.
     Ya se van a recoger    con contento y alegría
  12   y a eso de la medianoche    el labrador no dormía,
     y se levantó por ver,    por ver lo que el pobre hacía
  14   y vio que era Jesucristo,    la cruz por cama tenía,
     una olmadita de seda    y un letrero que decía:
  16   "Alto, alto, labrador,    alto, para la otra vida;
     una silla de oro tengo,    para ti está prometida
  18   y otra para tu mujer    cuando vayáis a la otra vida".

Go Back
0180:1 Marinero al agua (á-a)            (ficha nº: 193)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Apolonia. Recogida por María Goyri, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 226.  018 hemist.  Música registrada.

     Voces daba el marinero,    voces daba que se ahogaba,
  2   y le respondió el demonio    al otro lado del agua.
     --¿Qué me darás, marinero?,    y te sacaré del agua.
  4   --Te daré mis tres navíos    cargaditos de oro y plata.
     --Yo no quiero tus navíos    ni tu oro ni tu plata,
  6   que quiero cuando te mueras    me mandes esa tu alma.
     --El alma es para mi Dios,    que me la tiene prestada,
  8   el corazón a María    por si me quedo en el agua,
     la cabeza a las hormigas    para que hagan una casa.

Go Back
0180:2 Marinero al agua (á-a)            (ficha nº: 194)

Versión de Pajares de Pedraza (ay. Arahuetes, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recogida por Agapito Marazuela Albornos, entre 1915-1925 (Archivo: AMP; Colec.: Agapito Marazuela 1933). Publicada en Marazuela Albornós 1964, p. 327, nº. 158 (transcripción musical en Cancionero p. 12. Reeditada en Marazuela Albornós 1981, p. 331 (música en p. 129 (nº 158) y TRC-Segovia 1993, p. 228.  022 hemist.  Música registrada.

     Voces daba un marinero,    voces daba que se ahogaba;
  2   le ha respondido el demonio    al otro lado del agua.
     --¿Qué me mandas, marinero?    Yo te sacaré del agua.
  4   --Te mando mis tres navíos    cargaditos de oro y plata,
     y de tres hijas que tengo    te mando la más salada.
  6   --No quiero tus tres navíos    ni tu oro ni tu plata,
     ni de tres hijas que tienes    tampoco la más salada,
  8   que quiero cuando te mueras    que a mí me mandes el alma.
     --El alma es para mi Dios,    que me la tiene prestada;
  10   el cuerpo para los peces,    las vestiduras pa el agua
     y el corazón que me queda    pa la reina soberana.

Go Back
0180:3 Marinero al agua (á-a)            (ficha nº: 195)

Versión de Valseca (ay. Valseca, p.j. Segovia, ant. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Petra Hijosa (28a). Recogida por Aurelio Macedonio Espinosa, 00/00/1920 (Archivo: AMP; Colec.: Espinosa, A. M.). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  016 hemist.  Música registrada.

     Un marinero en el mar    daba voces que se ahogaba.
  2   --¿Qué me das, marinerito?,    y te saco deste agua.
     --Te doy todos mis navíos    cargaditos de oro y plata.
  4   --Yo no quiero tus navíos    ni tu oro ni tu plata,
     que quiero cuando te mueras    a mí me des la tu alma.
  6   --El alma es para mi Dios,    que me la tiene prestada;
     el cuerpo para los peces,    por si acaso muero en agua;
  8   y el corazón pa María,    María, madre de gracia.

Go Back
0180:4 Marinero al agua (á-a)            (ficha nº: 196)

Versión de Aldealengua [de Pedraza] (ay. Aldealengua de Pedraza, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Josefa Nogales (50a). Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 15/09/1904 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 229.  016 hemist.  Música registrada.

     Un marinero en el mar    daba voces que se ahogaba,
  2   se le apareció un demontre    en figura de una dama.
     --¿Qué me das, marinerito?,    y te sacaré del agua.
  4   --Te daré mis tres navidos    cargados de oro y plata.
     --No quiero tus tres navidos    ni tu oro ni tu plata,
  6   que quiero cuando te mueras    me dejes mandada el alma.
     --El alma no, que es de Dios,    porque la tengo emprestada,
  8   y el cuerpo mando a los peces    y la ropa mando al agua.

Nota: La recitadora es vecina de Alameda (Madrid).

Go Back
0180:5 Marinero al agua (á-a)            (ficha nº: 197)

Versión de Muñopedro (ay. Muñopedro, p.j. Segovia, ant. Santa María de Nieva, Segovia, España).   Recitada por Marina Rubio (60a). Recogida por Vanda Anastácio, Raquel Calvo, Beatriz Mariscal y Francisco Mendoza Díaz-Maroto, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.3-7.2/A-06). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  013 hemist.  Música registrada.

     Un marinero en el mar    daba voces que se ahogaba
  2   y le respondió el demonio    al otro lado del agua.
     --¿Qué me das, marinerito,    si yo te saco del agua?
  4   --Yo te daré mis alhajas,    todo mi oro y mi plata.
     --Yo no quiero tus alhajas    ni tu oro ni tu plata,
  6                                     quiero que me des el alma.
     --El alma es para Dios    y pa la Virgen soberana.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Go Back
0180:6 Marinero al agua (á-a)            (ficha nº: 198)

Versión de Chañe (ay. Chañe, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por María Muñoz Sastre (71a). Recogida por J. Antonio Cid, Jon Juaristi, Blanca Urgell y Teresa Yagüe, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.3-7.1/B-07). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  014 hemist.  Música registrada.

     --¿Qué me das marinerito    para pasar este agua?
  2   --Yo te doy toda mi vida,    yo te doy toda mi alma.
     --Yo no quiero ni tu vida,    yo no quiero ni tu alma,
  4   que quiero cuanto te mueras    tu corazón y tu alma.
     --El corazón es pa Dios    y el alma para María,
  6   los brazos pa el sacristán    pa que toque las campanas,
     la sangre para los peces    pa que naden en el agua.

Go Back
0180:7 Marinero al agua (á-a)            (ficha nº: 199)

Versión de Duratón (ay. Sepúlveda, ant. Duratón, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Severina Estebaranz (unos 40a). Recogida por José Antonio Blanco, Mª Teresa Cillanueva, Flor Salazar y Maximiano Trapero, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 6.7-7.2/B-12). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 227.  014 hemist.  Música registrada.

     El marinerito daba voces    que se le llevaba el agua.
  2   Desde el alto de una peña    el diablo le contestaba.
     --¿Qué me das, marinerito,    por sacarte de las aguas?
  4   --Te daré mis tres navíos    y mi oro y mi plata,
     y mi palacio costero    y un collar de perlas y agua.
  6   --No quiero tus tres navíos    ni tu oro ni tu plata,
     que quiero cuando te mueras    que me entregues cuerpo y alma.--
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Variante: 3b por salvarte d. l. a.
Nota: Se repite cada hemistiquio.

Go Back
0180:8 Marinero al agua (á-a)            (ficha nº: 200)

Versión de Sigueruelo (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Sigueruelo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Sagrario Martín Mayoral (62a). Recogida por José Antonio Blanco, Mª José Querejeta, Dolores Sanz y Ana Valenciano, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.3-7.2/A-07). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 227.  016 hemist.  Música registrada.

     Una mañana de niebla,    antes de rayar el alba,
  2   daba voces un marino    que lo sacaran del agua.
     --¿Qué me das, marinerito,    por sacarte de ese agua?
  4   --Yo te doy a mis tres hijos    y a mi mujer por esclava.
     --Yo no quiero a tus tres hijos    ni a tu mujer por esclava,
  6   que quiero cuando te mueras    a mí me entregues tu alma.
     --El alma no puede ser    porque la tengo entregada,
  8   se la he entregado a mi Dios    que la hizo de la nada.

Nota: Tiene estribillo: a) ay, ay, ay.

Go Back
0180:9 Marinero al agua (á-a)            (ficha nº: 201)

Versión de San Miguel de Bernúy (ay. San Miguel de Bernúy, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Félix Martín García (68a). Recogida por Ana Beltrán, Raquel Calvo, J. Antonio Cid y Olimpia Martínez, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.10-7.1/B-05). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 228-229.  026 hemist.  Música registrada.

     Voces daba un marinero,    voces daba que se ahogaba
  2   y el demonio le responde    del otro lado del agua.
     --¿Qué me das tú, marinero,    si yo te saco del agua?
  4   --Yo te doy mis tres navíos    cargaditos de oro y plata.
     --Yo no quió tus tres navíos,    ni tu oro ni tu plata,
  6   nada más quiero que cuando mueras    a mí me mandes el alma.
     --El alma es para mi Dios    que me la tiene prestada,
  8   el corazón pa María    que es la reina soberana,
     los huesos a un sacritán    pa badajos de campana;
  10   los dientes para una vieja,    pa que roiga las castañas;
     la cabeza pa las hormigas,    para que hagan su cabaña;
  12   los palos a un guitarrero    para cuerdas de guitarra,
     y el cuerpo para los peces    y me quedo dentro del agua.

Nota: el recitador el natural de la provincia de Valladolid.

Go Back
0180:10 Marinero al agua (á-a)            (ficha nº: 202)

Versión de Sanchonuño (ay. Sanchonuño, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Saturnina Sanz (86a). Recogida por Gabriel Fraile, Dolores Sanz, Maximiano Trapero y Blanca Urgell, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.10-7.2/B-20). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  010 hemist.  Música registrada.

     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    por si me saco del agua.
  2   --Te daré mis enavíos,    cargaditos de oro y plata.
     --No quiero tus enavíos,    cargaditos de oro y plata.
  4   Que quiero cuando te mueras,    que me des tu alma.
     --Mi alma no te la doy,    que la tengo mandada.
  6   Se la he mandado a mi Dios    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Variantes: 2b si me sacas del agua; 4a Que quiero tu alma; 3 Yo no q.t.e. ni tu oro ni tu plata; (este último verso está sugerido por el encuestador).
Nota: el verso 5a lo dice el encuestador.

Go Back
0080:1 Muerte ocultada (6+6 pareados)            (ficha nº: 203)

Versión de Casla (ay. Casla, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por una mujer. Recogida por Ramón Araluce, Débora Catalán, y Elena Catalán, 16/08/1978 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 78; cinta: Cinta.16-7.IV/A-04). Publicada en RTLH 12 (1984-1985), p. 276 (nº.) 298:3SG1) y TRC-Segovia 1993, p. 213-214.  004 hemist.  Música registrada.

     Ya viene don Pedro    de la guerra herido,
  2   ya viene a ver    a su nuevo hijo

Go Back
0517:1 El Cristo del pajar (8+8 y 5+5 en coplas alt.)            (ficha nº: 204)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Apolonia. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 425. Reeditada en IGR-vulgar 1999, pp. 297-298.  044 hemist.  Música registrada.

     En la ciudad de Valencia    un pobre labrador hay
  2   muy limpio de corazón    y de grande caridad.
     A su puerta llega un pobre    a pedir una limosna,
  4   la da de corazón    y le dice de esta forma:
     --Para los pobres    es mi caudal,
  6   a Dios le pido    me dé que dar.--
     En casa del labrador    fue Jesucristo divino
  8   a pedirle una limosna    en traje de peregrino.
     Le dice: --Hermano,    dame posada,
  10   que el rey del Cielo    todo lo paga.--
     Al pajar se le subió    donde el pobre hizo la cama
  12   el labrador se salió    hasta que por la mañana,
     eran las ocho del día    cuando el pobre no bajaba.
  14   A la cama se acercó,    donde el pobre está acostado
     y al descubrirle se encuentra    con Jesús crucificado.
  16   --¡Dios de mi vida,    quién lo pensara
     que el peregrino    se transformara!--
  18   Los canónigos y freiles    todos van en procesión
     para llevar al Señor    a la iglesia a colocarle.
  20   No pudieron conseguirlo,    ni su Majestad lo quiso
     salir del pajar en donde    la capilla se le hizo.
     Pidamos todos a este Señor    nos dé su gracia, su salvación.

Go Back
0517:2 El Cristo del pajar (8+8 y 5+5 en coplas alt.)            (ficha nº: 205)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por María Albertos. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  038 hemist.  Música registrada.

     En el reino de Valencia    hay un pobre labrador
  2   muy tierno de corazón    y de grande caridad.
     --Para los pobres    es muy caudal
  4   y a Dios le pido    me dé qué dar.--
     A casa del labrador    fue Jesucristo divino,
  6   a pedir una limosna    en traje de peregrino.
     Le dice: --Hermano,    dame posada,
  8   que el rey del Cielo    todo lo paga.--
     Al pajar se le subió,    donde el pobre hizo la cama;
  10   y el labrador se bajó    hasta que por la mañana,
     eran las nueve del día,    no porque el pobre bajaba.
  12   El labrador se subió    donde el pobre está acostado
     y al descubrirle, se encuentra    con Jesús sacramentado.
  14   --¡Dios de mi vida,    quién lo pensara
     que el peregrino    se transformara!--
  16   Los canónigos y frailes    todos van en procesión
     para llevar al Señor    a la iglesia a colocarle.
  18   No pudieron conseguir,    ni su Majestad lo quiso,
     salir del pajar en donde    su capilla se le hizo.
     Todos pidamos a este Señor    nos dé su gracia, su salvación.

Variante: 1a E. la ciudad d. V.

Go Back
0469+0138+0101:1 Infanta preñada+Infanta parida+No me entierren en sagrado (á-a+á-o)            (ficha nº: 206)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por José Vázquez. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 57.  068 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía una huerta    toda de árboles plantada,
  2   en medio de aquella huerta    tiene una fuente que mana,
     por un lao manaba el oro,    por otro la fina plata,
  4   la mujer que lo bebiese,    al punto se hace preñada.
     La hija del rey la bebió    por su dicha y su desgracia.
  6   Estando un día a la mesa    su padre la remiraba.
     --¿Qué me mira el rey mi padre,    qué me mira o qué me manda?
  8   --¡Qué te tengo `e mirar, (hija),    que la basquiña te se alza!
     --El sastre tuvo la culpa,    que la cortó mal cortada;
  10   por alante la `ejó chica,    por atrás la dejó larga.
     Pido licencia a mi padre    para subir a la sala.
  12   --Esa licencia, hija mía,    tú te la tienes tomada.--
     Al subir de la escalera    un fuerte dolor la daba,
  14   al medio de la escalera    la criatura lloraba,
     al remate `e la escalera    con don Carlos encontrara.
  16   --¡Oh, don Carlos de mi vida,    oh, don Carlos de mi alma!,
     coja usté esa criatura    en el ala de su capa
  18   y llévela usté a criar    en casa de una buena ama,
     donde beba poco vino    y coma carne salada.
  20   y si te encuentras al rey mi padre,    di que no llevas nada.--
     Al bajar de la escalera    con su padre se encontrara.
  22   --¿Qué es lo que llevas ahí, don Carlos,    en el ala de tu capa?
     --Llevo unas almendras dulces    para la hija de la infanta.
  24   --Dame una, dame dos.    --No, que las llevo contadas,
     y si una me faltara,    la cabeza me cortara.--
  26   --Madre, si yo me muriese    de este mal que Dios me ha dado,
     por mí no toquen campanas,    ni me entierren en sagrado,
  28   sólo quiero que me entierren    en un verdecito prado
     donde no pasen ovejas    ni tampoco otro ganado
  30   y por cabecera pongan    un cantito bien labrado,
     que le labre un carpintero    y le escriba un escribano,
  32   con un letrero que diga:    «Aquí murió Malogrado.
     No murió de calentura    ni de dolor de costado,
  34   que murió de mal de amor,    mal de amor desesperado».

Variantes: 4a el que de aquel agua beba; 5b p. su suerte y su d.; 6a Un día estando comiendo; 7b q. m. m. el rey la cara?
Nota: -13a: empalma con el segundo romance; -26a enpalma con el tercer romance.

Go Back
0469+0138:1 Infanta preñada+Infanta parida (á-a)            (ficha nº: 207)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por María Albertos. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  040 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía una huerta    toda de árboles plantada,
  2   en medio de aquella huerta    tiene una fuente que mana,
     por un lao manaba el oro,    por otro la fina plata,
  4   la mujer que lo bebiese,    al punto se hace preñada.
     La hija del rey la bebió    por su dicha y su desgracia.
  6   Estando un día a la mesa    su padre la remiraba.
     --¿Qué me mira el rey mi padre,    qué me mira o qué me manda?
  8   --¡Qué te tengo `e mirar, (hija),    que la basquiña te se alza!
     --El sastre tuvo la culpa,    que la cortó mal cortada;
  10   por alante la `ejó chica,    por atrás la dejó larga.
     Pido licencia a mi padre    para subir a la sala.
  12   --Esa licencia, hija mía,    tú te la tienes tomada.--
     Al subir de la escalera    un fuerte dolor la daba,
  14   al medio de la escalera    la criatura lloraba.
     --Ven acá tú, pajecito,    ven acá tú, bien del alma,
  16   llévame esta criatura    en el embó de tu capa,
     llévasela a mi padre    en el palacio que se halla.
  18   --¿Qué es eso que llevas ahí,    en el embó de la capa?
     --Son unas almendras dulces,    para regalar la infanta.
  20   --¡Malhaya las almendras    y el árbol que las llevaba!

Nota: -13a: empalma con el segundo romance.

Go Back
0469+0138:2 Infanta preñada+Infanta parida (á-a)            (ficha nº: 208)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Vicente. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  038 hemist.  Música registrada.

     Un rey tenía una huerta    toda de árboles plantada,
  2   en medio de aquella huerta    tiene una fuente que mana,
     por un lao manaba el oro,    por otro la fina plata,
  4   la mujer que lo bebiese,    al punto se hace preñada.
     La hija del rey la bebió    por su dicha y su desgracia.
  6   Estando un día a la mesa    su padre la remiraba.
     --¿Qué me mira el rey mi padre,    qué me mira o qué me manda?
  8   --¡Qué te tengo `e mirar, (hija),    que la basquiña te se alza!
     --El sastre tuvo la culpa,    que la cortó mal cortada;
  10   por alante la `ejó chica,    por atrás la dejó larga.
     Pido licencia a mi padre    para subir a la sala.
  12   --Esa licencia, hija mía,    tú te la tienes tomada.--
     Al subir de la escalera    un fuerte dolor la daba,
  14   al medio de la escalera    la criatura lloraba.
     --Sube, conde de mi vida,    sube, conde de mi alma,
  16   recoge esta criatura    en el emboz de tu capa,
     llévasela a mi madre    al palacio donde estaba.
  18   Si te encuentras a mi padre,    dile que no llevas nada,
     llevas unas almendras dulces    para la hija de la infanta.

Nota: -13a: empalma con el segundo romance.

Go Back
0469+0138:3 Infanta preñada+Infanta parida (á-a)            (ficha nº: 209)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Benigna [de Frías]. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 55-56.  042 hemist.  Música registrada.

     El rey tenía una huerta    toda de álbores plantada,
  2   en medio de aquella huerta    hay una fuente que mana;
     en un lao manaba el oro,    en otro la fina plata,
  4   la mujer que bebiera este agua,    al punto queda preñada.
     La hija del rey lo bebió,    por su suerte u su desgracia,
  6   en cuanto que lo bebió,    al punto quedó preñada.
     Estaba una vez a la mesa,    su padre la remiraba.
  8   --¿Qué me mirará, mi padre,    qué me mirará a la cara?
     --¡Qué te tengo `e mirar, hija,    que la basquiña te se alza!
  10   --El sastre tuvo la culpa,    que la cortó mar cortada
     y alante la dejó corta    y de atrás la dejó larga.--
  12   Pidió licencia a su padre    para subir a la sala.
     --Esa licencia, hija mía,    tú te la tienes tomada.--
  14   Al subir una escalera    un dolorcito la daba,
     en el último escalón    la criatura lloraba.
  16   --Recoge esa criatura    en el ala de tu capa.
     Si te pregunta mi padre    qué llevas en la capa:
  18   "Llevo unas almendras dulces    para una mujer preñada".--
     [. . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .]
     --Dame una, dame dos.    --No, que las llevo contadas,
  20   y si una me faltare,    la vida llevo causada.--
     Estando en esta razón,    la criatura lloraba.
  22   --¡Malditas sean las almendras    y el árbol que las llevaba!

Variantes: 4a l. m. q. b. esa a.; 12a p. l. a sus padres.
Nota: -14a: empalma con el segundo romance. Véase el ms original.

Go Back
0469+0138:4 Infanta preñada+Infanta parida (á-a)            (ficha nº: 210)

Versión de Muñopedro (ay. Muñopedro, p.j. Segovia, ant. Santa María de Nieva, Segovia, España).   Recitada por Marina Rubio (60a). Recogida por Vanda Anastácio, Raquel Calvo, Beatriz Mariscal, Francisco Mendoza Díaz-Maroto y Javier Ormazábal, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.3-7.1/B-02). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 56.  042 hemist.  Música registrada.

     En el campo hay una flor    que está toda deshojada,
  2   la doncella que la pise    será la más desgraciada.
     La ha pisado doña Ugenia,    Santa Ugenia la pisara.
  4   Un día estando a la mesa    su padre la remiraba.
     --¿Qué te pasa, hija,    que tienes tan mala cara?
  6   --Tengo un dolor de cabeza    que me está partiendo el alma.--
     Han traído a tres doctores    a los mejores de España;
  8   el uno le mira el pulso,    el otro le mira la cara,
     y el más pequeño, que se llamaba don Ángel,    dice que está embarazada.
  10   Se ha metido en su habitación    donde cosía y bordaba
                                       y entre puntada y puntada
  12   salió el hijo más hermoso    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
     --Por Dios le pido, don Ángel,    por Dios que no diga nada
  14   que si lo sabe mi padre    la cabeza me cortara.--
     La ha cogido al niño,    le ha metido entre la capa,
  16   se ha encontrado con el rey,    l`ha dicho estas palabras:
     --¿Qué lleva usté allí, don Ángel,    en la capa arrebujada?
  18   --Llevo rosas y claveles    cortadas de esta mañana.
     --Si son rosas y claveles    déme la más encarnada.
  20   --La más encarnada no,    que está toda deshojada.--
     L`ha cortado una orejita,    l`ha puesto a una ventana
  22   con un letrero que dice:    "Ugenia la desgraciada".

Variantes: 3a Ha pasao la infanta Ugenia; 7a Llamaron a t. d.; 9a el m. p., que es d. A.; 12a nació e. h. m. h.; 13b p. D., no diga usted n.; 21a L. h. c. u. orejilla.
Nota: -10a: empalma con el segundo romance.

Go Back
0078:1 El prisionero (ó-e)            (ficha nº: 212)

Versión de Vegas de Matute (ay. Vegas de Matute, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/08/1912 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 63.  010 hemist.  Música registrada.

     Mes de mayo, mes de mayo,    cuando las grandes calores,
  2   cuando los centenos ciernen    y los campos crían flores,
     cuando los enamorados    regalan a sus amores;
  4   unos con dulces naranjas,    otros con agrios limones,
     otros con grandes dineros,    aquellos son los mejores.

Go Back
0078:2 El prisionero (ó-e)            (ficha nº: 213)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por María Albertos y Apolonia y José Vázquez. Recogida por María Goyri, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 61.  010 hemist.  Música registrada.

     Mes de mayo, mes de mayo,    cuando las fuertes calores,
  2   cuando granan las cebadas    y los trigos echan flores,
     cuando los enamorados    van en busca sus amores;
  4   unos rondan con naranjas,    otros con ramos y flores,
     otros con medias y ligas    y otros con agrios limones.
     Ya ha venido mayo,    bienvenido sea,
     que con sus venidas    las flores se alegran,
     porque los galanes    cumplan con doncellas.
     Ya ha venido mayo    por esas cañadas,
     floreciendo trigo,    vertiendo cebadas.

Nota: los vv 4-5 los añade Apolonia. José Vázquez sólo sabía los dos primeros versos, que "los cantan sueltos como cantar".

Go Back
0078:3 El prisionero (ó-e)            (ficha nº: 214)

Versión de Fresno de la Fuente (ay. Fresno de la Fuente, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 61.  004 hemist.  Música registrada.

     Cuando mayo fue por mayo,    cuando los fuertes calores,
  2   cuando los trigos encañan,    los árboles echan flores.
     Rosita encarnada,    por venirte a ver,
     la noche pasada,    me quisieron prender.

Go Back
0078:4 El prisionero (ó-e)            (ficha nº: 215)

Versión de Laguna de Contreras (ay. Laguna de Contreras, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Gregoria Pérez (65a). Recogida por Olimpia Martínez, José Ramón Prieto, Sandra Robertson y Flor Salazar, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 3.3-7.1/B-06). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 62.  006 hemist.  Música registrada.

     Mes de mayo, mes de mayo,    cuando las grandes calores,
  2   cuando las dulces naranjas,    cuando los agrios limones,
     cuando los enamorados    eran en servir amores.
     Aquel pajarito, madre,    que a la fuente va a beber.
     Por no mojarse las alas,    se vino muerto de sed.

Go Back
0078:5 El prisionero (ó-e)            (ficha nº: 216)

Versión de Chañe (ay. Chañe, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por una señora. Recogida por J. Antonio Cid, Jon Juaristi, Blanca Urgell y Teresa Yagüe, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.3-7.1/B-03). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 63.  010 hemist.  Música registrada.

     Mes de mayo, mes de mayo    cuando los ricos calores,
  2   cuando los ríos se secan,    cuando los arroyos corren,
     cuando los enamorados    vienen en busca de amores.
  4   Unos con rosas y palmas,    otros con rosas y flores,
     otros con ramos de azahar    todos en busca de amores.

Variante: 3b andan en b. d. a.

Go Back
0078:6 El prisionero (ó-e)            (ficha nº: 217)

Versión de Sigueruelo (ay. Santo Tomé del Puerto, ant. Sigueruelo, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Petra Herrero (85a) y Paca Moreno (56a). Recogida por Diego Catalán, Ángel Delgado, Renata Kugaczewska, Sofía Marzec y Jounes Tribak, 16/08/1978 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 78; cinta: Cinta.16-8.II/A-02). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 62.  020 hemist.  Música registrada.

     Mes de mayo, mes de mayo,    el de las regias calores,
  2   cuando las cebadas granan    y los trigos echan flores,
     cuando los enamorados    se enraman en sus amores;
  4   unos con naranjas verdes    y otros con agrios limones,
     otros con palabras dulces    que alegran los corazones.
  6   Y yo que estoy aquí sola,    metida en estas prisiones,
     sin saber cuándo es de día,    sin saber cuándo es de noche,
  8   na más por los pajarillos    que cantan en los arboles.
     Uno es la pinta parda    y el otro es el ruiseñor
  10   y el otro es la tortolilla,    de las aves la mejor

Go Back
0113:1 Señas del esposo (é)            (ficha nº: 218)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por José Vázquez (hermano de "La Lechuga"). Recogida por María Goyri y Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1905 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 180-181.  030 hemist.  Música registrada.

     --Soldadito, soldadito    que de la guerra venís,
  2   ¿habéis visto a mi marido    en la guerra alguna vez?
     --No, señora, no le he visto,    déme usté una seña de él.
  4   --Mi marido es fuente y blanco,    fontiblanco, aragonés.
     --Por las señas que usted dice    su marido muerto es,
  6   en el testamento deja    que me case con usted.
     --No lo quiera Dios del cielo,    ni su madre Santa Inés,
  8   que denguno de mi casta    se case más de una vez.
     De las tres hijas que tengo    las dos acomodaré;
  10   la una con doña Clara,    la otra con doña Inés
     y la más pequeña de ellas    con ella me quedaré,
  12   pa que me barra y me friegue    y me guise de comer,
     y me lleve de la mano    a casa del coronel,
  14   y me dé un vasito de agua    que vengo muerta de sed,
     y me dé vuelta al palacio    sin que lo sepa el inglés.--

Nota: vv 13 y 14 los dice una chica.

Go Back
0113:2 Señas del esposo (é)            (ficha nº: 219)

Versión de Riaza (ay. Riaza, p.j. Sepúlveda, ant. Riaza, Segovia, España).   Recitada por Francisca Vázquez, alias "La Lechuga". Recogida por María Goyri y Ramón Menéndez Pidal, 00/00/1905 (fecha deducida) (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 180.  026 hemist.  Música registrada.

     --Soldadito, soldadito    que de la guerra venís,
  2   ¿habéis visto a mi marido    en la guerra alguna vez?
     --No, señora, no le he visto,    déme usté una seña de él.
  4   --Mi marido es gentil hombre,    gente noble, aragonés,
     un caballo frontiblanco    que se le ganó al inglés;
  6   zapato y media de seda,    calzón lo mismo lo es.
     --Con las señas que usted dice    su marido muerto es,
  8   en el testamento deja    que me case con usted.
     --No lo quiera Dios del cielo    ni su madre Santa Inés.
  10   De las tres hijas que tengo    las dos acomodaré;
     la más pequeña de ella[s]    con ella me quedaré,
  12   pa que me barra y me friegue    y me guise de comer
     Y me dé muerte en palacio    sin que lo sepa el inglés.--

Go Back
0113:3 Señas del esposo (í-o)            (ficha nº: 220)

Versión de Matabuena (ay. Matabuena, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por María Álvaro. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/09/1904 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 177.  018 hemist.  Música registrada.

     . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . .
     Yo tenía cien gallinas,    todas con sus polletillos;
  2   yo tenía una vacada    y en ellas un buen torillo;
     yo tenía una yeguada    y en ellas un buen rocino;
  4   yo tenía tres molinos    que ahí bajo están en el río,
     el uno muele canela    y el otro granos de trigo
  6   y el otro granillos de oro    que del mar habían venido.
     También tenía tres hijas,    la una casar contigo.
  8   --Yo no quiero tus molinos,    ni tampoco tus tres hijas,
     lo que quiero es tu sangre    pa juntarla con el mío.

Go Back
0113:4 Señas del esposo (é)            (ficha nº: 221)

Versión de Aldealengua [de Pedraza] (ay. Aldealengua de Pedraza, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Josefa Nogales (50a) y Justa, hija de Josefa. Recogida en Alameda, Madrid por Ramón Menéndez Pidal, 14/09/1904 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 179-180.  044 hemist.  Música registrada.

     Vi venir un caballero    por el alto de la sierra,
  2   atrevíme y le pregunté    si venía de la guerra.
     --De la guerra vengo, señora,    ¿qué es lo que usted tiene en ella?
  4   --Tengo a mi marido,    que es cosa que más sintiera.
     --¿Qué señas tié su marido,    que le quiero conocer?
  6   --Gasta camisa laondilla    y pañuelo a lo francés,
     y a la punta de la espada    un ramito de laurel,
  8   y en el carrillo derecho    un lunar ha de tener.
     --Las señas del caballero    días ha que muerto es;
  10   yo me he encontrado en su entierro    y en sus honras también,
     y en el testamento deja    que me case con usted.
  12   --¡No lo quedrá Dios del cielo,    ni la Virgen doña Inés,
     que una mujer por herencia    se case segunda vez!
  14   Si a los siete años no viniese,    monja me pienso meter.
     --Y tus hijas, Catalina,    ¿dónde las vas a poner?
  16   --La una con doña Juana,    la otra con doña Inés,
     la más pequeña de todas    consigo la llevaré,
  18   pa que me barra y me friegue    y me guise de comer.
     --La seda con que labraban    yo la solía traer.
  20   --Las señas del caballero,    su padre debe de ser.
     --Su padre soy, Catalina,    y tú eres mi mujer
  22   y si mucho te he querido    más te tengo de querer.--

Variantes: 6b pantalón a l. f.; 10a y. m. h. e. en su intierro; 14 omitido; 19 añadido en segunda recitación; 22a y s. m. t. quería.
Nota: Ambas recitadoras son vecinas de Alameda (Madrid).

Go Back
0113:5 Señas del esposo (é)            (ficha nº: 222)

Versión de Villaseca (ay. Sepúlveda, ant. Villaseca, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Julia Antona San. Recogida por Ramón Menéndez Pidal, (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  016 hemist.  Música registrada.

     . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . .
     A la punta de la lancha    un pañuelo yo bordé
  2   que le bordé siendo niña,    siendo niña le bordé.
     Siete años le esperaba    y otros siete esperaré
  4   y si a los siete no viene    monjita me quedaré.
     Con tres hijitas que tengo,    ¿dónde las colocaré?
  6   La una en casa de doña Juana,    otra en casa doña Inés
     y la más repequeñita    con ella me quedaré,
  8   para que me friegue y barra    y me haga de comer.

Nota: Lo aprendió de su abuela Elena Bravo.

Go Back
0113:6 Señas del esposo (é-a)            (ficha nº: 223)

Versión de Vegas de Matute (ay. Vegas de Matute, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Gorgonia Antón (63a). Recogida por Ramón Menéndez Pidal, 00/08/1912 (Archivo: AMP; Colec.: María Goyri-Ramón Menéndez Pidal). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 177.  021 hemist.  Música registrada.

     Estando yo en la ventana    hilando y tejiendo seda,
  2   vi venir un caballero    que venía de la guerra.
     Yo me bajé a preguntarle    si venía de la guerra,
  4   y me dijo: --Sí, señora,    pues yo vengo de la guerra.
     --Habra` visto usté a mi marido;
  6   tenía un caballo blanco,    la silla bordada y negra.
     --Pues su marido, señora,    muerto se quedó en la guerra.--
  8   Yo me voy en casa mi madre    y mi madre era mi suegra,
     y dos hijas que tenía    a la escuela las pusiera;
  10   cada puntada que daban:    "Mi padre en el cielo era".
     Estando en casa `e mi madre    caballero a puerta llega.

Nota del colector: "lo aprendió de una gallega".

Go Back
0113:7 Señas del esposo (é-a)            (ficha nº: 224)

Versión de Anaya (ay. Anaya, p.j. Segovia, ant. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Filomena Alonso (67a). Recogida por Pilar Aragón, Raquel Calvo, Mª Teresa Cillanueva y Dolores Sanz, 06/04/1983 (Archivo: ASOR; Colec.: Anexo SEGOVIA 83; cinta: Seg.6-4.1/A-10). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 178.  024 hemist.  Música registrada.

     Estando yo sentadita    a un ladito de mi puerta
  2   pasó por allí un soldado    que venía de la guerra.
     Me atreví y le pregunté    si venía de la guerra.
  4   --Sí, señora, de allí vengo,    ¿qué se le ha perdido en ella?
     --No tengo padre ni madre,    nadie que de mí se acuerda,
  6   sólo tengo a mi marido,    siete años lleva en la guerra.
     --Si me da las señas de él    yo también le conociera.
  8   --El es alto y colorado,    tiene cara de doncella.
     --Si se viene usted conmigo    yo le acompañe a mi tierra,
  10   --Váyase solo el soldado,    váyase para su tierra,
     mujer de tan buen marido    no ha de ser de esa manera.--
  12   Al otro día siguiente    se dirigen a la iglesia
     las hijas iban delante,    los hijos llevan candela.

Notas: Era una canció de corro, y la aprendió de una señora de Ochando, la señora María, la del señor Higinio.

Go Back
0113:8 Señas del esposo (é-a+í-o)            (ficha nº: 225)

Versión de Laguna de Contreras (ay. Laguna de Contreras, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por María Arranz (61a). Recogida por Olimpia Martínez, José Ramón Prieto, Sandra Robertson y Flor Salazar, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 3.3-7.2/A-05). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 175.  034 hemist.  Música registrada.

     Estando yo en mi portal    bordando paños de iglesia,
  2   vi bajar a un caballero    por lo alto de la sierra.
     Al punto le pregunté    si venía de la guerra.
  4   --Sí, señora, de allí vengo,    ¿quién tiene usted ahí en ella?
     --Pues tengo a mi maridito,    siete años lleva en pelea;
  6   no me ha escrito ni una carta,    ni tan siquiera una letra.
     --¿Qué daría usted, doña Ana,    por ver a suyo marido?
  8   --Daría mis tres hazañas    que tengo en aquel castillo;
     la una para el planchado,    la otra para el vestido,
  10   y la mayorcita de ellas    pa que se case contigo.
     --Eso es poco, doña Ana,    por ver a suyo marido.
  12   Lo que quiero, Doña Ana,    es su cuerpo pulido.
     --Váyase a la mierda el hombre,    mal criado y peor nacido,
  14   que pa darle yo mi cuerpo,    yo esperaré a mi marido.
     --Alto, alto, doña Albora,    que soy el suyo marido.--
  16   Allí fueron los abrazos,    y allí fueron los suspiros,
     y se agarraron de la mano,    para el castillo se han ido.

Go Back
0113:9 Señas del esposo (é)            (ficha nº: 226)

Versión de Melque (ay. Melque, p.j. Segovia, ant. Santa María de Nieva, Segovia, España).   Recitada por Fuencisla Arévalo Sastre (57a). Recogida en Etreros por Vanda Anastácio, Raquel Calvo, Beatriz Mariscal, Francisco Mendoza Díaz-Maroto y Javier Ormazábal, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.3-7.1/A-17). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  018 hemist.  Música registrada.

     --¿Soldadito, soldadito,    de dónde ha venido usted?
  2   --Señorita, de la guerra,    ¿qué se le ha ofrecido a usted?
     --Que si ha visto a mi marido    en la guerra alguna vez.
  4   --Señorita, no le he visto    ni sé las señas de él.
     --Mi marido es alto, rubio,    alto, rubio, aragonés.
  6   --Por las señas que usté ha dado    su marido muerto es
     y en el hospital, herido,    allí le han llegado a ver.
  8   --Siete años esperando    y otros siete esperaré,
     si a los catorce no viene    monjita me meteré.

Go Back
0113:10 Señas del esposo (é-a)            (ficha nº: 227)

Versión de Tejares (ay. Fuentesoto, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Felisa Andrés (69a). Recogida por Vanda Anastácio, José Antonio Blanco, Mª Teresa Cillanueva y Pere Ferré, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.10-7.1/A-03). Publicada en TRC-Segovia 1993, pp. 175-176.  038 hemist.  Música registrada.

     Estando yo bordando    un paño de iglesia
  2   vi bajar a un caballero    por los altos de la sierra.
     Tuve arrestos pa decirle    que si viene de la guerra.
  4   --Sí, señora, de allí vengo,    ¿pues qué tiene usted en ella?
     --Pues tengo `llá a mi marido,    siete años lleva en pelea.
  6   --¿Qué señas tié su marido?,    por ver si le he visto en ella.
     --Tenía caballo blanco,    la silla dorada y nueva,
  8   los ojos de gentil humbre,    la cara como una estrella.
     --Sí, señora, sí le he visto,    y ha sido muerto en pelea.
  10   Se case usted conmigo,    no le faltará riquezas.
     --Ni por todos sus dineros,    ni por todas sus haciendas,
  12   que si mi marido es muerto    yo me iré para la iglesia
     y un hijo que me ha quedado    le mandaré pa la escuela;
  14   y el primer renglón que escriba    nombre de cadete ponga.--
     Al otro día siguiente    llamó el marido a la puerta.
  16   --Bienvenido sea a mi casa,    bienvenido sea a mi puerta
     pues me dijo un caballero    que habías muerto en pelea.
  18   Y el caballero de ayer    ojalá muera en pelea.
     --No digas eso, mujer,    que el caballero yo era.

Go Back
0113:11 Señas del esposo (é-a)            (ficha nº: 228)

Versión de Anaya (ay. Anaya, p.j. Segovia, ant. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Ventura Antón (67a). Recogida por Pilar Aragón, Raquel Calvo, Mª Teresa Cillanueva y Dolores Sanz, 06/04/1983 (Archivo: ASOR; Colec.: Anexo SEGOVIA 83; cinta: Seg.6-4.1/A-08). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  026 hemist.  Música registrada.

     Estando yo sentadita    a un ladito de mi puerta
  2   pasó por allí un soldado    que venía de la guerra.
     --¿Ha visto usté a mi marido    en la guerra alguna vez?
  4   --. . . . . . . . . . . . . . . . . . .    si me da las señas de él.
     --Él es alto y buen mozo,    tiene cara de doncella.
  6   --Yo le acompañé al entierro,    yo le llevé la candela.
     --¡Quién me calzará el oro!,    ¡quién me vestirá la seda!
  8   --Si se viene usted conmigo    yo la llevaré a mi tierra,
     yo la vestiré el oro,    yo la calzaré la seda.
    
(Ella dice algo de que seguirá esperando)
  10   Y al otro día siguiente    se dirigen pa la iglesia,
     los hijos iban delante,    las hijas llevan candela
  12   y a la mitad del camino    con su marido se encuentra.
    
(Le dice:)
     --Ayer me dijo un soldado    que habías muerto en la guerra.--
  14   . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    por eso te quiero, prenda.

Go Back
0113:12 Señas del esposo (é-a)            (ficha nº: 229)

Versión de Aldeasoña (ay. Aldeasoña, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Pilar Carbonero (62a). Recogida por Pilar Aragón, Koldo Biguri, Pere Ferré y Victoria Raboso, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 2.3-7.2/A-10). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 176.  036 hemist.  Música registrada.

     Estando yo en mi portal    haciendo paños de iglesia,
  2   vi pasar un caballero    por el alto de la sierra.
     Me atreví y preguntéle    si venía de la guerra.
  4   --Sí, señora, de allí vengo,    ¿tiene usted alguien allí en ella?
     --Allí tengo a mi marido,    siete años lleva en pelea
  6   sin escribirme una carta,    ni tan siquiera una letra.
     --Si usted se quié casar conmigo    no la faltarán riquezas.
  8   --Ni por todos sus dineros,    ni por todas sus riquezas,
     que si mi marido es muerto    yo me iré ca hacia la iglesia;
  10   yo me recubriré de luto    desde los pies a la cabeza.
     Tres hijos que me ha dejado    yo les llevaré a la escuela,
  12   la primer letra que escriban    nombre de padre fuera.--
     Al oir estas palabras    llamó el marido a la puerta.
  14   --Bienvenido, mi marido,    bienvenido de la guerra,
     que ayer tarde me dijeron    que eras ya muerto en pelea.
  16   Quiera Dios que el que lo dijo    y en malas lanzadas muera.
     --No digas eso, mujer,    no digas eso, mi bella,
  18   el caballero de ayer,    el caballero yo era.

Go Back
0113:13 Señas del esposo (é)            (ficha nº: 230)

Versión de Santa Marta del Cerro (ay. Santa Marta del Cerro, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Mercedes García (43a) y Eugenia García (78a). Recogida por Koldo Biguri, Olimpia Martínez, Sandra Robertson y Ana Valenciano, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 3.4-7.1/B-06, 09 y 12). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  024 hemist.  Música registrada.

     --Soldadito, soldadito,    ¿de dónde ha venido usted?
  2   --He venido de la guerra,    de la guerra mariné.
     --¿Qué si ha visto a mi marido    en la guerra mariné?
  4   --No, señora, no le he visto,    ni sé las señas de él.
     --Mi marido es alto, rubio,    alto, rubio, aragonés;
  6   lleva un pañuelo bordado    y otro que le bordaré.
     --Sí, señora, sí le he visto,    su marido muerto es,
  8   su marido ha muerto ya    en la guerra mariné.
     --Tres hijitas me ha dejado,    ¿dónde las colocaré?
  10   La una en ca doña Juana,    la otra en ca doña Inés
     y la más rechiquitita,    con ella me quedaré
  12   pa que me peine y me lave    y me sirva de comer.

Variantes: 7 Por las señas que usted da / marido ha muerto ya; 12b y que me saque a pasear (Eugenia).
Notas: El verso 7b es sugerido por la encuestadora (cinta B-06). Eugenia es la madre de Mercedes.

Go Back
0113:14 Señas del esposo (é)            (ficha nº: 231)

Versión de Marugán (ay. Marugán, p.j. Segovia, ant. Santa María de Nieva, Segovia, España).   Recitada por Sinforiana Caro Peréz (63a). Recogida por Suzanne Petersen, Sandra Robertson, y Ana Valenciano, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.2-7.1/A-03). Publicada en TRC-Segovia 1993, p. 183.  028 hemist.  Música registrada.

     Soldadito, soldadito,    ¿de dónde ha venido usted?
  2   --De la guerra, señorita,    ¿qué se le ha ofrecido a usted?
     --Si ha visto usté a mi marido    en la guerra alguna vez.
  4   --Puede ser que le haya visto,    déme usted las señas de él.
     --Mi marido es un buen mozo,    alto, rubio, aragonés,
  6   y en la punta de la lanza    lleva un pañuelo bordés;
     se lo bordé siendo niña,    siendo niña lo bordé,
  8   uno que le estoy bordando    y otro que le bordaré.
     --Por las señas que usté ha dado    su marido muerto es,
  10   ayer tarde le llevaban    en casa de un genovés.
     Las campanas que tocaron    por mi mano las toqué,
  12   y en el testamento dicen    que me case con usted.
     --Siete años he esperado    y otros siete esperaré,
  14   si a los catorce no viene    contigo me casaré.

Variantes: 14b monjita me he de meter.

Go Back
0113:15 Señas del esposo (é)            (ficha nº: 232)

Versión de San Miguel de Bernúy (ay. San Miguel de Bernúy, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Carmen Peña (50a). Recogida por Ana Beltrán, Raquel Calvo, J. Antonio Cid y Olimpia Martínez, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.10-7.2/B-07). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  028 hemist.  Música registrada.

     --Soldadito, soldadito,    ¿de dónde ha venido usted?
  2   --He venido de la guerra,    ¿qué se la ha ofrecido a usted?
     --Que si ha visto a mi marido    en la guerra alguna vez.
  4   --Sí, señora, le habré visto,    déme usted las señas de él.
     --Mi marido es un gran mozo,    alto, rubio, aragonés,
  6   y en la punta de la lanza    lleva un pañuelo bordé;
     se le bordé siendo niña,    siendo niña le bordé,
  8   y otro que le estoy bordando    y otro que le bordaré.
     --Por las señas que usté ha dado    su marido muerto es,
  10   fue llevado a Zaragoza    en casa de un genovés.
     --Siete años le he esperado    y siete le esperaré,
  12   si a los catorce no viene    monjita me meteré.
     --Calla, calla, Isabelita,    calla, calla, Isabel,
  14   que yo soy tu propio esposo    y tú mi propia mujer.

Go Back
0113:16 Señas del esposo (é)            (ficha nº: 233)

Versión de Navafría (ay. Navafría, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Aurora Torres Cervel (88a) y Aurora Cervel Torres (50a). Recogida por Koldo Biguri, Beatriz Mariscal, José Ramón Prieto, Mª José Querejeta y Teresa Yagüe, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.7-7.1/A-07). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  022 hemist.  Música registrada.

     --Soldadito, soldadito,    ¿de dónde ha venido usted?
  2   --De la guerra, señorita,    ¿qué se le ha ofrecido a usted?
     [. . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .]
     --Mi marido es un buen mozo,    alto, rubio, aragonés,
  4   que en la punta de la lanza    lleva un pañuelo bordés;
     se lo bordé siendo niña,    siendo niña lo bordé,
  6   otro que le estoy bordando    y otro que le bordaré.
     Si a los siete años no viene    monjita me meteré
  8   y a las tres hijas que tengo,    ¿dónde las colocaré?
     Una en casa doña Juana    y otra en casa doña Inés,
  10   y la más pequeñita    con ella me quedaré,
     para que me limpie y barra    y me guise de comer.--

Go Back
0113:17 Señas del esposo (é)            (ficha nº: 234)

Versión de Aldealengua [de Pedraza] (ay. Aldealengua de Pedraza, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Elisa Escribano (53a). Recogida por Koldo Biguri, Beatriz Mariscal, José Ramón Prieto, Mª José Querejeta y Teresa Yagüe, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 5.7-7.1/A-24). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  028 hemist.  Música registrada.

     --¿Soldadito, soldadito,    de dónde ha venido usted?
  2   --De la guerra, señorita,    ¿qué se le ha ofrecido a usted?
     --Que si ha visto a mi marido    en la guerra alguna vez.
  4   --No, señora, no lo he visto,    ni sé las señas de él.
     --Mi marido es alto, rubio,    alto, rubio, aragonés
  6   y en la punta de la lanza    lleva un pañuelo bordés;
     que lo bordé siendo niña,    siendo niña lo bordé,
  8   y otro que le estoy bordando    y otro que le bordaré.
     Tres años he esperado    y otros tres esperaré,
  10   si a los siete no viene    monjita me meteré.
     Las tres hijas que tengo,    ¿dónde yo las colocaré?
  12   Una en casa doña Juana,    otra en casa doña Inés
     y la más pequeñinita    con ella me quedaré,
  14   pa que me lave y me friegue    y me haga de comer.

Go Back
0113:18 Señas del esposo (é)            (ficha nº: 235)

Versión de Zarzuela del Monte (ay. Zarzuela del Monte, p.j. Segovia, Segovia, España).   Recitada por Andrés Herranz Alonso (73a). Recogida por Raquel Calvo, Javier Ormazábal, Dolores Sanz, Blanca Urgell y Ana Valenciano, 07/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.7-7.2/A-15 y B-16). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  020 hemist.  Música registrada.

     --Soldadito, soldadito,    ¿de dónde ha venido usted?
  2   --De la guerra, señorita,    ¿qué se la ha ofrecido a usted?
     --¿Ha visto usted a mi marido    en la guerra alguna vez?
  4   --No señora, no le he visto,    déme usted las señas de él.
     --Mi marido es alto, rubio,    alto, rubio, aragonés,
  6   en la punta de la lanza    lleva un pañuelo bordés
     que le bordé cuando niña,    cuando niña le bordé.
  8   --Por las señas que usté ha dado    su marido muerto es,
     a Valencia le han llevado    en casa de un genovés.
     [. . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .]
  10   Yo soy tu querido esposo,    tú, mi querida mujer.

Variantes: (10a) Tú eres mi querida esposa

Go Back
0113:19 Señas del esposo (é)            (ficha nº: 236)

Versión de Gomezserracín (ay. Gomezserracín, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por Dionisia Sanz (50a). Recogida por Gabriel Fraile, Dolores Sanz, Maximiano Trapero y Blanca Urgell, 10/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 1.10-7.2/A-05). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  028 hemist.  Música registrada.

     --Soldadito, soldadito,    ¿de dónde ha venido usted?
  2   --De la guerra, señorita,    ¿que se la ha ofrecido a usted?
     --¿Ha visto usted a mi marido    en la guerra alguna vez?
  4   --No, señora, no le he visto    ni sé las señas de él.
     --Mi marido es alto, rubio,    alto, rubio, aragonés,
  6   y en la punta de la lancha    lleva un pañuelo bordé;
     se le bordé cuando niña,    cuando niña le bordé,
  8   uno que le estoy bordando    y otro que le bordaré.
     --Por las señas que uste ha dado    su marido muerto es,
  10   le han llevado en casa el conde,    y en casa del corenel.
     --Siete años esperando,    y otros siete esperaré,
  12   si a los siete no ha venido,    monjita me meteré.
     --Calla, calla, Isabelita,    calla, calla, Isabel,
  14   yo soy tu querido esposo,    tú mi mujer, Isabel.

Go Back
0113:20 Señas del esposo (é)            (ficha nº: 237)

Versión de Santa Marta del Cerro (ay. Santa Marta del Cerro, p.j. Sepúlveda, Segovia, España).   Recitada por Mercedes García (55a) y otra señora. Recogida por Koldo Biguri, Olimpia Martínez, Sandra Robertson y Ana Valenciano, 04/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 3.4-7.2/A-12). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  026 hemist.  Música registrada.

     --Soldadito, soldadito,    ¿de dónde ha venido usted?
  2   --De la guerra, señorita,    ¿qué se le ha ofrecido a usted?
     --Que si ha visto a mi marido    en la guerra alguna vez.
  4   --No señora, no le he visto    ni sé las señas de él.
     --Mi marido es alto, rubio,    alto, rubio, aragonés,
  6   a la punta de la lanza    lleva un pañuelo bordés;
     se lo bordé siendo niña,    siendo niña le bordé,
  8   y otro que le estoy bordando    y otro que le bordaré.
     Tres hijitas me han quedado,    ¿dónde las colocaré?
  10   La una en casa doña Juana,    la otra en casa doña Inés
     y con la más pequeñita,    con ella me quedaré,
  12   para que me lave y me friege    y me sirva de comer
     y me saque de paseo    hasta el palacio del rey.
     . . . . . . . . . . . . . . . . . . .    . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Go Back
0113:21 Señas del esposo (é)            (ficha nº: 238)

Versión de Chañe (ay. Chañe, p.j. Cuéllar, Segovia, España).   Recitada por unas vecinas. Recogida por J. Antonio Cid, Jon Juaristi, Blanca Urgell y Teresa Yagüe, 03/07/1982 (Archivo: ASOR; Colec.: Encuesta SEGOVIA 82; cinta: 4.3-7.1/B-05). Publicada en Petersen-Web 2000, Texto. Reeditada en Petersen-Web 2000-2007, Texto.  026 hemist.  Música registrada.

     --Soldadito, soldadito,    ¿de dónde ha venido usted?
  2   --De la guerra, señorita,    ¿qué se la ha ofrecido a usted?
     --¿Ha visto usted a mi marido    en la guerra alguna vez?
  4   No, señora, no le he visto    ni sé de qué señas es.
     --Mi marido es alto, rubio,    alto, rubio, aragonés
  6   y en la copa del sombrero    lleva escrito que es marqués.
     --Por las señas que usté ha dado